Propuestas para alcanzar el éxito

Propuestas-para-alcanzar-el-éxito Propuestas para alcanzar el éxito

He buscado propuestas para alcanzar el éxito, los primeros seis meses de este año, con una serie de cambios y búsquedas.

Así, he realizado dos guías increíbles para los miembros del boletín de potencialideres.com, que te ayudarán a comenzar tu negocio online.

También, hacer realidad tu posicionamiento como negocio o marca personal online. Si has comenzado ya, significa que pronto te presentaré a emprendedores, profesionales y empresarios.

Tienes que seguir cada punto para lograr lo que quieres, yo te doy las herramientas. Aunque, todo depende de ti y de tus ganas de trabajar por lo que quieres.

Por ejemplo, muchas personas reciben las guías + vídeo cursos, con algunas instrucciones básicas a seguir. Te cuento que solo el 3% se interesa en trabajar en ello verdaderamente.

Haz clic aquí para recibir estas guías.

Yo busco que ese 3% de personas interesadas y decididas tengan el mejor material en sus manos. Ahora es de forma gratuita, en el futuro no lo será. Por eso, quien lo aprovecha ahora, ya es un ganador porque sabe lo que quiere y no deja pasar oportunidades.

También, he creado clases gratuitas en un canal de YouTube llamado Potencia Líderes. Si quieres aprender más, saber sobre algunas materias específicas de los negocios.

Entonces, suscríbete y aprovecha todo el material en español.

Propuestas para alcanzar el éxito que hice para ti

La semana pasada recibí la noticia de que el podcast Laura Carvajal Potencia Líderes, fue aceptado por Apple para iTunes.

El mismo podcast lo puedes encontrar en iVoox para tu androide.

Este podcast lo cree con la finalidad de que los emprendedores, empresarios y profesionales, tengan canales de motivación.

Y, además, toquen temas de liderazgo, equipos de trabajo de alto rendimiento, empoderar y emprender. Pues todos alguna vez, nos hemos sentido bajos de energía o sin motivación.

No importa las circunstancias de la vida que estamos viviendo, a todos nos puedes suceder. Un día podemos estar con la energía baja y un poco de malas pulgas. La idea es que escuches estos audios y te actives otra vez.

Como experiencia propia, a mí me paso. Gracias a mi decisión de educar mi mente y mis hábitos, escuchaba podcasts. Leía y leo libros de autores que me permiten cambiar mi mente y actitud.

Solo que muchos de los autores y podcast están en inglés, lo que resta ventaja a quienes no entienden este idioma.

Así que me decidí a crear algo parecido en español y con mi propio sello.

Hice una cuenta en Instagram, para aquellos que les gustan las imágenes y leer frases inspiradoras. De esas que puedes ver por la mañana y ponerte en modo A-C-C-I-Ó-N.

También, pensando en la importancia de ayudarnos mutuamente, porque yo aprendo mucho de ustedes. Hice un grupo en Facebook que se armoniza con la página de Potencia Líderes.

El grupo es cerrado, se llama Club del Emprendedor Online. Hecho para todas aquellas personas que quieren emprender un negocio en internet. O que ya tienen un negocio, pero quieren lanzarse a internet para que les conozcan.

En Twitter, me gusta compartir artículos interesantes que tu coloques en internet. Así puedo dar a conocer tu trabajo o negocio con mis colegas. Y es una forma de atraer nuevos o futuros clientes para que conozcan lo que tú haces.

Y como ya lo sabes en mi página web Laura Carvajal Potencia Líderes, encontrarás artículos de interés. Estos artículos hablan de liderazgo, motivación, emprendimiento, empoderar y crear equipos de trabajo de alto rendimiento.

Todo diseñado para que tú puedas aplicarlo en tu proyecto o negocio. Como ya te dicho antes, yo te doy el material. A ti, te toca aplicarlo y organizarlo para tu categoría de negocio o emprendimiento.

Yo te deseo todo el éxito que tu acción y trabajo te compensen.

“Nadie que este entusiasmado con su trabajo puede temer nada de la vida”

Samuel Goldwyn

 

Cómo tener éxito

 

Cómo tener éxito

Cómo tener éxito, esta es la pregunta más sencilla y que todos nos preguntamos alguna vez, en cualquier ámbito de nuestra vida. En la escuela, en la universidad, en la búsqueda de empleo, en el trabajo, en el proyecto que queremos empezar, en nuestro negocio, en las relaciones de pareja, con los hijos. Es como una de esas preguntas existenciales.

Solo que la cosa se pone difícil cuando vamos en busca de la respuesta en nuestra cabeza o sencillamente, quizás por desconocimiento e incluso dependiendo de la edad en la que te surja la interrogante.

Inmediatamente, la sueltes por esa boquita tuya, que tener éxito se logra cuando tienes mucho dinero, bienes, empresas y lujos.

La mala noticia es, el dinero no te da la felicidad ni el éxito. La buena noticia es, te ayuda hacer tu vida más agradable.

135433_2796e6c57aaa4ec28415a22bd2bff39b~mv2 Cómo tener éxito

El éxito se da en tu vida dependiendo de qué quieres hacer.

Solo debes considerar lo que te motiva a crear, bien sea un producto o servicio. Pero que “eso” ayude a cubrir las necesidades de alguien.

Entre los ejemplos más simples, tenemos, los médicos. Ellos prestan un servicio, cubren la necesidad de una población específica. Un contador, brinda un servicio que sirve a un grupo específico de personas o empresas.

Si yo hablo de Apple, ellos tienen productos y servicios que suplen las necesidades en un grupo determinado de personas.

Todos estos organismos tienen algo en común. Son exitosos en lo que hacen, les gusta y ayudan a otras personas. (Siempre que aman lo que hacen son los mejores).

Esto es solo una parte de cómo hacer para tener éxito. Las ideas o los sueños, siempre serán parte de tu imaginación si no los llevas a los hechos concretos.

Es tan fácil, hablar de las cosas que piensas o imaginas, lo duro es comenzar a trabajar en ello. Piensa en la escuela o la etapa universitaria, cualquiera de las dos donde hayas estado.

Llegar a obtener el diploma, no fue tarea fácil. Sin embargo, lo lograste.

Recuerdas que te pasaste 5 o 6 años de tu vida, en períodos llamados año escolar. Donde tenías que ir cada día a un lugar, escuchar clases fastidiosas, tediosas y muchas veces nada motivadoras.

Para luego ir a tu casa y estudiar para el examen que demostraría que estuviste allí prestando atención. O sencillamente, que aprendiste a memorizar para luego repetir en una hoja.

Cada materia te exigía una tarea diaria. Cada examen de revisión, era un objetivo y sacar el año, el semestre o pasar de grado era tu meta de ese momento.

Pero la gran meta ¿cuál era?

Lograr el tan ansiado diploma o en el caso de la escuela ir a secundaria o más grande pasar a la universidad.

Hablo de esto, porque es el ejemplo más simple que puedes encontrar para mostrarte que el éxito no llega solo. En ninguna de las áreas de tu vida, tendrás éxito si no pones tu granito de arena diario.

Desde tu educación, negocio, profesión pasando por la familia, la pareja y hasta los hijos para tener éxito allí. Tenemos que echarle muchas ganas y poner lo mejor de nosotros. Para ser recordados de forma muy positiva por quienes nos rodean, eso es liderazgo personal.

Y, el éxito también es relativo, no es igual para todos, es diferente. Por algo somos humanos y las diferencias nos rigen.

Entonces, voy a pasar a dejarte una serie de pautas para que puedas saber cómo tener éxito. Estas te harán recordar el trabajo constante que hiciste antes y que posiblemente ahora no recuerdes o te da pereza.

En ciertos casos, se le conoce como zona de confort o meramente, el lugar donde me eche a dejar pasar la vida, porque me apetece.

Para salir de esa apatía, debes comenzar por lo importante, hacer algo que te gusta y luego, lo siguiente:

1.- Ya tienes la idea. Ahora piensa y haz el plan concreto que te llevará a tener éxito. Hay que pensar en grande, pero también tener un objetivo y tareas claras.

Cuando estudiabas otros hacían el plan por ti, y, ¿a qué era aburrido? Pues bien, te presento la solución a tu inercia. Haz tu propio plan. Ayuda a impulsar tu idea. Busca medios de colaboración con otros y aligera esas tareas que te parecen pesadas. Sin embargo, al final te llevarán directo a tu meta.

2.- Educación práctica, es la clave. Haz una primera evaluación de tu situación. ¿Qué puedo hacer para mejorar yo? Y luego, desarrolla estrategias diarias.

Verifica en qué puedes trabajar para ofrecer lo mejor de ti. Capacítate de acuerdo a tus objetivos, eso es lo más claro que debes tener.

Y al hacerlo simplemente diviértete. Como esas veces que te fuiste de grupo de estudio, para terminar hablando y riendo con tus amigos.

3.-Haz lo que amas. Aquello que haces, donde el tiempo se va y ni cuenta te das. Descubre tu talento y expresa al máximo tu potencial.

Analiza tu situación, para descubrir qué es aquello que te hace realizar tareas con mayor sentimiento de libertad y alegría. O por lo menos, que te van a ayudar al terminarlas a realmente sentirte satisfecho.

4.- Relaciónate con gente positiva. Tus oportunidades pueden aumentar en la medida que te relacionas con gente ganadora. Diseña un plan para conocer gente.

Puedes ir a encuentros de intercambio de ideas, idiomas, networking empresarial. Eventos de empresas, de marcas, congresos, conferencias, seminarios y podrás aprender.

Obtener conocimientos y encontrar nuevas relaciones que se conviertan en contactos de negocios efectivos, o incluso, en el futuro en buenos amigos.

5.- Enfócate en los resultados. La carencia de objetivos nos impide decidir qué hacer en nuestra vida diaria. Ubica tus necesidades y personaliza como cubrirlas. Crea sesiones para evaluar tu trabajo y darte la nota que te mereces.

Estoy segura, que cuando tú te propongas tu meta y lleves a cabo tus tareas para conseguir objetivos diarios sobre la misma. Te llevaras sorpresas agradables en todos los campos de tu vida.

Te verás rodeado de gente que te impulsa, serás agradecido de hacer lo que te gusta y sobre todo, celebrarás cada éxito obtenido.

¿Quieres empezar? Te dejo aquí una guía.

¡Qué pases una feliz semana y éxito en todo lo que hagas!

1 Cómo tener éxito

Cambio e innovación

ipad-606764_1920-300x199 Cambio e innovación

Cambio e innovación

Cuando piensas en cambio e innovación, todo comienza a cambiar. En el año 2004 llega a mis manos un libro que cambió mi vida para siempre, “Padre rico, padre pobre” de Robert Kiyosaki.

Fue, el hallazgo hecho realidad. Entender que mi comportamiento en las empresas donde había tenido la oportunidad de trabajar, era el modo de ser de un emprendedor.

Yo siempre que pude escaparme de las garras de la oficina formalmente dicha, lo hacía.

Yo me sentía agobiada de trabajar en cuatro paredes y necesitaba ir con mi tiempo. Con una agenda para cumplir objetivos, no con una cronología impuesta sin determinar mis metas.

Tanto fue mi deseo de cambio de este sistema, de horarios y oficina, que para mi trabajo de grado en la universidad, realice una tesis sobre el trabajo a distancia o teletrabajo, como también se le conoce.

Mi deseo por reemplazar la oficina por casa, era tan grande y fuerte que me enfoque en dar los resultados esperados, mi tesis fue laureada y honorífica.

Pude encontrar un sistema para monitorear desde el centro de trabajo, conjuntamente con una auditoría de servicios para el puesto. Y estos, me dieron la oportunidad de explicar, que si era posible hacerlo.

Después de mi paso por la universidad, con mi trabajo mientras estudiaba, lo dejé; porque seguían pidiendo que trabajara en la oficina.

Por favor, si yo había podido demostrar que las empresas ahorraban dinero con teletrabajo, tenía que ser fiel a mi propia tesis.

Y cada vez iba creciendo en mí, el deseo de tener mi propia empresa.

Iba dando tumbos, de emprendimiento en emprendimiento, de hacer informes por mi cuenta cual consultora a comenzar mi propio establecimiento, que por falta de conocimientos me falló.

Luego, me inicié en la venta de productos, que se me dieron muy bien, pues podía empezar a establecerme como una muy buena vendedora. El problema estaba en la falta de conocimiento.

Pero esta vez, de un hecho tan importante como el deseo y las ganas que uno le puede poner a emprender. Y eso era, lo que resumió Theodore Roosevelt:

“El único ingrediente más importante en la fórmula del éxito, es saber relacionarse con la gente.”

Y yo no sabía relacionarme con la gente. No entendía lo que era el liderazgo en un equipo de trabajo, no por falta de conocimientos. Era  porque la universidad no te habla de ello.

Pero la práctica es la que te va a dejar entender, qué es lo que mueve a la gente.

En el año 2008, comienzo a trabajar como profesora universitaria y mi mundo cambió. Pues también llegó una gran oportunidad con una empresa multinivel.

La cual tiene un magnífico programa de educación continua para empresarios, saben ¿qué pasó?

Yo no me enganche, me colgué del programa y el siguiente libro más importante que llegó a mis manos, por este negocio fue “Cómo ganar amigos e influir sobre las personas” de Dale Carnegie.

Allí entendí, que los negocios se hacen con personas, entendiendo motivos, necesidades y cubriendo las mismas. Aprendí y enseñé a todos mis alumnos, a cada uno de los que pasaron por mi aula de clases, que ellos podían emprender.

Comprendí, que un emprendedor sin conocimientos, sin inteligencia emocional, no podía sacar adelante su negocio.

Comprendí, que un emprendedor se convierte en un estudiante de su propio negocio, que necesita tener conocimientos.

Así como los médicos van a Conferencias, los abogados a simposios, los ingenieros a foros, porque ellos están buscando mantenerse actualizados. De esa misma manera, debe hacerlo un profesional, emprendedor o un empresario.

Y lo más importante, aprendí a invertir en mí, para educarme en vender, ¿sabes qué mucha gente tiene miedo de crear un negocio, por tener pánico a las palabras ventas o vender?

¿Quieres que te diga algo?

A vender, también se aprende. Dice Robert Kiyosaki en su libro “Padre rico, padre pobre”, la mejor inversión que hice en mi vida, fue ir a un seminario de ventas.

El cual no podía pagar porque lo consideraba costoso, pero insistí en ir porque yo quería ser el mejor vendedor. Entonces, busqué el dinero donde fuera. Lo encontré, pagué y al salir de allí me convertí en una máquina de ventas.

Robert Kiyosaki, asimiló y sacó su negocio adelante. Cada vez se vuelve un emprendedor en negocios nuevos donde decide invertir. Así que comencemos por aprender de él.

Invertir en ti, emprendedor.

En mi etapa como profesora, vi la ilusión en muchos de mis estudiantes., Ellos entendieron que debían mejorar en muchas cuestiones. La universidad no les daba para ser emprendedores o empresarios, incluso un profesional emprendedor dentro de una empresa.

Que un alumno me dijera que no le interesaba leer, para mí, fue una daga directa a mi amor por la lectura.

Pero le dije: “Sí, usted lee, este libro que le recomiendo, estoy segura que su percepción cambiará. Solo que antes debo preguntarle una última cosa, ¿sabe usted por qué a los esclavos no se les permitía leer en la época de la colonia?”

Y este chico me respondió: “No lo sé.” Y le respondí: “Porque se hacían libres.”

Mientras estuve viviendo, en España, unos 8 meses después de dejar a ese grupo en la universidad.

Este alumno me escribió y me dijo: Gracias profesora. Ahora estoy leyendo un libro de Brian Tracy y pronto haré realidad mi negocio.

A mí se me hizo un nudo en la garganta, de tanto orgullo por ese chico.  Porque él comprendió lo que trataba de enseñarle, pero sobre todo, él se hizo libre.

Así mismo, debemos educarnos para hacer caso omiso de la crítica. La misma que vendrá directamente de nuestros seres queridos y amigos.

Asociarnos con gente con nuestros ideales es una buena acción para conocer más empresarios y emprendedores.

Entablar futuras relaciones comerciales e incluso tener una referencia de nuestro mercado. Gente que crea en el éxito.

Cosas importantes para ser un emprendedor:

Deje de ver, escuchar y leer cosas nocivas, para aprender a ver el mundo con optimismo, ilusión, pasión y ganas. Aceptar los cambios y aferrarse continuamente a la innovación.

Los fracasos en busca del éxito

woman-1209866_1280-300x168 Los fracasos en busca del éxitoLos fracasos en busca del éxito pasan en la vida real como lo dice la historia. “Walt Disney sufrió un devastador revés en 1928, un golpe tan fuerte que su carrera pareció desvanecerse. El animador de 26 años de edad perdió su primera creación exitosa, <<Osvaldo, el conejo con suerte>>, porque ingenuamente cedió  sus derechos de autor en el contrato de producción con su distribuidor en Nueva York. Con las manos vacías después del desastre, Disney siguió adelante (…) aprendió una gran lección de esa primera decepción.”

“Walt Disney y su imperio del entretenimiento familiar”. Historias de Forbes (2011) Daniel Gross

Los fracasos en busca del éxito

A veces, dependemos de las circunstancias. Hace unas semanas atrás, algunas personas me preguntaban sobre la página web, y los conceptos que escribo en el blog, sobre Liderazgo personal.

Una pregunta concreta: “Yo me inicié hace años en un negocio, fracase, mi mejor amigo y socio. Se llevó la mayor parte del dinero invertido y terminé quedando con las deudas y pagando con mi propio capital.

¿Tú crees que ese fracaso me dejaron ganas de seguir adelante? Yo admiro lo que dices, pero escapa de la realidad”.

Cuando leo estos relatos y preguntas, realmente me gustaría tener a esa persona frente a mí para decirle, “si tomo a la mitad de la gente que me escribe con historias de fracaso y hago una reunión incluyéndote, te darías cuenta que no eres el único que ha tenido circunstancias duras en la vida”.

Sólo que hay personas que desarrollan la fortaleza para seguir adelante, porque sus sueños, esperanzas y motivaciones son mucho más grandes que sus fracasos.

Se necesita reconocer la resiliencia, trabajar con esta capacidad y manejar los eventos que están creando estas situaciones.

Muchas emociones nos embargan cuando creemos que todo está perdido entre ellas, decepción, la desilusión y desconfianza en otros e incluso en nosotros mismos.

Y aún más, se necesitan tres aspectos que serán los que impulsen tu conciencia y tu cuerpo cada mañana de tu vida.

Para seguir tras aquello que deseas, tú necesitas:

Decisión. La decisión es tuya y de nadie más. Tomó la oportunidad o se la dejo a otro. ¿Camino ahora o me detengo a lamer mis heridas? Si te decides hoy, comienza de manera irremediable, imparable, inmediata ¡es tu sueño! ¡Es tu vida! ¡Eres tú!

Disciplina. No es que debas ir al ejército. Es comenzar hacer los cambios positivos que cada día te darán una tarea más cumplida, sin detenerte. Si haces una lista de las cosas que son necesarias. Puedes crear cada día, para cumplir tu meta, podrás ver que son menos de doce, te lo aseguro.

Entonces, comienza por escribir tu lista, hacer las acciones necesarias para llevarla a cabo, cada día sin falta. Eso es disciplina y créeme, verás resultados.  

Determinación. Esta palabra, significa mucho. No puedes detenerte por nada, por nadie y ni siquiera por los “NO” que encuentres en el camino.

Si te has decidido, si tienes la disciplina y te aferras a cuidar tus sueños, a cumplir tus objetivos, te lo digo con toda la convicción: “Vas a llegar a tu meta, más tarde o más temprano,  y estarás celebrando lo que lograrás”.

“Lo que necesitamos para luchar, consiste en vivir plenamente, ya sea dentro o fuera del trabajo, en lugar de tratar de equilibrar ambas cosas. Este trabajo, esta vida congruente, sólo puede suceder cuando <<lo que queremos ser>>, es decir, nuestros intereses y valores, se manifiesta en <<lo que hacemos>>, nuestra labor. Pero en realidad, lo que hacemos es más a menudo determinado por lo que <<desea tener>>, por ejemplo, pago, beneficios o posición.”

Bharath Gopalan

Trabajar por tus sueños

people-1230872_1280-300x168 Trabajar por tus sueños

Trabajar por tus sueños

Trabajar por tus sueños es soñar, es crear y escuchar lo que tenemos a nuestro alrededor. ¿Cómo puedo ser un soñador y crear, si ni siquiera sé escuchar?

No sé escuchar a mis clientes, no entiendo cómo escuchar a mis proveedores. No entiendo cómo escuchar las necesidades de a mi equipo de trabajo. Qué puedo hacer para escuchar a los empresarios de éxito. Voy a un seminario de negocios y no sé escuchar al orador.

Voy a una charla de capacitación y juego con el teléfono, por tanto no sé escuchar a quien me da el mensaje. Yo no entiendo cómo escuchar a mi familia, mis hijos o mis amigos.

En fin, que no saber escuchar, más tarde que temprano, destruirá mis sueños, por más que trabaje por ellos.

No saber hablar o comunicarse, ¿quién te dijo que con aires de superioridad llevas a buen puerto tus sueños?

¿Y quién te dijo que convirtiéndote en verdugo la gente te respetaría?

Tenemos a los soñadores que no saben expresar sus sueños y lo que realmente desean, porque no saben hablar con sus clientes. No saben hablar con sus proveedores.

No entienden cómo hablar sobre las necesidades. Se niegan a hablar con su equipo de trabajo pues no tienen las herramientas.

No saben hablar con empresarios de éxito. Hacer networking y hablar en seminarios o charlas con otras personas, es una tarea titánica. Es difícil comunicarse con sus seres queridos ya que no saben hablar con su familia, hijos o amigos.

Pues simplemente, no saben comunicar su mensaje. Si a eso le agregamos, que hablan vulgaridades y un lenguaje soez, que jamás terminan de decir una frase completa, que la mayoría de las cosas que dicen son mentiras y exageraciones, como puede considerarse un soñador, sino sabe poner en práctica la ética del lenguaje, el comportamiento, la comunicación y la escucha efectiva. Eso también es trabajar por nuestros sueños.

Así que, para soñar, debemos aprender a comunicarnos y de allí surgirá el trabajo que nos llevará al alcance de nuestra meta final.

Trabajar por tus sueños es posible

Tú no puedes comunicarte con vulgaridades en tu oficina y luego, pretender que lo harás perfectamente ante un inversor ¿sabes por qué? Porque tu cerebro se acostumbrara a crear oraciones con malas palabras, el lenguaje culto se va guardando en el gran archivo de nuestra mente sólo para dar paso a lo que usas cotidianamente.

Yo tuve una maestra en la escuela que nos decía: “Así como hablas escribes”.

¿Te imaginas? Lo que puede escribir la gente que no le interesa su comunicación efectiva con los otros.

Además, están aquellos que no se toman el tiempo para aprender con nuevos autores. Y cuando escriben los errores ortográficos son dignos de suicidio literario.

No sé, si me estoy explicando lo suficientemente claro, pues muchos tienen el concepto de que soñar es imaginar. Pero no toman parte de la acción y de comenzar a crear. Soñar, es crear, conjuntamente con accionar y reaccionar en un proceso de cambios y creación de hábitos positivos para llegar a concretar ese sueño.

Para cumplirlo, sólo dependes de ti, de la perseverancia, del trabajo, la paciencia y faena diaria.

Donde se incluyen temas tan relevantes como la adquisición de conocimientos, en tu área, sea cual sea.

Hay que renovarse y punto, allí no pueden existir vacilaciones de ningún tipo.

Y cuidado, que si estás en España por ejemplo, no te estoy diciendo que salgas a pagar el timo de los másteres de emprendedores, ojo con eso.

No conozco, ningún un empresario de éxito que se haya ido primero a hacer un máster para iniciar un negocio, lo que se hace es aprender de profesionales de tu mismo gremio u oficio, leer sobre tu tema, investigar en cámaras de comercio, asociaciones de emprendedores o de empresarios de tu sector, asistir a charlas, seminarios y conferencias dictadas por gente que ya ha tenido éxito, que sigue trabajando para obtener nuevas metas y objetivos.

Importante, si no conozco, la razón, el motivo y la importancia de la ética del lenguaje, el comportamiento, la comunicación y la escucha efectiva, entonces, ¿Cómo voy a llevar a cabo mis sueños? ¿Cómo puedo aprender? Pues tú tendrás que trabajar por tus sueños como lo hacen los ganadores. Trabajar por tus sueños es tu primer avance, en la acción de tu primer paso.

Hay muchas personas que dicen que eso no hace falta, van invierten dinero y luego fracasan. Se escudan en el fracaso y luego viene la cadena denominada “excusitis”. Donde todo el mundo es culpable, pero, ellos no miran sus errores.

Por eso, debemos aprender sobre estos temas, podríamos empezar por preguntarnos ¿cómo hablo? ¿Cómo me comunico con mi equipo de trabajo? ¿puedo hablar con mi supervisor en la empresa de forma eficiente? ¿De qué hablo con otros empresarios de mi sector? ¿Qué podría mejorar para  expresarme ante mis colegas de profesión?

Tengo que aprender a ser efectivo en mis conocimientos, para edificar mis sueños

Todo cuesta en la vida, la gente quieren invertir dinero en todo, menos en su conocimiento. ¿Dónde está el resultado de tus sueños? ¿Dónde está el resultado de tu trabajo por tus sueños?

La gente te va a conocer por cómo te portas en tu vida diaria, por la forma cómo te comunicas, por lo que verdaderamente escuchas, por lo que aprendes, por lo que lees, por tu ética comunicacional. Soñar es crear. Crear es trabajar por tu retroalimentación cada día de tu vida, líder.