Trabajar por tus sueños

people-1230872_1280-300x168 Trabajar por tus sueños

Trabajar por tus sueños

Trabajar por tus sueños es soñar, es crear y escuchar lo que tenemos a nuestro alrededor. ¿Cómo puedo ser un soñador y crear, si ni siquiera sé escuchar?

No sé escuchar a mis clientes, no entiendo cómo escuchar a mis proveedores. No entiendo cómo escuchar las necesidades de a mi equipo de trabajo. Qué puedo hacer para escuchar a los empresarios de éxito. Voy a un seminario de negocios y no sé escuchar al orador.

Voy a una charla de capacitación y juego con el teléfono, por tanto no sé escuchar a quien me da el mensaje. Yo no entiendo cómo escuchar a mi familia, mis hijos o mis amigos.

En fin, que no saber escuchar, más tarde que temprano, destruirá mis sueños, por más que trabaje por ellos.

No saber hablar o comunicarse, ¿quién te dijo que con aires de superioridad llevas a buen puerto tus sueños?

¿Y quién te dijo que convirtiéndote en verdugo la gente te respetaría?

Tenemos a los soñadores que no saben expresar sus sueños y lo que realmente desean, porque no saben hablar con sus clientes. No saben hablar con sus proveedores.

No entienden cómo hablar sobre las necesidades. Se niegan a hablar con su equipo de trabajo pues no tienen las herramientas.

No saben hablar con empresarios de éxito. Hacer networking y hablar en seminarios o charlas con otras personas, es una tarea titánica. Es difícil comunicarse con sus seres queridos ya que no saben hablar con su familia, hijos o amigos.

Pues simplemente, no saben comunicar su mensaje. Si a eso le agregamos, que hablan vulgaridades y un lenguaje soez, que jamás terminan de decir una frase completa, que la mayoría de las cosas que dicen son mentiras y exageraciones, como puede considerarse un soñador, sino sabe poner en práctica la ética del lenguaje, el comportamiento, la comunicación y la escucha efectiva. Eso también es trabajar por nuestros sueños.

Así que, para soñar, debemos aprender a comunicarnos y de allí surgirá el trabajo que nos llevará al alcance de nuestra meta final.

Trabajar por tus sueños es posible

Tú no puedes comunicarte con vulgaridades en tu oficina y luego, pretender que lo harás perfectamente ante un inversor ¿sabes por qué? Porque tu cerebro se acostumbrara a crear oraciones con malas palabras, el lenguaje culto se va guardando en el gran archivo de nuestra mente sólo para dar paso a lo que usas cotidianamente.

Yo tuve una maestra en la escuela que nos decía: “Así como hablas escribes”.

¿Te imaginas? Lo que puede escribir la gente que no le interesa su comunicación efectiva con los otros.

Además, están aquellos que no se toman el tiempo para aprender con nuevos autores. Y cuando escriben los errores ortográficos son dignos de suicidio literario.

No sé, si me estoy explicando lo suficientemente claro, pues muchos tienen el concepto de que soñar es imaginar. Pero no toman parte de la acción y de comenzar a crear. Soñar, es crear, conjuntamente con accionar y reaccionar en un proceso de cambios y creación de hábitos positivos para llegar a concretar ese sueño.

Para cumplirlo, sólo dependes de ti, de la perseverancia, del trabajo, la paciencia y faena diaria.

Donde se incluyen temas tan relevantes como la adquisición de conocimientos, en tu área, sea cual sea.

Hay que renovarse y punto, allí no pueden existir vacilaciones de ningún tipo.

Y cuidado, que si estás en España por ejemplo, no te estoy diciendo que salgas a pagar el timo de los másteres de emprendedores, ojo con eso.

No conozco, ningún un empresario de éxito que se haya ido primero a hacer un máster para iniciar un negocio, lo que se hace es aprender de profesionales de tu mismo gremio u oficio, leer sobre tu tema, investigar en cámaras de comercio, asociaciones de emprendedores o de empresarios de tu sector, asistir a charlas, seminarios y conferencias dictadas por gente que ya ha tenido éxito, que sigue trabajando para obtener nuevas metas y objetivos.

Importante, si no conozco, la razón, el motivo y la importancia de la ética del lenguaje, el comportamiento, la comunicación y la escucha efectiva, entonces, ¿Cómo voy a llevar a cabo mis sueños? ¿Cómo puedo aprender? Pues tú tendrás que trabajar por tus sueños como lo hacen los ganadores. Trabajar por tus sueños es tu primer avance, en la acción de tu primer paso.

Hay muchas personas que dicen que eso no hace falta, van invierten dinero y luego fracasan. Se escudan en el fracaso y luego viene la cadena denominada “excusitis”. Donde todo el mundo es culpable, pero, ellos no miran sus errores.

Por eso, debemos aprender sobre estos temas, podríamos empezar por preguntarnos ¿cómo hablo? ¿Cómo me comunico con mi equipo de trabajo? ¿puedo hablar con mi supervisor en la empresa de forma eficiente? ¿De qué hablo con otros empresarios de mi sector? ¿Qué podría mejorar para  expresarme ante mis colegas de profesión?

Tengo que aprender a ser efectivo en mis conocimientos, para edificar mis sueños

Todo cuesta en la vida, la gente quieren invertir dinero en todo, menos en su conocimiento. ¿Dónde está el resultado de tus sueños? ¿Dónde está el resultado de tu trabajo por tus sueños?

La gente te va a conocer por cómo te portas en tu vida diaria, por la forma cómo te comunicas, por lo que verdaderamente escuchas, por lo que aprendes, por lo que lees, por tu ética comunicacional. Soñar es crear. Crear es trabajar por tu retroalimentación cada día de tu vida, líder.