El anti-líder

El anti-líder no es un mito, es una dura realidad empresarial. En los entornos laborales solemos encontrarnos con personas con diferentes características, valores y creencias.

Existe la riqueza en el entorno, por algo dicen que los seres humanos somos diferentes y eso es lo que hace, nuestra vida diversa y con experiencias de todo tipo que podemos contar o no, según sea el caso.

Lo destacable es cuando te encuentras con uno de esos que muestran un comportamiento que no va para nada con la organización. Peor con la visión del lugar de trabajo.

El anti-líder

Para hacerme entender mejor, nos encontramos con personas que trabajan en los lugares inadecuados para ellos. Y son los mismos que confunden vida personal y laboral.

Aquellos que no te evalúan por tus competencias sino por tu simpatía hacia ellos. Existen diferentes maneras de demostrar esto, está el que quiere que por todos los medios le seas agradecido.

Aún si has terminado tu trabajo o logrado tus objetivos. Cuando el esfuerzo fue tuyo y todo el trabajo también.

Hay quienes esperan evaluarte para condensar allí toda su antipatía por ti, pasan reportes que no llegan a ser ni siquiera profesionales.

En ese ecosistema encontramos a los abusadores, esos que por tener un cierto nivel en el área de trabajo creen que pueden jugar con tu vida laboral y tu preparación.

También, los que ven que puedes ser una competencia para ellos porque tienes potencial. De todos estos seres expertos en molestar a los profesionales hay que cuidarse, sobre todo cuando están en la capacidad de usar tu reputación para destruirla o mejorarla.

En una investigación suscrita por el blog Verosímiles, en su post:“Cómo detectar a un “tóxico”, esos que amargan la existencia”

“La psicóloga estadounidense Lillian Glass y el psicólogo argentino Bernardo Stamateas, le han hecho un gran favor a la humanidad al escribir sus obras Toxic People (Simon & Schuster, 1995) y Gente Tóxica (Ediciones B.S.A. 2011), para ofrecernos una serie de recomendaciones que nos permiten detectar a este tipo de individuos que se encuentran a nuestro alrededor y que nos bombardean con sus comentarios negativos, del por qué son así y las claves para pasar de ellos y evitar que nos envenenen el día.

Seguramente, te ha tocado lidiar con personas tóxicas en tu entorno familiar, laboral o social. Aquí van un pequeño resumen de este par de expertos que han escudriñado en el tema de las relaciones tóxicas y de las personas que disfrutan AMARGÁNDOLE la existencia a los demás.

Glass los cataloga de terrores tóxicos y los enumera en varios tipos:

El Oportunista;

El Controlador;

El Entrometido;

El Sabelotodo;

El narcisista Yo Yo Yo;

El Instigador;

El Calculador-frío;

El Mentiroso;

El Parlanchín;

El Chismoso;

El Cortante;

La Víctima sombría y condenada;

El Matón rencoroso y autoritario;

El Bromista;

El Maniático del control;

El Apuñalador de dos caras;

El Fanático;

El Crítico acusador.”

CATÁLOGO DE PERSONALIDADES TÓXICAS

No por nada se les llama gente tóxica. Lo controversial de todo esto es que los encuentras en posiciones de mando y liderazgo, donde tienen la oportunidad de hacer de las suyas contra las personas que simplemente no les gustan.

El abuso de poder es un medio delictivo, que se asocia directamente al acoso laboral o en inglés Mobbing. En

Latinoamérica es muy frecuente encontrar este tipo de situaciones y a muy pocas víctimas que denuncian.

O a los sinvergüenzas, en supuestas empresas que ofrecen determinados cargos a las féminas y son tan descarados de lanzar el primer anzuelo en la entrevista, para determinar si esa mujer es una futura buena víctima.

Es decir, alguien débil y sin conocimientos de este tipo de maniobras manipuladoras contra el trabajador y en la mayoría de las ocasiones mujeres trabajadoras.

Cuando la empresa encuentra antilíder, al detectarlo debe inmediatamente parar su relación laboral, porque este tipo de personas tienen gravísimos problemas que pueden costar mucho dinero a las organizaciones. Y créanme que dan muchos quebraderos de cabeza también.

El verdadero trabajo de Equipos de Alto Rendimiento

El verdadero trabajo de Equipos de Alto Rendimiento lo quise plasmar en este vídeo, lo hice cuando fui a ver esta particular competencia de canoas entre el hielo y a veces un poco de agua, que se realiza anualmente en Canadá.

El verdadero trabajo de equipos de alto rendimiento

Es una lucha muy particular, con sus creencias, fortaleza mental y capacidades. A esto le sumamos, la intensidad de los logros de objetivos, el rendimiento del equipo y su fuerza.

Todo buen equipo tiene una razón de ser.

Muchas personas conocidas me habían comentado de este particular deporte. El trabajo en equipo y las condiciones climáticas en las que debe efectuarse.

Cuando llegué allí, al puerto para verlos, realmente fue impresionante la vibra que se sentía en el lugar. No solo el público, sino también los deportistas. Inmediatamente saqué mi teléfono y sentí la necesidad grabar lo allí pasaba.

La razón principal, fue el espíritu de equipo que se respiraba en el ambiente y al ver todo lo que sucedía entre los integrantes de los equipos participantes.

La adrenalina por conseguir el objetivo. El trabajo incansable puesto por cada uno de ellos y la forma de dirección más la gestión del líder de equipo. Me llevó inmediatamente a pensar en hacer los vídeos y hablar del tema Equipos de Alto Rendimiento.

Espero que les guste…

Desigualdad laboral

7332b046de4df5b14773a84ae8c0bfde Desigualdad laboral

Desigualdad laboral

La desigualdad laboral, se ha visto durante las dos últimas semanas más presente que nunca. He leído y escuchado noticias que me han impactado con la fuerza de su inconveniencia. Para unos, con mucho desánimo y que no dejan de ser positivas para otros.

Lo desastroso de esto, es la perspectiva en temas que creíamos superados. Pero que se cuecen lentamente de maneras muy distintas a espaldas de la sociedad.

La siguiente noticia es una lucha constante por la desigualdad:

La aportación de las mujeres al trabajo mundial es de 52%, ganan 24% menos que los hombres, y ocupan solo un 25% de cargos directivos o de supervisión. Lo dice claramente el Informe sobre Desarrollo Humano 2015 elaborado por la ONU.

“El trabajo refuerza su vínculo con el desarrollo humano cuando va más allá de los beneficios individuales y contribuye al logro de objetivos sociales comunes, como la reducción de la pobreza y de la desigualdad, la cohesión social, la cultura y la civilización.”

Es bien sabido que en todos los países, la situación de pobreza de una mujer viene directamente enlazada a su situación familiar. Una madre soltera requiere de mayor esfuerzo para criar a sus hijos en el plano económico. No quiero que vean la cara de los países pobres al leer este contenido.

Los países que se hacen llamar del primer mundo viven esta desigualdad y discriminación social.

Las mujeres invierten grandes cantidades de tiempo y esfuerzo para aprender, obtener conocimientos, prepararse para el campo de trabajo y al obtener una plaza laboral. No ganará igual que su compañero hombre, ése que tiene las mismas funciones que ella, el mismo horario y la misma carga de trabajo.

Por tanto, se comienza a hablar de la pobreza femenina generada por una situación insostenible que se vincula a esta discriminación. Aunque las mujeres han dado pasos agigantados para llegar a puestos de trabajo antes vetados para nosotras, la remuneración no es igual.

He escuchado a un articulista de opinión, canadiense. Ha dicho, que las mujeres le estamos haciendo un gran daño a la sociedad con el feminismo y tratar de reivindicar nuestros derechos.

También dice que las mujeres canadienses maltratan a los hombres. Por esa situación ellos deben buscarse mujeres de países con menos capacidad intelectual. Y donde predomina el machismo para poder formar una familia.

Se diría que en materia de feminismo, según este señor avanzamos en otra dirección para el fortalecimiento del vínculo familia.

Sin embargo, yo observo, un canadiense del primer mundo. Que discrimina por raza, sexo y xenofobia a las mujeres de otros países menos favorecidos que su país natal.

Y, que además, nos llama discapacitadas mentales, forjadoras del machismo en nuestros países de origen para formar una familia.

Con este tipo de personajes dando opiniones en la palestra pública. Todo esfuerzo de igualdad se cae y gente como él lo destruye.

Las empresas que usan una vara discriminatoria para el cálculo de sueldos. Deberían comenzar por mirar el rendimiento y la calidad de trabajo entre unos y otros, sin menospreciar a nadie.

Haciendo la salvedad de que todos somos iguales, que las diferencias impuestas nos cobran altos intereses en lo social. Y allí, queridos lectores, es donde nos vemos implicados todos.

Pasos para enfrentar a los conflictivos

a3ad5e00a54c4eaeab9658950ada6e86 Pasos para enfrentar a los conflictivos

Pasos para enfrentar a los conflictivos

En tu empresa encontrarás trabajadores conflictivos, te he dicho que hay que detectar dónde están. Investigar sobre el por qué hace el conflicto, qué los hace oponerse al cambio. Entre otras situaciones en las que debes posicionarte.

Haz las siguientes preguntas:

¿Por qué se está quejando?

¿Qué hay en eso negativo que lo hace seguir en esa zona?

¿Hay una técnica para hacerle cambiar?

¿En qué momento comienzan a ser difíciles ante los proyectos?

¿Ese comportamiento puede ser útil a la empresa o no?

Después de responder todas las anteriores interrogantes.

Es hora de sentarse a localizar lo necesario para ayudar a cambiar al individuo difícil. Revisa a su equipo e incluso revisate a ti mismo, es posible que también seas el factor de conflicto y allí comience lo negativo de esa persona.

Entonces, cambia tú y comienza a crear una relación diferente. Organiza una reunión con esa persona, para intentar hacer los cambios juntos y sienta apoyo hacia el cambio.

Pregunta cómo se siente ante los cambios en la empresa. Los aspectos positivos y negativos que ha observado. Dale tiempo después de hablar con esa persona y espera encontrar una resolución para el conflictivo.

Las personas necesitan ser escuchadas. Para luego tomar las riendas y ver la vida diferente dentro de los cambios que pasan en la empresa. Sin embargo, si no cambian es mejor leer el anterior artículo.

Dale espacio para absorba el mensaje y lo interiorice. Ocúpate de la gente difícil de tu equipo.

Pueden ser un factor de crecimiento para ti como líder, o sencillamente un aprendizaje de lo que no debes conservar en tu organización.

Elimina trabajadores conflictivos

c66d8b4e4f744c2bfada914083e0e4fe Elimina trabajadores conflictivos

Elimina trabajadores conflictivos

Elimina trabajadores conflictivos: Son una plaga, ¡elimínalos!

Si, elimina trabajadores conflictivos, pues no traen nada bueno a las empresas, ni convergen con la cultura organizacional. Eso, te lo firmo.

¡Doy fe!

Eso me respondió mi profesor de Relaciones Industriales en la universidad, cuando le pregunté sobre este tema.

Me lo dijo riendo, luego frunció el ceño y me repitió la misma frase. Con cara de pocos amigos; para terminar diciéndome su teoría sobre el malestar que provoca en los equipos de trabajo, un empleado conflictivo.

Me habló de los gravísimos problemas que afronta una organización con alguien así.

Pero no sólo hablamos del área administrativa, también me recordó lo difícil y traicionero de encontrarse ante aquella multitud influenciada por una sola alma que vive, come y se acrecienta en el conflicto.

Sobre todo, cuando hablamos de la mano de obra de una empresa.

Lo más duro es enfrentarse a trabajadores unidos en una misma causa, que han sido manipulados por alguien que solo busca perjudicarles, obteniendo un beneficio para sí.

Sentarse frente al sindicato de obreros, o ante un grupo de ellos sin sindicar, eso es una tarea titánica que requiere del apoyo de al menos uno de ellos, que tenga influencia positiva.

¿Por qué no aguantarlos?

Los trabajadores conflictivos dañan las relaciones de la empresa con sus clientes, a los clientes con el servicio o producto y por ende los resultados de la compañía a final del ejercicio fiscal.

Y eso, créanme que duele, porque pega duro en el bolsillo o en la cuenta bancaria.

La personalidad de los trabajadores conflictivos es digna de admirar, si se dedicaran al teatro.

Pues tienen muy bien estudiado su papel y lo que pueden lograr dependiendo de la escena y la situación del momento.

Que un Oscar, un Goya o un Emmy, se les queda corto como premio ¡eh!

La tarea de todo buen líder es encontrar a esa plaga, distinguirla entre su gente y ubicarla en ese plano geográfico empresarial.

Si trabaja en contabilidad, ya sabemos que lo tenemos allí y debemos entender su capacidad de movimiento e influencia sobre los otros.

Calma y tranquilidad

Mantén la calma, ya lo ubicaste, recuerda que lo tienes en la mira. Busca los antecedentes de conflicto de este espécimen, las razones y lo qué pasó en casos anteriores.

Créeme, allí vas a encontrar información interesante para solventar lo que sucede actualmente.

Habla con su equipo, pregunta con cautela. Ve por la información complementaria que te darán tus clientes sobre el servicio que han recibido. Toma las medidas necesarias, si la gestión continua en una línea difícil y conflictiva, es hora de pedirle que se baje del carro.

No puedes esperar cambios por una eternidad y mientras hacer daño al negocio. Si las personas quieren cambiar lo harán y lo demostrarán.

Tú como líder, debes buscar el factor de conflicto, trabajar en resolver el conflicto.

Ubicar las soluciones, gestionar y controlar la solución, pero si continúa, toca hacer como decía aquel profesor: ¡elimínelos!

Ya vendrán otros más positivos y con ganas de aportar lo mejor que tienen a la empresa.

“Somos criaturas tan tornadizas que acabamos por experimentar los sentimientos que fingimos.”
Benjamin Constant de Rebecque