Laura Carvajal

Potencia Líderes

Etiqueta: personal (Página 1 de 6)

El poder de elegir

sun-1689783_1280-300x206 El poder de elegir
El poder de elegir

Cuando te dan el poder de elegir, parece que te dieran un don.  Sin embargo, trae consigo un peso y una responsabilidad muy grandes. Viene marcado por el pensamiento del futuro y el ahora.

Todos podemos hacer elecciones. Y hoy, te escribo sobre: 10 elecciones que debemos tomar para crecer como líder. La vida se trata de elecciones. Decidir una opción u otra. Elegir voy a escribir, acerca de, un tema en particular es tener una toma de decisiones presente, por ejemplo.

Hacer crecer líderes es una pasión en mi vida

Cómo puedo hacer crecer como líder a esta persona. Es una pregunta habitual que me hago. Aunque, si hablamos de decidir, eso le toca a la persona que tengo frente a mí.

Ayudar a otros, es una tarea que me complace. Pero, es una labor de ellos buscar ayuda para tomar una decisión de cómo cambiar su situación. Esto una elección personal y debe ser muy consciente

Trabajar con líderes es una pasión en mi vida. Y, ellos son los que deciden, qué cambiar, qué elegir y en qué momento. Es fundamental entender que existe un proceso de crecimiento y desarrollo en nuestras vidas, y esto siempre nos resultará útil. Para determinar el crecimiento de sus vidas y de la mía.

El poder de elegir nos da tres oportunidades que debemos aprovechar al máximo.

Tenemos tres cosas que nos permiten elegir en nuestras vidas para empezar a cambiar:

La primera es la elección, esto es lo que nos permitirá empezar a crecer.

Segunda es el cambio, el que nos permita seguir creciendo.

Y, la tercera, es el clima, que nos permite disfrutar de nuestro crecimiento.

10 Elecciones que debemos tomar para crecer como líder

Primera es decidir ser un líder. A pocas personas les gusta esta responsabilidad.

Segundo, elige cuándo es el momento de comenzar a crecer. Has dicho o escuchado decir, alguno de estos días voy a empezar a hacer esto o aquello.  Uno de estos días.

Yo, me di cuenta, de que, uno de estos días no existe. Por esta razón debemos tomar la elección de comenzar a crecer ahora. Esto no es un proceso automático ni para ti, ni para mí. La decisión que tomemos ahora, nos asegurará un mejor mañana.

La única forma de garantizar un buen futuro es tomar una decisión correcta.

Pensar en la responsabilidad y luego, en tu crecimiento determinará el desarrollo de tu empresa. Es un hecho que tu crecimiento definirá el incremento de tu compañía.

Lo que debemos hacer crecer inmediatamente es a nuestra gente. Una empresa que crece primero, establecerá un desarrollo a corto plazo.

Sí la compañía crece sin ayudar a crecer a las personas, estamos determinando un futuro corto. Sin embargo, cuando tratamos de hacer crecer a nuestra gente, es diferente.

Al ayudar a crecer a las personas, estamos impulsando a nuestra empresa a largo plazo.

Ahora cuando la compañía crece junto a los empleados y los líderes. Todos juntos, implican una expansión a largo plazo.

Tercero, tener un espíritu dispuesto a crecer.

Cuarta elección, centrarse en el propio desarrollo.

Quinta elección,  nunca estar conforme con los logros actuales.

No te conformes con, dónde estás hoy

Podemos estar satisfechos con lo que hemos sido capaces de lograr. Pero nunca, viéndonos en estado de reposo. Todo evoluciona, la vida continúa.

Una sexta elección es, ser un estudiante continuo. Nunca nos graduamos. No podemos parar de aprender. Siempre debes estar en un nivel de preparación y conocimiento.

Séptimo. Canalizar nuestro aprendizaje a un tema principal, y, a otros pocos específicos.

Octava. Desarrollar un credo personal. ¿en qué crees tú?

Novena elección, pagar el precio. Esto es pagar el precio de crecer personalmente.

Décima, desarrollar un sistema para aplicar todo lo que has aprendido.

Nosotros desperdiciamos la mayoría de nuestro tiempo buscando cosas perdidas. Debemos encontrar un sistema que nos permita aplicar todo lo que aprendamos. Hoy y mañana.

Motivación para estudiar

student-849825_1280-300x200 Motivación para estudiar
Motivación para estudiar

Motivación para estudiar necesitamos todos. No, hoy no voy a decirte que vayas a la universidad. Hoy vengo a darte caña, de la buena. Te mereces una dosis disruptiva ¡ya!

En todas las ocasiones que he trabajado con emprendedores o profesionales, el tema del estudio los agita fuertemente y no son los más prestos a escuchar la palabra estudiar.

Pues, casi todos piensan que es una etapa superada. Pocas son las ganas de volver a las noches en vela estudiando o a los textos complicados. La más difícil se pone cuando se trata del aprendizaje para su puesto de trabajo, pues algunos se niegan a asistir a la formación que brinda la empresa.

¡No puede ser, tenemos que venir el sábado!
¡Ay, qué deprimente!
¡Vaya manera de empezar un fin de semana!
¡Me puedo perder mucha diversión!

Sí, tienes toda la razón.

Sin embargo, te invito a ver las filas de la oficina de empleo, las cifras del desempleo o incluso la desesperada búsqueda de trabajo de mucho profesionales que se negaron en su día y momento a formarse.

Todo bajo la tutela de la empresa donde un día estuvieron. Anda que no tuve yo, gente pidiéndome acelerar una formación o inconformes por quedarse dos horas más por una semana. Para completar cursos pagados por las empresas.

Y no es por nada, pero ¿no crees que necesitas una buena agitada?

Esto no es el mal de algunos. Por el contrario tiene mucho que ver con procrastinar y esa flojera inmensa que te invade cuando debes salir a hacer las cosas. Es una situación alarmante sobre todo en nuevos recursos humanos para las organizaciones.

Es una lucha voraz entre lo arcaico, lo nuevo y la innovación. No puedes quedarte atrás, sin pensar en tus posibilidades y qué puedes poner a prueba en este nuevo reto de aprender.

¿No crees que es el momento de pasar a la acción?

Es hora de mostrar al mundo tu talento, solo que no te pido que vayas a la universidad de regreso. Ahora, puedes buscar formación, conocimientos y estar enterado de todo de una manera muy fácil y eficiente.

Lo tienes todo al alcance de tus manos. Puedes aprender desde donde quieras. solo que hay un problema y es tu decisión, determinación y disciplina.

Piensas que ha llegado tu momento, el que esperabas. Si ese, ¿De comerse el mundo ya?
Piensa en todo lo que te has perdido por no haberlo hecho, pero piénsalo rápido que luego entramos en área las lamentaciones.

Ahora piensa en todo lo que te vas a perder si no pones en marcha esa re-invención, estudiar.

Qué vas a obtener, te dejó una lista de preguntas responde según tu caso particular:

¿Libertad?
¿Independencia financiera?
¿Más tiempo para ti?
¿Más tiempo con los tuyos?
¿La satisfacción ilimitada de hacer lo que te gusta cada día?
¿Y de ser reconocido en tu sector por tu buen trabajo?
¿La oportunidad de crear tus propios sueños y no los de otros?
¿La posibilidad de trabajar desde dónde, cómo y cuándo quieras?
¿Relaciones profesionales y humanas muy enriquecedoras con las personas que tú escojas?

¿Te imaginas una vida así?

En Potencia líderes queremos que sueñes, pero que te prepares para cumplir tus metas. Debes motivarte desde el inicio a vivir tu propia experiencia de vida, en lo personal y en lo profesional.

Para ello, deberás prevenir, organizar y disponer tu tiempo, que será lo más valioso con lo que vas a contar a partir del momento que te decidas.

Inicia por tener buenos hábitos que te lleven a progresar en la vida, eso es parte de tu disciplina, de un horario, de caminar una paso pequeño cada día. Piensa en ello y planifica cómo estudiar. Reinicia tu motivación cada mañana.

¡Deja de soñar despierta y trabaja para lograr el objetivo!

Visualizar tu liderazgo

e7667ba987a6421b8cc94f41f1a7e6d0 Visualizar tu liderazgo

Visualizar tu liderazgo

Visualizar tu liderazgo viene incluido en el tema de crear tu vida profesional, sin olvidar la vida personal. Improvisar no ayuda, por tanto debes comenzar a prever y planificar.

El 97% de la gente no planifica y no entienden que es necesario anticipar para ser previsivo. Planificar requiere de una preparación mucho más grande de lo que crees.

Esto no tiene nada que ver con el libro“El secreto”, tiene que ver con ser mejor persona, profesional y ser humano.

Eliges el camino que tú siempre has soñado.

Y te debe llevar a lograr una serie de resoluciones, que tienen que convertirse en tareas para ser realizadas y así completar objetivos que te lleven a lograr tu meta.

Para planificar tienes que elegir.

¿Qué eliges aquello que es fácil o eliges trabajar por lo que quieres?

¿Qué aspiras y qué esperas de la vida?

¿Conoces tus valores y principios? ¿Conoces cómo puedes ser el mejor administrador de tu vida?

El liderazgo personal es necesario para crecer en todos los ámbitos de tu vida.

Comienza a trabajar en tus pequeñas acciones, que puedan dar valor a tus objetivos y meta final. Si tú haces pequeñas acciones indefinidamente, tendrás un cúmulo numeroso de movimientos que te llevarán tarde o temprano a destacar y te llevarán al éxito.

Recuerda que tener éxito, no es tener suerte. Mucha gente al ver a otros que tiene éxito en sus empresas, trabajo, familia, pareja.

Piensan que tienen suerte. Pero no se paran a mirar, que esos que tuvieron éxito, lo hicieron ellos día tras día, en cada elección que hicieron, en cada decisión que tomaron.

Cuando eligieron ser mejores, luchar contra los malos hábitos y hacer de su vida, un camino extraordinario en busca del éxito.

No te responsabilices por las personas que no quieren cambiar, simplemente, cambia tú. Si tú tienes la opción de cambiar ¿Por qué no?

Lo único que te puedo decir, es que eres tú quien tiene la elección de tomar una opción. Puedes tomar las riendas de tu vida, de planificar tu futuro y trabajar para que esa planificación sea una realidad.

Tu progreso, viene directamente conectado a tu capacidad de querer vivir plenamente. Trabajar duro por lo que quieres, de identificar las debilidades para hacerlas fortalezas.

Enriquecer tu vida con lo que conoces de ti mismo. Tu futuro eres tú, trabajando hoy por el estilo de vida que quieres.

Comienza a planificar hoy

¿Qué es aquello que está en tu foco? ¿Qué es lo que quieres lograr? ¿Estás haciendo pequeños esfuerzos hoy para llegar donde quieres mañana?

Eres del 3% de personas que ama la vida y la vive.

Eres de aquellos que hacen de su liderazgo un estilo de vivir, tu mejor valor es la familia, amar profundamente a los tuyos, tener éxito. El que sea que tu consideres como éxito, ése es tuyo.

La visualización es un ejercicio diario, el liderazgo también. Algo así como cepillar tus dientes, es un hábito.

Y, sabes, ¿quiénes serán los primeros en celebrarlo contigo? Exacto. La familia. Anticípate a vivir la vida que quieres. Contribuye a tener el mejor liderazgo para ti y para los tuyos. Y por sobre todas las cosas, cree fuertemente en ti. Confía en lo que eres capaz de hacer.

Cambiar o no, gestión de liderazgo personal

c9d10b5ed5f2f2bf4d5890a93013cd71 Cambiar o no, gestión de liderazgo personal

Hoy me toca ir a una actividad que quiero hacer cada semana. Es solo una vez por semana, es necesaria para mejorar la salud, rendimiento físico y nuestro buen humor.

¿Pueden creer que ya me aburrí?

Les explico. Cada semana debo ir a esta actividad. No me fastidia ir y hacerlo, mi aburrimiento viene de hacer lo mismo durante una hora.

En pocas sesiones, nos dijeron que íbamos a comenzar a ir más rápido y poner nuestras capacidades al máximo. Al escuchar esto, yo estaba feliz.

La causa de mi aburrimiento había terminado, pasamos a otro nivel.

Es un nivel de exigencia, debemos poner a tono nuestra capacidad de escucha, nuestro trabajo físico y concentración. Yo pletórica de la felicidad por el cambio.

Sin embargo, mis compañeros, empezaron a quejarse. Somos un grupo de 10 personas, de la cuales 7 no querían el cambio, se preguntaron cada vez ¿Por qué tenemos que cambiar si ya aprendimos estas sesiones? Y 2 dejaron de ir a la actividad.

Yo pensaba: ¡se han vuelto locos! Lo ideal son los cambios para desafiarnos a trabajar más, para lograr resultados óptimos. La actividad es individual y no de equipo. Lo que implica que debo respetar las decisiones de los otros, respecto a este cambio. Cada quién trabaja por lo que quiere lograr a nivel de la disciplina.

Mi cuestionamiento surge, de ver cómo las personas terminan por tirar la toalla sin apenas comenzar. El conferencista y autor,Frank Nicolas, habla de las personas que se rinden fácilmente.

Él los llama el 97% de la población, y dice que sólo un 3% está dispuesto a luchar para cambiar sus hábitos y su estilo de vida. Para ser más exitosos consigo mismo, porque los desafíos reales están en nuestra mente y en nuestro cuerpo.

Yo estoy de acuerdo con él en un 100%. Me ha tocado ahora en esta actividad, ver cómo la gente rechaza el cambio y no sabe manejar las consecuencias del mismo.

La gestión del cambio se hace pesada cuando tú mismo no quieres participar y pones en tu cabeza miedos, obstáculos y limitaciones. Y los vuelves rápidamente excusas para explicar esas tres condiciones que vienen de ti y no de lo externo.

Cuando llega el final del año, como vendrá muy pronto. Vemos a las personas haciendo rituales del espíritu de la Navidad, para pedir deseos. Otros haciendo largas listas de propósitos para el año nuevo. Hay quienes se visten de amarillo para atraer la abundancia y el dinero. Otros, se apuntan al gimnasio. Unos pocos comienzan una dieta.

Sin embargo, a mitad del año nuevo, ves que las personas en un 97% siguen siendo los mismos del período anterior. Sólo un reducido 3%, trabaja por sus metas y logra destacar en aquello que se propuso hacer.

En general, este 3% de la población, no tiene suerte, la crea. No hacen propósitos de año nuevo, realizan una lista de tareas para cumplir objetivos semanales y ver una meta alcanzada a final de año. Si tienen que cambiar y no saben cómo, buscan la forma de hacerlo aprendiendo y aplicando lo aprendido. Cuando las cosas se ponen difíciles, ellos las afrontan y se mantienen firmes.

No se quejan, hacen su trabajo.

No abandonan, continúan hasta obtener resultados óptimos y luego grandiosos.

La forma en cómo adoptas y aceptas el cambio es una actitud personal. No tiene nada que ver con lo externo y debe ser gestionado por ti. Yo deje en un vídeo del canal de YouTube una serie de consejos para planificar los cambios en tu vida personal y profesional.

También explico cómo hacer una gestión del cambio en un equipo de trabajo y el ciclo emocional por el cual pasan los integrantes. Esto lo podemos transpolar a nuestra vida privada para dejar de procrastinar, o como se dice en lenguaje coloquial, dejar la flojera o mal llamada pereza.

La actitud es una cuestión de liderazgo personal. Todo cambio debe gestionarse en base a todo aquello que estás dispuesto a cambiar, para crear y tener una mejor vida.

¿Eres del 97 o del 3%?

Escuchar activamente

52d76d901dccb9d3d1300dab78ce5e84 Escuchar activamente

Escuchar activamente

Escuchar activamente es de las pocas cosas que hacemos verdaderamente, por más que nos digan que es bueno hacerlo. He estado en diferentes situaciones el último mes.

Pero sobre todo, he tenido la oportunidad de escuchar y aprender de muchas personas. Lo importante de escuchar es hacerlo callando nuestra voz interna. Porque en nosotros está la capacidad innata de querer contestar e imponer nuestros pensamientos, ideas y opiniones al que habla.

Debemos callarnos, pero no solo físicamente

Tenemos que callar la mente, para prestar verdadera atención.

Los he dejado abandonados por algunas semanas, pero en realidad he tenido muchas cosas que hacer. Actividades en las cuales estoy desarrollando varias cosas importantes en mi vida profesional y personal.

He tenido que permanecer concentrada escribiendo en otro idioma, que no es el mío. Yo hablo español y escribo lo mejor posible en esta lengua.

En otra tengo que revisar, corregir, ser detallista. Ahora estoy aligerando la carga. Tengo posibilidades de hacer cosas diferentes y de dar un mejor futuro a mi hermosa hija.

Después de esta pequeña explicación, paso a contarles lo que me ha sucedido sobre el tema de escuchar activamente.

La provocación en la conversación

Una cosa que he aprendido con el paso del tiempo, es a reconocer a la gente que le gusta provocar a otros. Privilegian el conflicto para dar razón a sus opiniones, ideas o quejas.

Son personas que te dicen vamos a hablar y comienzan por decir cosas sobre un tema, para luego pasar a atacarte y finalmente disimular el ataque.

Cuando el interlocutor comienza a hablar y dar sus opiniones, defenderse del ataque, entonces, no te quieren dejar contestar. Y quiere imponerse a toda costa.

Esta gente es conflictiva, problemática desde el minuto uno. Mantente lo más alejado posible. Son tóxicos y dañinos. Podemos encontrarlos en el trabajo, en la vida social e incluso familiar.

También podemos encontrarnos con personas que son ni siquiera conocerte, ni saber tu situación particular. Comienzan a dar una mala imagen de ti. Lo quieren hacer de manera disimulada, pintándose ellos como la mejor y única solución que existe.

A veces, he llegado a pensar que hacen esto sumergidos en la ignorancia y el desconocimiento total del otro ser humano. Pero, luego me doy cuenta que simplemente tratan de hacerse ver como los mejores, los necesarios y los que deben estar.

Se consideran a ellos mismos, la última coca-cola del desierto. Una especie de “mesías” no anunciado, sin profecías y sin milagros. Y creen, que todas las personas les debemos algo o simplemente tenemos que creer lo que dicen, sobre su supuesta vida profesional o personal.

Normalmente, estas personas, están en todos lados, en los rincones del mundo que menos te esperas. Lo exasperante de ellos es, la falta de educación de no dejar a otra persona terminar de hablar. Ni pedir disculpas cuando te interrumpen.

Y, se describen como los más educados del planeta. Cuando estás dando tu opinión personal o hablando de alguna idea, vuelven a meter la cuchara, para decir cualquier cosa sin que tú hayas terminado de hablar. Interrumpir, para imponer, ese es el lema.

Les gusta esa forma de conversar

Señores, de verdad, esta forma de hablar y no escuchar. De imponer tu criterio, no da pie a una buena conversación jamás. Los criterios no son claros, caes mal.

Eres como una patada en el hígado del interlocutor. Se llama conversación porque dos o varios participan, si no es así, llámelo monólogo y ponga sus entradas a la venta.

Escuchar, mantener la atención en lo que dice la otra persona. Saber conversar, usando las palabras adecuadas. Te permite conocer, entender y expresarse mejor.

Aprendes más escuchando, no interrumpas, muestra tu liderazgo personal.

Página 1 de 6

Creado con WordPress & Tema de Anders Norén

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies