project-1287781_1920

Las relaciones entre los directivos y sus compañeros

berlin-1571046_1920-300x200 Las relaciones entre los directivos y sus compañerosLas relaciones entre los directivos y sus compañeros son extremadamente importantes para determinar el liderazgo.

Al trabajar por tantos años con el talento humano de las empresas, comienzas a conocer y reconocer, las diversas fortalezas y debilidades. De esta manera te encuentras con historias que se repiten con diferentes personas. Sin embargo, en el mismo ámbito laboral podemos encontrar al denominado saboteador.

Por lo general, es una persona que esta dispuesta a dañar el trabajo del equipo y que intenta con todas sus fuerzas, impregnar a todos de su energía negativa.

Es una persona tóxica, en eso estamos claros, y, sobre todo intenta llevar consigo una porción de veneno diaria para esparcirla por toda la oficina. Es de estas personas que, mientras el equipo de trabajo está interesado en llegar a los resultados que se le exigen. Esta persona intenta desacreditar al líder o a los directivos de turno, sin argumentos, simplemente porque si.

En la gestión del talento tenemos una serie de razones por las cuales pasamos de administrar a gestionar.

Una de ellas es la mejora constante en la comprensión de la inteligencia emocional y la gerencia de las emociones. Aunque, nos encontremos con los saboteadores de turno que esperan la mínima oportunidad, para perjudicar las relaciones entre directivos y compañeros de trabajo.

Recordemos que la gestión es un sistema que tiene políticas, conceptos y prácticas coherentes entre sí. Cuando tenemos a un saboteador, estos tres elementos se hacen imposibles. Llegan a estar en un ambiente extraño y donde se genera la confusión.

No existe claridad en conseguir los objetivos y alcanzar los resultados que se habían propuesto. La responsabilidad de las personas comienza a decaer y esto, lleva a grandes fallas en las entregas de tareas diarias o semanales.

Comienza un desinterés generalizado por los medios, métodos y la elección de hacer lo necesario para alcanzar los objetivos.

La imagen del líder se daña, según, el saboteador comienza a hablar y decir lo que sus emociones negativas le hacen decir. Todo esto, delante de sus compañeros y desprestigiando cada cosa que haga el directivo sin importar si fue positivo.

Quiero recordar que este personaje existe, y un directivo debe aprender a llevarlo a su terreno. Buscar lo que hay en sus intenciones y determinar si esta persona es necesaria en la organización o no.

El talento humano necesita de personas que saben destacar sus fortalezas en las tareas y objetivos logrados. No es necesario, dejar que nuestro sistema sea perjudicado por gente tóxica. Y, es necesario, dejar claro los objetivos a alcanzar, sin dañar las relaciones entre los directivos y sus compañeros.

project-1287781_1920

Descubriendo al líder

Descubriendo al líder, cada día complementando tareas diarias para mejorar, en lo personal y profesional.

Después de un parón, de un año, verdaderamente incómodo.

Decidí seguir adelante con mis proyectos profesionales en este 2016, a pesar de las circunstancias, de la mala energía, maldad y el odio de terceros. Lástima por ellos que pierden su tiempo, dedicando esto a mí.

De cualquier forma, yo saldré fortalecida y con un aprendizaje sobre las relaciones humanas, que normalmente son excelentes hasta que encuentras en tu vida gente descaradamente enferma y tóxica.

Descubriendo al líder

Lo duro es aprender, que estas personas no son así ellos solos, sino que traen un conjunto de ejemplares que los acompañan para hacer de las suyas. A mí, me parece que mientras más daño quiere hacer a los demás, ellos más se hunden en sus propias miserias.

Se regodean como puercos en su propio excremento y pretenden ponerlo en tu zapato, para que al hacer tu camino, vayas dejando la estela de un olor desagradable, propio de lo nauseabundo de sus acciones desalmadas. Interesante entender que allí siguen, buscando culpables, cuando ellos día a día cavan su propio pozo de mentiras, manipulación y cobardía. Que le vaya bien, para que a mí me vaya mejor, le digo.

Desde el año 2013, me encuentro batallando con un personaje malo, muy malo. El 2014, fue tratando de hacerme añicos y en el 2015 se ensañó. Por eso hablo de personas tóxicas, no es igual hablar de emociones, críticas, choques entre colegas, roces familiares, malos entendidos con amigos, situaciones con la pareja, los hijos, etc.

Que hablar de personas envenenadas en cuerpo y alma. Eso es diferente. Podemos descubrir nuestras fortalezas y añadir nuestros valores positivos. Sin embargo, hay gente que ni lo uno ni lo otro, de ellos hay que huir, correr sin parar y no mirar atrás.

Descubrir cómo mejorar tu liderazgo personal

En el tema de hoy, tocaré las personas que están a nuestro alrededor, que son mentalmente sanas y de las cuales hay cosas que no nos gustan, como también tienen aquellos elementos que admiramos, pero estas personas no son tóxicas, eso es importante tenerlo en cuenta para realizar la actividad.

Entre las tareas diarias (sigo, para no perderme del tema), que estoy realizando, tengo un programa que estoy estudiando e implementando por mí misma.

Yo quiero probar su eficacia, para mejorarlo e incorporar algunas acciones a mi programa de liderazgo, que estoy realizando para todos ustedes.

c6f5ea79378512d1fded46f6a618178e Descubriendo al líder

Entre estas tareas encontré cuatro y son las siguientes:

Buscar un lugar tranquilo, relajado y tener tiempo para hacerlo. Tener a la mano lápiz y papel para empezar a dar respuesta a las siguientes preguntas;

¿Qué cinco frases o cosas positivas dicen las personas de ti?

¿Qué cinco frases o cosas positivas dices tú de las personas a quienes tienes confianza?

¿Cuáles son las cinco cosas que más te molestan de otros?

¿Cuáles son las cinco cosas que a otras personas les molesta de ti?

Este es un ejercicio para sincerarte contigo mismo, por eso necesitas tiempo y espacio para ti. Contestar estas cuatro preguntas hará una diferencia a partir del momento que lo hagas.

Luego de contestarlas, viene una segunda ronda de preguntas, que te llevarán a descubrir tu liderazgo personal aún más.

Debes tomar tu tiempo y espacio, si puedes hacerlo solo, mucho mejor, tú podrás dar rienda suelta a tus emociones y a lo que sientas en ese momento.

Responde las siguientes:

– Basándote en las respuestas de la pregunta sobre los otros y tú, usa cuatro de las cinco cosas para contestar ¿Qué prefieres que los otros digan de ti?

– Tomando en cuenta lo que respondiste a la pregunta de las cosas que te molestan de otros, usa cuatro de las cinco ¿Qué es lo que más te molesta de los demás?

– Y por último, esta pregunta es una clave fundamental para el desarrollo y mejor rendimiento de tu liderazgo, tu autoconfianza y autoestima.

Según lo que has contestado de frases o cosas positivas que dices de los demás.

Toma cuatro de tus argumentos anteriores

Responde lo siguiente ¿Cuál es el mejor cumplido que puedes decir a las personas que tienes confianza?

Puedes observar que este ejercicio, te llevará a un profundo descubrimiento de ti mismo.

Acéptalo y trabaja en mejorar, corregir e incluir estrategias positivas para sobrellevar tu hallazgo.

Recuerda, que eres tú el dueño absoluto y total de lo que piensas, eres y crees. Por tanto, eres el principal responsable de incrementar tu liderazgo o descubrir el líder que está dentro de ti.

project-1287781_1920

La energía del liderazgo

03ec43c35d8b4b968f18e28373fa2a7f La energía del liderazgo

La energía del liderazgo

La energía del liderazgo ha estado presente en todas las conferencias que he visto y he estado como público. He tenido la oportunidad de sentir como emanan una energía vibrante los conferencistas.

Recuerdo, dos días de conferencias, sin parar más de diez mil personas en un mismo lugar. Y una mañana, justo a las once, todo el mundo de pie y bailando.

Sin necesidad de estimulantes, ni alcohol, ni ninguna otra cosa. Solo nosotros, disfrutando de todo lo que estuvimos viviendo y aprendiendo.

La energía del liderazgo cuando se esparce, revitaliza, contagia y libera las mejores emociones. Y lo más importante hace que las personas demuestran una actitud positiva increíble.

¿De dónde logran sacar los conferencistas esta energía?

Todo se basa en la autoconfianza y la autoestima de esa persona, del poder de transmitir su actitud mental positiva a los otros que lo escuchan y le ven. Eso, conectado a una historia que sea real y que toque el corazón de los asistentes, podrá llevarte a superar miedos, límites y romper con creencias arraigadas en nuestra mente.

Las mismas creencias que nos paralizan, que nos llenan de miedo y nos hacen cerrar toda oportunidad de cambio en nuestras vidas. Por eso, la energía del liderazgo es tan importante para los equipos de trabajo.

Es bien sabido que empleados de empresas, mejoran sus resultados y rendimiento como equipo, cuando la empresa inicia un plan de incentivos, reconocimientos y afirmaciones basados en el buen trabajo de los miembros.

El reconocimiento del líder

El reconocimiento lleva a las personas a mejorar de forma inmediata, a buscar resultados para lograr que vean lo bueno que él o ella es capaz de hacer.

Sólo se consigue a través de un líder capacitado para canalizar la energía del liderazgo de tal manera, que los empleados se sientan emocionados cada vez que ese líder está con ellos.

Lo que a su vez, les lleva a trabajar con más actitud y energía positiva, buscando resultados increíbles. Parece sacado de fábula, como los gestos, las palabras y la energía de una persona, pueden sacar lo mejor de otras.

Hace muchos años, yo trabajé en una compañía donde el encargado nacional era mi jefe. Este señor no tenía una actitud positiva, al contrario, era fatalista y un negado de esos, de primeros puestos, aquel de: yo llevo la bandera.

Su jefe, el vicepresidente internacional de la empresa, era un líder nato.

La gente de ventas se movilizaba a vender como nunca, cuando sabían que ese señor llegaría al país donde estábamos nosotros.

Por cosas del destino, la oficina principal de la empresa estaba en otro país y este líder vivía allá. Así pues, cuando se anunciaba que este señor venía, las ventas se disparaban y todo el mundo comenzaba a vender como si no hubiera mañana.

Y sabes qué, no era por miedo o por ganar más dinero que la gente de ventas lo hacía.

Había algo detrás, mucho más impresionante.

Un día, hablando con algunos compañeros, ellos me dijeron, “tú la última vez que el señor “X” vino, no lo viste porque estuvimos con él en formación.  Ya verás cuando lo conozcas, te va impactar, él es de los mejores.”

Yo revisé todos los resultados de ventas, en los meses de visita de este señor y yo pregunté si había incentivos cuando él venía. Y generalmente no los había, sólo en contadas ocasiones y ciertos concursos nacionales que se hacían. Pero, nada más.

El día que lo vi, el señor “X” venía con mi jefe. Y me preguntó, al mismo tiempo que extendía su mano: ¿Usted es Laura? Yo contesté sí y le di la mano. Inmediatamente me dijo: “Gracias Laura usted es una campeona. Gracias por ayudarnos a resolver los inconvenientes antes de mi llegada. Quiero decirle que su trabajo con los reportes de ventas es magnífico, usted tiene la garra y la fortaleza de una campeona.”

Yo me quedé, con la mirada perdida en su cara, porque además, todo esto me lo dijo mirándome a los ojos y  con una sonrisa tan amplia, al mismo tiempo que sincera.

Y yo pensando: “me llamo campeona, a mí, que no me dan ni las gracias.”

Él entró y todos los vendedores fueron pasando uno por uno a la oficina. Y esto no era porque él tenía una reunión con cada uno, no.

Sencillamente, la gente se apostó en una fila, a esperar que él les diera permiso para pasar. Y esa fila era solo para saludarlo.

Él los saludaba a todos y cada uno. Se levantaba a recibirlos en la puerta y los llevaba a su escritorio, al terminar les acompañaba para despedirse y les abría la puerta.

El vicepresidente internacional. ¡¡AHHH!! Pues sí, ése era el líder.

El equipo de ventas se volvía loco, cuando este señor anunciaba su llegada y créeme, las ventas incrementaron.

El aprecio sincero que mostraba

La forma de saludar cada mañana a todos, su sonrisa, energía y sobre todo el respeto hacia los otros.

Todo ese conjunto, hacia la energía de su liderazgo y lo transmitía a todo el mundo.

Cuando yo dejé de trabajar con esta empresa. Al único que extrañaba de allí y al que sigo admirando hoy en día, es al señor “X”. En la actualidad es el presidente de la empresa. Un hombre al que admiré y admiro.

La energía de su liderazgo

Su liderazgo es absolutamente cautivador y su energía altamente contagiosa. La energía del liderazgo es necesaria y debe ser sobre todo auténtica.

La energía positiva, la actitud y el reconocimiento pueden lograr movilizar a las personas, mucho más que el dinero. No lo olvides.

project-1287781_1920

¿Cómo ser un líder motivador?

football-1476051_1280-200x300 ¿Cómo ser un líder motivador?Cómo ser un líder motivador puede aumentar o disminuir tu influencia como líder. Esto tiene fundamento en tus niveles de conocimientos básicos de la conducta humana. Es necesario conocer los principios básicos de la conducta, puedes re-dirigirte a ver la pirámide de Maslow y la ventana de Johari.

Este es el punto clave del cual escriben o escribieron constantemente en sus libros autores como: Dale Carnegie, Napoleon Hill, John C. Maxwell, Brian Tracy, Jack Canfield, Jim Rohn, entre otros.

¿Para ti cuáles son las prioridades para motivar a los integrantes de tu equipo de trabajo?

En un análisis que puedes realizar preguntando a dueños de negocios o directivos, te dirán que: la puntualidad, logros, el salario, seguridad, condiciones laborales, la responsabilidad, relación con los compañeros, progreso o ascensos en el trabajo, políticas y administración.

Sin embargo, cuando comienzas a re-buscar y a preguntar directamente a tu equipo, te puedes encontrar con una realidad distinta.

Cómo ser un líder motivador

Por lo general, las personas que están a tu cargo, no consideran esas prioridades en su trabajo, están dentro de la retribución por hacer su trabajo, pero esas no son  parte de su satisfacción como trabajador. Es obvio, que todos reconocen que trabajan por un salario estipulado, aunque, ese no es el motivador principal de las personas que trabajan en una organización. ¿Lo sabías?

Las verdaderas prioridades que aumentarán tus niveles de influencia como líder, vienen con tus conocimientos básicos de la conducta humana.

Los factores de motivación son los siguientes:

Ego.

Estima.

Auto-realización.

Trabajo con retos.

Oportunidades con logros y crecimiento.

Reconocimiento.

Haz un análisis y evaluación para saber si las necesidades están cubiertas y sí los factores de motivación están recibiendo atención:

Logro- Reconocimiento- Trabajo en sí mismo- Responsabilidad- Avance- Crecimiento.

Dirige tus esfuerzos a mejorar los temas antes mencionados porque los mismos están implícitos en las estrategias psicológicas con gran efecto motivador.

Aún, con todos estos elementos, te invito a evitar cometer los errores que te pueden llevar a ser clasificado entre las personas que no hacen bien su trabajo de líder.

Un líder puede ser bueno o malo, depende de su contexto y otros factores. Las empresas le dan atención a los resultados y existen las personas que bloquean a los integrantes de su equipo de trabajo, porque los perciben como una amenaza. Los equipos de trabajo pasan incluso a estar en el tercer lugar de importancia.

¿Qué hacer para cuidar a nuestro equipo de trabajo?

1.- Debes estar atento a los miembros del equipo.

2.- Preocúpate de su motivación y reconocimiento.

3.- Céntrate en las metas y la comunicación efectiva con tu equipo.

4.- Democratiza la comunicación e información.

5.- Dedica tiempo al equipo.

6.- Desarrolla estrategias para el buen reconocimiento.

Esto animará a las personas a seguir motivados en lograr los resultados, tener sentido de pertenencia por la organización y ser 100% productivos.

Recuerda la manera más efectiva de comprender el poder de la influencia, es recordar la veces que tú has sido tocado por la influencia de una persona o un acontecimiento. Piensa en las cosas pequeñas o las personas que influyeron en ti de una forma poderosa.

Toma en cuenta, que la vida está llena de acontecimientos poderosos que nos impresionan y nos hacen vulnerables, y además, que ayudan a formarnos. Piensa en los maestros que influyeron en ti. O, si eres padre o madre, en la influencia que ejerces en tus hijos con solo dar el ejemplo.

Y finalmente el asunto no es solo si eres influyente o no, sino qué clase de influencia tú ejerces en tu equipo de trabajo.

project-1287781_1920

Marca personal no es igual a profesional

1a7c3378e2a0afb3ca671222ba246588 Marca personal no es igual a profesional

Me he encontrado con un artículo que es una joya, de esas que brillan por sí solas, pero que solo algunos pocos saben apreciar, por la delicadeza de sus trazos firmes para presentarse ante al público.Xavi Roca Torruella, nos deja saber: Gestionar tu marca personal, NO es lo más importante.
Cuando he leído esto, sentí que no era incomprendida y que quizás mi percepción sobre el tema marca personal no estaba errado.
A ver, voy a esclarecer un poco lo que quiero decir.
Primero, nos hemos sentido invadidos y eso lo he hablado con otra cantidad de profesionales, amigos y conocidos, por personas que se presentan en las redes sociales como “influencers” de marca personal.
Segundo, cuando nos implicamos en conectar o saber más del trabajo de estas personas, no encuentras nada interesante o que agregue valor a su marca. Es decir, no hay conocimientos sobre el tema que dicen tocar, te lo demuestran cada vez que dejan un comentario o cuando ves un TimeLine (línea del tiempo Twitter) lleno de artículos de otros que ni siquiera tiene que ver con la presentación que hacen de sí mismos.
Tercero, este el punto más dramático. Si intentas conectar con estas personas para temas profesionales, haces una cita vía web o personal, lo anticipas pues nosotros solemos llevar una agenda. Esta gente es tan descarada que te dicen que vayas a su agenda virtual de “XYX programa en internet” para que coloques tu cita, con el día y la hora.
El programita te envía tres emails de aviso de esa convocatoria, incluyendo uno el día antes y otro casi 6 horas antes del encuentro. Yo, muy particularmente yo, reviso mi agenda cada domingo a final de la tarde y el lunes por la mañana, no uso ese “XYX programa en internet” para simular que tengo presencia con mi marca personal. NO. Yo ubico mi agenda, con fecha y hora, estoy al pendiente de mis obligaciones, porque mi tiempo es importante. Pero el tiempo de mis colegas u otros profesionales para mí es incalculable su valor, por eso lo respeto hasta rayar la admiración.
Sin embargo, estos“marqueteros personales”, se dan la bomba de hacerte pasar por todo el show de su agenda virtual y cuando les estás esperando en la cita, les envías mensajes para saber si ha pasado algo extraordinario y te contestan que están con un cliente. Luego te dicen, 45 minutos después, me conecto y hablamos.
Y finalmente, te envían un email diciendo: “Yo estaba esperando por ti, pero como no te comunicaste en toda la semana, pensé que ibas a hacer otra cosa o que algo te había pasado”. Yo no respondo a esas estupideces. Porque yo tengo otras cosas que hacer, no pasarme la vida escribiéndole mensajes cuando su agenda virtual le avisa igual que a mí que tiene un compromiso.
Otro ejemplo para morirse, son aquellos que te dicen que saben de un tema y cuando comienzas a hablar con ellos no saben de lo que estás hablando.
Me topé con alguien que decía conocer lo que es la gestión a través de Lean Manufacturing. Yo con todo el entusiasmo del mundo, le empecé a preguntar sobre su opinión acerca del Kaizén y cómo empresas tan grandes que lo han aplicado han comenzado a ver una mejora en su productividad. Me dijo, que no le gustaba como este científico había desmejorado a otras empresas. Yo, me quedé con cara de Póker no, lo siguiente.
Entre otras personalidades variopintas, te encuentras a los charlatanes de internet. Paso a explicarme, una personas que en todas las redes sociales te dicen que son profesionales en esto o aquello otro.  Y cuando indagas sobre su valor profesional, no tienen nada detrás de sí.
No han escrito ni un artículo interesante, pero dicen que saben de redes sociales sin tener un blog, la práctica te lleva a conocer y reconocer tu audiencia según tus conocimientos y como los compartes.  Se hacen llamar formadores de líderes y jamás han hecho un taller, un curso, una charla, una conferencia o siquiera dar clases en una universidad.
Están los que hablan y hablan, solo se afilian a ciertos organismos, partidos políticos y a lo mal que algunos lo están pasando, para lucrarse en impartir conocimientos que además no son sus vivencias en práctica sino sólo teoría o posiblemente despojadas a otros profesionales.

Marca personal no es igual a profesional

En fin, que la marca personal NO lo es todo, los conocimientos verdaderos son necesarios, así como la escala de valores personales y profesionales que te llevan a ser un verdadero líder en tu área profesional.
A los que nos apoyamos día a día, compartimos conocimientos, invertimos en aprender y estamos luchando por desarrollar líderes que se posicionan en nuestro entorno, nos gusta la gente que desdobla su marca con un alto grado de profesionalidad en el constante aprender y dar sapiencias. No sólo en crear un nombre, carente de contenido.