project-1287781_1920

Liderazgo en manos feminazis

 men-1979261_1280-300x200 Liderazgo en manos feminazisLiderazgo en manos feminazis, la actual tendencia al hablar de liderazgo en femenino, es comenzar por criticar a las mujeres que han hecho una lucha decidida por sus derechos.

No importa el ámbito en el cual te encuentres. Puedes estar en una empresa, en una charla informal con mujeres y hombres, en la escuela o la universidad.

La verdad es el tratamiento del tema, pues este pasa a ser un contenido de derechos iguales a situaciones donde las mismas mujeres son machistas y odian a quienes quieren sus retribuciones en conformidad.

En todo caso, yo hablo de la igualdad de género en las empresas, los salarios, el tratamiento de las mujeres en los mismos cargos que puede tener un hombre.

En países como los EEUU, Canadá, España, Francia o Japón, vemos desigualdad absoluta en los cargos de responsabilidad y confianza empresariales. Es mínima la cantidad de mujeres en altos cargos, mientras que vemos una mayoría de hombres.

En esto incluyo el respeto por hacer las mismas tareas. Las mujeres pasan de ser un ente en la empresa, mientras que los hombres se llevan el respeto de sus compañeros.

En muchas ocasiones las mujeres deben recurrir  a ser más frías, duras, calculadoras e insensibles a los ojos de su personal a cargo, para que no sean tomadas como personas a las cuales se puede pasar por alto su liderazgo o autoridad del puesto.

La lucha por los derechos de la mujer ha encontrado fervientes obstáculos dentro de la misma comunidad femenina. Tanto así, que, se han dividido a las mujeres en su lucha por la igualdad de género, en feministas y feminazis.

Según los criterios de algunas personas, las feminazis son mujeres que odian a los hombres heterosexuales. Las feministas son mujeres que quieren derechos.

Esta confrontación de caracteres y odio hacia la mujer, lo podemos encontrar latente en internet. Hombres, sobre todo muy jóvenes alentando al odio, repudio y maltrato de las mujeres que luchan por sus derechos, no importando si son de una categoría o de la otra, para ellos cualquier mujer que reclame sus derechos es considerada una feminazi.

Pero no solo los jóvenes, podemos encontrar gran cantidad de hombres, vulnerando con expresiones terribles el simple hecho de ver que una mujer intenta reivindicar lo que a ella le corresponde.

En cuanto a las mujeres, vemos un ejemplo clarísimo en los puestos de poder, como una mujer puede destruir a otra sin importarle nada, las consecuencias, los estragos y el hecho de compartir género.

En los puestos de liderazgo hay un peligro latente entre el público femenino. No tardarán las envidias e intenciones malsanas en aparecer.

¿Por qué las mujeres buscan destruir el liderazgo más que los hombres?

Entendemos y partimos de la base, que las mujeres y los hombres no son iguales. Ni física, ni biológicamente. Debemos mantener claros esa idea.

La verdadera lucha del liderazgo femenino, se plantea en los derechos sociales y sobre todo del trabajo, en las responsabilidades del hogar y la crianza de los hijos.

La única forma de entender lo que sucede entre las mujeres y el fomentar constantemente el odio entre ellas, es simple. Las mujeres vivieron y viven oprimidas, según su cultura, país y religión.

Tres factores que las lleva a ingerir diariamente sus propias dosis de machismo. Elemento del cual hacen gala durante toda su vida o al menos, hasta que reciban educación sobre este tema y decidan cambiar.

En los países de América latina y en España, es común ver mujeres que dicen luchar por sus derechos, pero que en su casa fomentan el machismo, con acciones cotidianas que pasan de:

Servir el plato más lleno de comida al hombre de la casa y a sus hijos raciones mínimas, aunque los chicos sean adolescentes. Servir en la esa al hombre primero y después a las mujeres.

Evitar que los hijos varones laven sus propios platos o hagan el esfuerzo en los hogares más pudientes de meterlo en el lavavajillas. Lavarle la ropa. O, “deje que su hermana le lava”.

En la empresa, si hay una mujer que tiene posibilidades de ascenso, es casi seguro, que otra le saboteará el trabajo. Ni hablar de la forma de hablar las unas contra las otras.

En los puestos de liderazgo es necesario que más mujeres puedan llegar a ellos. Sin embargo, es necesario que haya un fuerte compromiso de cambio. Las mujeres debemos comenzar por respetar los derechos por los cuales han luchado tantas otras.

Para iniciar un proceso de cambio y progreso en nuestras vidas.

El liderazgo es una decisión personal

Es querer cambiar desde adentro para que una nueva persona salga a brillar y dar lo mejor de sí. Se logra en base a la transformación del individuo.

El desarrollo personal, crecimiento de la confianza en sí mismo y su autoestima.

La valoración del propio ser y el amor

Esos son los requisitos principales de un líder.

Y luego, vendrá la verdadera transformación al liderazgo. Debe ser crear nuevas formas de comunicarse, de trabajar en equipo, planificarse, cumplir tareas y objetivos.

Exponer metas e ideas, así mismo, aceptar las de otros y llevarlas a su consecución de ser necesario. Desarrollar líderes de su cargo y su liderazgo, tomando en cuenta todos los ámbitos de la vida de esa persona.

El liderazgo femenino debe estar lleno de gracia, comprensión y entendimiento de una mujer. Su fortaleza y su decisión a tocar a otros, para cambiar sus vidas a mejor.

Esa manera de pasar de un extremo a otro, lo negativo a positivo; debería ser usada para llevar a otros a lograr grandes cosas.

Pero sobre todo, a ser firmes en cuanto a respetar lo que somos, mujeres. Esas mismas que tenemos la capacidad de dar vida.

Olvidemos de una vez, todo el odio, trabajando desde el amor al prójimo.

El respeto a los demás y en base a crear un liderazgo en femenino. Dejemos de ver y creer en divisiones insensatas, ni feminazis, ni feministas, todas somos mujeres.

Queremos igualdad en los derechos, el mismo salario y la protección que reciben los hombres. Al poner el liderazgo en manos femeninas podremos probar que somos capaces de dar igual o mejores resultados.

project-1287781_1920

5 tips para ser buen líder

eadfbb2398f14a32a408e6f9963d6f9e 5 tips para ser buen líder

En el camino hacia el liderazgo hay mucho por aprender, no es solo estar en una posición donde puedas desplegar tu carisma y tus dotes de influencia en otros. Se trata de ir más allá, se aprende con las personas y de ellos. Se crean vínculos de amistad, se hace fuerza para lograr objetivos, se lucha para alcanzar las metas.

Hoy, te dejo cinco herramientas para que puedas empezar a realizar una evaluación del trabajo que estás haciendo como líder. Si encuentras que no lo estás aplicando, comienza a mirar dónde deberías iniciar.

5 tips para ser buen líder

1.- Sé coherente. Debes tener lógica en lo que piensas, dices y actúas. Idealizar y ejecutar con ética y lealtad lo que se planea. Ir en una misma dirección.

2.- Sé un buen receptor. Escucha activamente (opiniones, quejas, sugerencias, ideas, estrategias, mejoras, etc.) de tu equipo de trabajo.

3.- Sé justo. El reconocimiento es parte del verdadero líder, pues halaga y premia el trabajo de un miembro o de todos los integrantes de su equipo, bien sean aciertos, triunfos, superación de objetivos y metas, entre otros.

4.- Sé humilde. El líder asume sus actos y decisiones. No culpe a nadie si ha cometido errores o los proyectos, quizás estrategias fracasan.

5.- Sé líder. Motivación y confianza a cada integrante de su equipo. Es colaborador en ciertas acciones e ideas que le confieren directamente a su equipo de trabajo.

project-1287781_1920

¿Cómo ser un líder motivador?

football-1476051_1280-200x300 ¿Cómo ser un líder motivador?Cómo ser un líder motivador puede aumentar o disminuir tu influencia como líder. Esto tiene fundamento en tus niveles de conocimientos básicos de la conducta humana. Es necesario conocer los principios básicos de la conducta, puedes re-dirigirte a ver la pirámide de Maslow y la ventana de Johari.

Este es el punto clave del cual escriben o escribieron constantemente en sus libros autores como: Dale Carnegie, Napoleon Hill, John C. Maxwell, Brian Tracy, Jack Canfield, Jim Rohn, entre otros.

¿Para ti cuáles son las prioridades para motivar a los integrantes de tu equipo de trabajo?

En un análisis que puedes realizar preguntando a dueños de negocios o directivos, te dirán que: la puntualidad, logros, el salario, seguridad, condiciones laborales, la responsabilidad, relación con los compañeros, progreso o ascensos en el trabajo, políticas y administración.

Sin embargo, cuando comienzas a re-buscar y a preguntar directamente a tu equipo, te puedes encontrar con una realidad distinta.

Cómo ser un líder motivador

Por lo general, las personas que están a tu cargo, no consideran esas prioridades en su trabajo, están dentro de la retribución por hacer su trabajo, pero esas no son  parte de su satisfacción como trabajador. Es obvio, que todos reconocen que trabajan por un salario estipulado, aunque, ese no es el motivador principal de las personas que trabajan en una organización. ¿Lo sabías?

Las verdaderas prioridades que aumentarán tus niveles de influencia como líder, vienen con tus conocimientos básicos de la conducta humana.

Los factores de motivación son los siguientes:

Ego.

Estima.

Auto-realización.

Trabajo con retos.

Oportunidades con logros y crecimiento.

Reconocimiento.

Haz un análisis y evaluación para saber si las necesidades están cubiertas y sí los factores de motivación están recibiendo atención:

Logro- Reconocimiento- Trabajo en sí mismo- Responsabilidad- Avance- Crecimiento.

Dirige tus esfuerzos a mejorar los temas antes mencionados porque los mismos están implícitos en las estrategias psicológicas con gran efecto motivador.

Aún, con todos estos elementos, te invito a evitar cometer los errores que te pueden llevar a ser clasificado entre las personas que no hacen bien su trabajo de líder.

Un líder puede ser bueno o malo, depende de su contexto y otros factores. Las empresas le dan atención a los resultados y existen las personas que bloquean a los integrantes de su equipo de trabajo, porque los perciben como una amenaza. Los equipos de trabajo pasan incluso a estar en el tercer lugar de importancia.

¿Qué hacer para cuidar a nuestro equipo de trabajo?

1.- Debes estar atento a los miembros del equipo.

2.- Preocúpate de su motivación y reconocimiento.

3.- Céntrate en las metas y la comunicación efectiva con tu equipo.

4.- Democratiza la comunicación e información.

5.- Dedica tiempo al equipo.

6.- Desarrolla estrategias para el buen reconocimiento.

Esto animará a las personas a seguir motivados en lograr los resultados, tener sentido de pertenencia por la organización y ser 100% productivos.

Recuerda la manera más efectiva de comprender el poder de la influencia, es recordar la veces que tú has sido tocado por la influencia de una persona o un acontecimiento. Piensa en las cosas pequeñas o las personas que influyeron en ti de una forma poderosa.

Toma en cuenta, que la vida está llena de acontecimientos poderosos que nos impresionan y nos hacen vulnerables, y además, que ayudan a formarnos. Piensa en los maestros que influyeron en ti. O, si eres padre o madre, en la influencia que ejerces en tus hijos con solo dar el ejemplo.

Y finalmente el asunto no es solo si eres influyente o no, sino qué clase de influencia tú ejerces en tu equipo de trabajo.

project-1287781_1920

Compañeros de trabajo negativos

man-272675_1280-300x200 Compañeros de trabajo negativos

Compañeros de trabajo negativos

Los compañeros de trabajo negativos debilitan. Te ha pasado alguna vez, que fuiste a una casa y estar allí te hizo sentir de una manera incómoda, te empezaron a correr las prisas y ganas de irte, a tal punto que hasta no salir de ese lugar realmente no estuviste tranquilo. A mí, sí, me ha pasado, y vaya, que se siente hasta mala vibra.

Traigo este tema a colación, porque en los lugares de trabajo por lo general de espacios abiertos, solemos contagiarnos de la energía del otro.

Es decir, si están en un modo positivo y entusiasta, todos los que llegan o permanecen en este ambiente se sienten más dichosos, trabajan con alegría y animan a sus equipos a seguir el ritmo.

La actitud moldea su día

Parece mentira que ciertos comportamientos, cambien, controlen y paralicen las dinámicas de conductas de los individuos. Dependiendo del lugar de trabajo, se verán dinámicas diferentes.

Por ejemplo, estuve trabajando en una empresa del mercado de capitales hace mucho tiempo, recuerdo que el escándalo y bullicio se escuchaba en la sala de operaciones, donde se planteaban compra/venta de renta variable o fija.

Sin embargo, al movilizarse y llegar al departamento de contabilidad sentías que estabas entrando a un monasterio, de estos de monjes que pagan votos de silencio. Aquello era ensordecedor del silencio, todos concentrados, nadie levantaba la mirada, era alucinante.

Contagiar lo negativo

Así como se contagia el silencio o el bullicio, podemos encontrar que las actitudes también. Una actitud negativa podrá traspasar fronteras tan inquebrantables como el carácter de otro ser humano.

Es decir, tú puedes ser muy buen compañero de trabajo, colega, supervisor o líder, pero cuando en el equipo encuentras uno solo de tus miembros, con actitud negativa; lo siento, pero como dicen en ventas, te quema al equipo.

Si, lo quema, lo hace trizas, añicos, pedacitos, porque les roba la energía positiva, el entusiasmo, la motivación de salir a comerse al mundo.

Si tú tienes a alguien así, por favor, trata de ayudarle a cambiar, pero si no pasa nada, sácalo de tu equipo. No necesitas gente así, tienes que buscar a los mejores a gente entusiasta y motivada, positiva y que crea en lo que hace.

Ya lo decía Dale Carnegie, “Usted se baña todos los días, la motivación es igual, úsela todos los días”.

La gente negativa debilita a tu equipo de trabajo, la mente de tus colegas, los pone contra el suelo y les hace sentir que nada de lo que hacen vale la pena.

Napoleón Hill lo dice en su libro “Piense y hágase rico”, busque a las mentes maestras, reúnase con ellas y verá cómo alcanzará el éxito.

Esas mentes maestras son personas alineadas en el mismo pensamiento positivo que tú. Ellos ven en la vida una oportunidad, que cada día para ellos es una aventura llena de la más grande y majestuosa esperanza de vivirlo.

Recordemos también, que el refrán popular dice: “Todo es según del color del cristal con que se mira”.

Si tú cristal es negro, el panorama será negro, pero si es transparente, se verá nítido. Todo depende de ti y de que no te debiliten los negativos.

“Realiza cada una de tus acciones como si fuera la última de tu vida”

Marco Aurelio