Laura Carvajal

Potencia Líderes

Etiqueta: líder (Página 1 de 3)

4 zonas en su máxima potencia de liderazgo

woman-1209866_1280-300x168 4 zonas en su máxima potencia de liderazgo
4 zonas en su máxima potencia de liderazgo

Vamos a tomar 4 partes importantes de tu vida. Son 4 zonas en su máxima potencia de liderazgo. Cuando se trata de crear un programa basado en liderazgo, todo el mundo tiene sus herramientas, vas probando y examinando.

Hasta que usas las que te ofrecen mejores asistencias, apoyo y sean más efectivas para ayudarte a conseguir tu propósito.

Para mí, ya desde hace más de un año esa herramienta la he comenzado a construir en un programa de doce semanas. Donde podré llevarte desde cero a la máxima potencia en la construcción de tu nueva vida.

Hace tiempo que vengo con ganas de escribir sobre este tema, pero entre una y otras cosas, me he visto obligada a no hablar de ello. Pero en esta ocasión puedo adelantar un poco de este trabajo.

La preparación de cada detalle para su lanzamiento en el momento justo. Esta será una de las mejores herramientas para líderes de habla hispana. Para usarlo en su trabajo diario y en lo cotidiano de su vida personal.

La idea es volver esto una experiencia de vida, que se convierta en hábitos grandiosos para lograr la máxima potencia en tus negocios, tu liderazgo, tu carrera y tus relaciones personales.

4 zonas en su máxima potencia de liderazgo: negocios, liderar, carrera profesional y relaciones personales.

¿POR QUÉ ME DECIDÍ A CREAR UN PROGRAMA?

Es una pregunta bastante lógica ya que tengo conocimientos muy avanzados en liderazgo y motivación en el sector empresarial.

Hasta hace poco más de tres años todo lo que hacía, era alrededor de los emprendedores y empresarios en España y América latina. Estuve dando la primera versión de este programa, sin llamarlo así.

Sin embargo, después de situaciones difíciles e inesperadas, vuelvo a la carga con Potencia Líderes. Y esto es una versión mejorada de todo lo que había realizado antes.

Después de construir todo un trabajo desde el 2011. Mucho del mismo se perdió por el camino, entre aprendizajes duros y fracasos estremecedores. Cuando te digan que ser emprendedor o empresario es fácil, por favor, huye. Te están mintiendo.

Se necesita de coraje, fortaleza, paciencia y sobre todo de nunca, por nada en este mundo, quitar la vista de tu foco central. Tu trabajo, la carrera de tu vida o la empresa que quieres lograr.

Después de ver cómo mis propios sueños se fueron por un precipicio. Yo me quedé al borde, sin saber qué hacer y con total incertidumbre. Sin embargo, cómo puedo motivar y creer en liderazgo si al pasar por una experiencia caótica, me paralice.

Exactamente, eso es lo que me motivó a crear el programa para definitivamente crear el liderazgo que buscan las personas y las empresas. Y hacer vivir a los empresarios, directivos y trabajadores parte de un todo.

Integrando, los aspectos más importantes de nuestras vidas podemos convertir lo mediocre en excelente. Lo bueno en asombroso. Y será fruto de nuestra propia cosecha.

Mi liderazgo ha evolucionado

Desde finales de 2015, comencé a cambiar varios aspectos y logré continuar mis estudios sobre liderazgo. Investigué sobre la manera en que se han creado cursos, seminarios y conferencias sobre el tema.  En 2016, en el segundo semestre de este año,  logré crear mis temas, recursos y herramientas propias.

Entre otras cosas, porque en aquel momento estaba dedicada a la deconstrucción y reconstrucción de mi vida personal, carrera,  liderazgo y lo que había sido mi negocio como autónoma hasta 2013.

Desde finales de 2016 deje atrás temas bastantes controvertidos en mi situación personal, para pasar a mejorar cosas que había dejado en el camino. Hablo de mis redes sociales. De una red muy importante para mostrar mi trabajo, y hablo de YouTube donde subí el primer vídeo en marzo de 2013.

Todo se quedó en veremos. En un STOP, sin precedentes. Yo lo había hecho muy bien y estaba subiendo de forma imparable. Hasta el momento que todo cambio para una etapa muy negra y difícil.

Entonces, trabajar de la manera como lo había hecho antes, me hizo cambiar, buscar mejoras, condicionar métodos y crear mi propio programa de liderazgo.

Lo hice porque…

Creaba el curso, el seminario o la conferencia para la empresa, en base a lo que pedía el directivo, pero no sobre el problema real de la misma.

Posteriormente buscaba el tema y lo adaptaba más al análisis del requerimiento de una persona que no conocía el entorno general y especifico de la situación.

Adaptando el tema a mi trabajo encontraba aceptación y un subidón en los equipos de trabajo, que seis semanas después ya no había.

Y creo firmemente, eso pasa en las empresas que hacen seminarios de motivación,  en las personas que van a una conferencia, por ejemplo.

Esta forma de trabajar me hacía perder innumerables horas, básicamente porque…

Cada situación era distinta, yo trabajo con seres humanos y muchos de ellos no eran escuchados.

Perdían mucho tiempo los directivos mirando sobre el problema y no buscaban el fondo del mismo.

Había mucho espacio en modificar una conducta y lograr una meta, para que se adaptara a los resultados.

Sin embargo, no había una muestra de interés por mejorar el enfoque mental de los participantes buscando la mejora de resultados.

Todo eso finalmente me llevó a crear mi propio programa, pues tenía mayor control y relevancia sobre lo que quería hacer, de tal manera que los resultados de cara a los clientes serán mejores y permanentes en el tiempo.

Este programa de liderazgo está dirigido para quienes están pasando por algunas de estas cosas en sus vidas:
  1. Tú eres empleado y sientes un profundo sentimiento de inestabilidad y apatía.
  2. Eres directivo y no encuentras la forma de hacer trabajar a tu equipo de manera eficiente y eficaz.
  3. Trabajas como un administrador y no sabes cómo liderar a la organización.
  4. Te has convertido en empresario y te encuentras con dificultades para crecer o hacer una gestión del cambio para ser competitivo en tu mercado.
  5. Ahora eres emprendedor y a pesar de todos tus esfuerzos los resultados tardan en llegar.
  6. Te falta claridad en los proyectos a futuro.
  7. En diversas ocasiones te falta energía para enfrentar el día a día profesional y tu vida personal.
  8. Tienes dudas sobre tu potencial, capacidades y a veces no crees en ti.
  9. Las relaciones con tu entorno no te aportan satisfacción.
  10. Te gustaría des-aprender, re-aprender y aprender para consolidar tu liderazgo y tener mayor capacidad de influencia e impacto positivo en otras personas.
Es el momento de entrar en tus 4 zonas y llevarlas a su máxima potencia de liderazgo ¿Te atreves?

 

Descubriendo al líder

Descubriendo al líder, cada día complementando tareas diarias para mejorar, en lo personal y profesional.

Después de un parón, de un año, verdaderamente incómodo.

Decidí seguir adelante con mis proyectos profesionales en este 2016, a pesar de las circunstancias, de la mala energía, maldad y el odio de terceros. Lástima por ellos que pierden su tiempo, dedicando esto a mí.

De cualquier forma, yo saldré fortalecida y con un aprendizaje sobre las relaciones humanas, que normalmente son excelentes hasta que encuentras en tu vida gente descaradamente enferma y tóxica.

Descubriendo al líder

Lo duro es aprender, que estas personas no son así ellos solos, sino que traen un conjunto de ejemplares que los acompañan para hacer de las suyas. A mí, me parece que mientras más daño quiere hacer a los demás, ellos más se hunden en sus propias miserias.

Se regodean como puercos en su propio excremento y pretenden ponerlo en tu zapato, para que al hacer tu camino, vayas dejando la estela de un olor desagradable, propio de lo nauseabundo de sus acciones desalmadas. Interesante entender que allí siguen, buscando culpables, cuando ellos día a día cavan su propio pozo de mentiras, manipulación y cobardía. Que le vaya bien, para que a mí me vaya mejor, le digo.

Desde el año 2013, me encuentro batallando con un personaje malo, muy malo. El 2014, fue tratando de hacerme añicos y en el 2015 se ensañó. Por eso hablo de personas tóxicas, no es igual hablar de emociones, críticas, choques entre colegas, roces familiares, malos entendidos con amigos, situaciones con la pareja, los hijos, etc.

Que hablar de personas envenenadas en cuerpo y alma. Eso es diferente. Podemos descubrir nuestras fortalezas y añadir nuestros valores positivos. Sin embargo, hay gente que ni lo uno ni lo otro, de ellos hay que huir, correr sin parar y no mirar atrás.

Descubrir cómo mejorar tu liderazgo personal

En el tema de hoy, tocaré las personas que están a nuestro alrededor, que son mentalmente sanas y de las cuales hay cosas que no nos gustan, como también tienen aquellos elementos que admiramos, pero estas personas no son tóxicas, eso es importante tenerlo en cuenta para realizar la actividad.

Entre las tareas diarias (sigo, para no perderme del tema), que estoy realizando, tengo un programa que estoy estudiando e implementando por mí misma.

Yo quiero probar su eficacia, para mejorarlo e incorporar algunas acciones a mi programa de liderazgo, que estoy realizando para todos ustedes.

c6f5ea79378512d1fded46f6a618178e Descubriendo al líder

Entre estas tareas encontré cuatro y son las siguientes:

Buscar un lugar tranquilo, relajado y tener tiempo para hacerlo. Tener a la mano lápiz y papel para empezar a dar respuesta a las siguientes preguntas;

¿Qué cinco frases o cosas positivas dicen las personas de ti?

¿Qué cinco frases o cosas positivas dices tú de las personas a quienes tienes confianza?

¿Cuáles son las cinco cosas que más te molestan de otros?

¿Cuáles son las cinco cosas que a otras personas les molesta de ti?

Este es un ejercicio para sincerarte contigo mismo, por eso necesitas tiempo y espacio para ti. Contestar estas cuatro preguntas hará una diferencia a partir del momento que lo hagas.

Luego de contestarlas, viene una segunda ronda de preguntas, que te llevarán a descubrir tu liderazgo personal aún más.

Debes tomar tu tiempo y espacio, si puedes hacerlo solo, mucho mejor, tú podrás dar rienda suelta a tus emociones y a lo que sientas en ese momento.

Responde las siguientes:

– Basándote en las respuestas de la pregunta sobre los otros y tú, usa cuatro de las cinco cosas para contestar ¿Qué prefieres que los otros digan de ti?

– Tomando en cuenta lo que respondiste a la pregunta de las cosas que te molestan de otros, usa cuatro de las cinco ¿Qué es lo que más te molesta de los demás?

– Y por último, esta pregunta es una clave fundamental para el desarrollo y mejor rendimiento de tu liderazgo, tu autoconfianza y autoestima.

Según lo que has contestado de frases o cosas positivas que dices de los demás.

Toma cuatro de tus argumentos anteriores

Responde lo siguiente ¿Cuál es el mejor cumplido que puedes decir a las personas que tienes confianza?

Puedes observar que este ejercicio, te llevará a un profundo descubrimiento de ti mismo.

Acéptalo y trabaja en mejorar, corregir e incluir estrategias positivas para sobrellevar tu hallazgo.

Recuerda, que eres tú el dueño absoluto y total de lo que piensas, eres y crees. Por tanto, eres el principal responsable de incrementar tu liderazgo o descubrir el líder que está dentro de ti.

La energía del liderazgo

03ec43c35d8b4b968f18e28373fa2a7f La energía del liderazgo

La energía del liderazgo

La energía del liderazgo ha estado presente en todas las conferencias que he visto y he estado como público. He tenido la oportunidad de sentir como emanan una energía vibrante los conferencistas.

Recuerdo, dos días de conferencias, sin parar más de diez mil personas en un mismo lugar. Y una mañana, justo a las once, todo el mundo de pie y bailando.

Sin necesidad de estimulantes, ni alcohol, ni ninguna otra cosa. Solo nosotros, disfrutando de todo lo que estuvimos viviendo y aprendiendo.

La energía del liderazgo cuando se esparce, revitaliza, contagia y libera las mejores emociones. Y lo más importante hace que las personas demuestran una actitud positiva increíble.

¿De dónde logran sacar los conferencistas esta energía?

Todo se basa en la autoconfianza y la autoestima de esa persona, del poder de transmitir su actitud mental positiva a los otros que lo escuchan y le ven. Eso, conectado a una historia que sea real y que toque el corazón de los asistentes, podrá llevarte a superar miedos, límites y romper con creencias arraigadas en nuestra mente.

Las mismas creencias que nos paralizan, que nos llenan de miedo y nos hacen cerrar toda oportunidad de cambio en nuestras vidas. Por eso, la energía del liderazgo es tan importante para los equipos de trabajo.

Es bien sabido que empleados de empresas, mejoran sus resultados y rendimiento como equipo, cuando la empresa inicia un plan de incentivos, reconocimientos y afirmaciones basados en el buen trabajo de los miembros.

El reconocimiento del líder

El reconocimiento lleva a las personas a mejorar de forma inmediata, a buscar resultados para lograr que vean lo bueno que él o ella es capaz de hacer.

Sólo se consigue a través de un líder capacitado para canalizar la energía del liderazgo de tal manera, que los empleados se sientan emocionados cada vez que ese líder está con ellos.

Lo que a su vez, les lleva a trabajar con más actitud y energía positiva, buscando resultados increíbles. Parece sacado de fábula, como los gestos, las palabras y la energía de una persona, pueden sacar lo mejor de otras.

Hace muchos años, yo trabajé en una compañía donde el encargado nacional era mi jefe. Este señor no tenía una actitud positiva, al contrario, era fatalista y un negado de esos, de primeros puestos, aquel de: yo llevo la bandera.

Su jefe, el vicepresidente internacional de la empresa, era un líder nato.

La gente de ventas se movilizaba a vender como nunca, cuando sabían que ese señor llegaría al país donde estábamos nosotros.

Por cosas del destino, la oficina principal de la empresa estaba en otro país y este líder vivía allá. Así pues, cuando se anunciaba que este señor venía, las ventas se disparaban y todo el mundo comenzaba a vender como si no hubiera mañana.

Y sabes qué, no era por miedo o por ganar más dinero que la gente de ventas lo hacía.

Había algo detrás, mucho más impresionante.

Un día, hablando con algunos compañeros, ellos me dijeron, “tú la última vez que el señor “X” vino, no lo viste porque estuvimos con él en formación.  Ya verás cuando lo conozcas, te va impactar, él es de los mejores.”

Yo revisé todos los resultados de ventas, en los meses de visita de este señor y yo pregunté si había incentivos cuando él venía. Y generalmente no los había, sólo en contadas ocasiones y ciertos concursos nacionales que se hacían. Pero, nada más.

El día que lo vi, el señor “X” venía con mi jefe. Y me preguntó, al mismo tiempo que extendía su mano: ¿Usted es Laura? Yo contesté sí y le di la mano. Inmediatamente me dijo: “Gracias Laura usted es una campeona. Gracias por ayudarnos a resolver los inconvenientes antes de mi llegada. Quiero decirle que su trabajo con los reportes de ventas es magnífico, usted tiene la garra y la fortaleza de una campeona.”

Yo me quedé, con la mirada perdida en su cara, porque además, todo esto me lo dijo mirándome a los ojos y  con una sonrisa tan amplia, al mismo tiempo que sincera.

Y yo pensando: “me llamo campeona, a mí, que no me dan ni las gracias.”

Él entró y todos los vendedores fueron pasando uno por uno a la oficina. Y esto no era porque él tenía una reunión con cada uno, no.

Sencillamente, la gente se apostó en una fila, a esperar que él les diera permiso para pasar. Y esa fila era solo para saludarlo.

Él los saludaba a todos y cada uno. Se levantaba a recibirlos en la puerta y los llevaba a su escritorio, al terminar les acompañaba para despedirse y les abría la puerta.

El vicepresidente internacional. ¡¡AHHH!! Pues sí, ése era el líder.

El equipo de ventas se volvía loco, cuando este señor anunciaba su llegada y créeme, las ventas incrementaron.

El aprecio sincero que mostraba

La forma de saludar cada mañana a todos, su sonrisa, energía y sobre todo el respeto hacia los otros.

Todo ese conjunto, hacia la energía de su liderazgo y lo transmitía a todo el mundo.

Cuando yo dejé de trabajar con esta empresa. Al único que extrañaba de allí y al que sigo admirando hoy en día, es al señor “X”. En la actualidad es el presidente de la empresa. Un hombre al que admiré y admiro.

La energía de su liderazgo

Su liderazgo es absolutamente cautivador y su energía altamente contagiosa. La energía del liderazgo es necesaria y debe ser sobre todo auténtica.

La energía positiva, la actitud y el reconocimiento pueden lograr movilizar a las personas, mucho más que el dinero. No lo olvides.

5 tips para ser buen líder

eadfbb2398f14a32a408e6f9963d6f9e 5 tips para ser buen líder

En el camino hacia el liderazgo hay mucho por aprender, no es solo estar en una posición donde puedas desplegar tu carisma y tus dotes de influencia en otros. Se trata de ir más allá, se aprende con las personas y de ellos. Se crean vínculos de amistad, se hace fuerza para lograr objetivos, se lucha para alcanzar las metas.

Hoy, te dejo cinco herramientas para que puedas empezar a realizar una evaluación del trabajo que estás haciendo como líder. Si encuentras que no lo estás aplicando, comienza a mirar dónde deberías iniciar.

5 tips para ser buen líder

1.- Sé coherente. Debes tener lógica en lo que piensas, dices y actúas. Idealizar y ejecutar con ética y lealtad lo que se planea. Ir en una misma dirección.

2.- Sé un buen receptor. Escucha activamente (opiniones, quejas, sugerencias, ideas, estrategias, mejoras, etc.) de tu equipo de trabajo.

3.- Sé justo. El reconocimiento es parte del verdadero líder, pues halaga y premia el trabajo de un miembro o de todos los integrantes de su equipo, bien sean aciertos, triunfos, superación de objetivos y metas, entre otros.

4.- Sé humilde. El líder asume sus actos y decisiones. No culpe a nadie si ha cometido errores o los proyectos, quizás estrategias fracasan.

5.- Sé líder. Motivación y confianza a cada integrante de su equipo. Es colaborador en ciertas acciones e ideas que le confieren directamente a su equipo de trabajo.

Administrador o líder

a9a0bbf063fd402a9d4f538cfdbc5fa8 Administrador o líder

Administrador o líder

Administrador o líder, los dos o soy uno solo, estos roles estarán en mi lista de tareas o no. Muchas dudas.

Hay pocos libros sobre liderazgo empresarial, sin embargo, podemos encontrar numerosos escritos sobre la administración, las organizaciones están en la búsqueda de líderes que los lleve a ser mejores.

Esta es una difícil tarea, se pierde tanto dinero, tanto esfuerzo que la misma búsqueda desgasta a los empresarios.

He buscado en mis notas, en trabajos anteriores y en algunos libros sobre la administración, la gerencia y los procesos en las empresas para mejorar la gerencia, mejor denominado como gestión.

La gerencia se refiere a la organización y coordinación del trabajo para producir un resultado deseado. Administrador o líder, es el dilema. Un gerente o directivo, es una persona quien practica la gerencia para trabajar con las personas de manera ordenada para cumplir las metas de la organización.

Esto, no significa que el gerente sea un líder. No, éste se capacitó para lograr trabajar con personas y los recursos que se le suministran para alcanzar los resultados propuestos, pero no lidera.

Aquí, me voy a referir a una cita de un proverbio, que le gusta a John C. Maxwell:

“El que piensa que dirige y no tiene a nadie siguiéndole, sólo está dando un paseo.”

Los líderes son influyentes, tienen seguidores y gente que cree en lo que hacen, predican y trabajan, se involucran tanto con esta persona que incluso aunque ese individuo ya no esté físicamente, sigue haciendo todo lo posible para que el legado siga.

No importa que quieras hacer como gerente, no eres un líder si tu equipo no te sigue

Debes considerar que estás dando órdenes y ellos las están siguiendo porque les pagan por ello. El trabajo duro, es crear verdadera influencia, dar el ejemplo, escuchar activamente a las personas, hacer preguntas influenciables.

Alguna vez has hablado con alguien de tu equipo y le preguntaste ¿Qué te hace reír? ¿Qué te hace feliz? ¿Qué te hace llorar? ¿Cuál es tu sueño?

Si eres un administrador o un gerente, estás en una compañía y no has preguntado jamás a nadie de tu equipo estas preguntas y has escuchado activamente, sin interrumpir, sin dar consejos, solo escuchar demostrando verdadero y genuino interés por lo que esa persona habla.

No hacerlo, muestra que no eres un líder. Si no te importan las personas, no puedes ser un líder.

Todo líder tiene un propósito de vida concatenado a mejorar la vida de las personas que le rodean, hablando de una persona que tiene valores positivos.

Un líder impulsa a los otros a seguir adelante, les impulsa a desarrollarse, a creer en ellos, a crear hábitos y a confiar en los riesgos. Ayudarles a cambiar. Tomar el tiempo para ayudarles.

Los managers tienen funciones específicas en las empresas. Por ejemplo:

Los gerentes  encuentran frecuentemente obstáculos para gestionar, los cuales requieren un sentido de flexibilidad y persistencia. Si a esto le sumamos el interés por cada uno de los integrantes de tu equipo de trabajo, obtendrás resultados jamás imaginados.

Cuando te hacen enfrentarte entre los recursos y el equipo para lograr objetivos, dedícate a las personas. Los resultados llegarán como consecuencia de su integración con el trabajo y las férreas ganas de seguir  a su líder.

Administrador o líder

En la práctica administrativa, nos encontramos con la mejora de los procesos basados en planificación, organización, dirección y control.

Oprah Winfrey dijo la siguiente frase:

“La integridad verdadera consiste en hacer lo correcto, aun sabiendo que nadie sabrá si lo hiciste o no”.

Los líderes tienen una integridad inquebrantable. Porque creen en hacer lo correcto, luchan por ello y quieren simplemente hacerlo. La influencia se puede desarrollar, el liderazgo se puede estimular y trabajar para desplegar qué clase de influencia ejercerás en tu gente.

El liderazgo comienza en el corazón, cuando tomas la decisión de trabajar para desarrollar a las personas que están a tu alrededor.

Cuando ejerces tu influencia con tu ejemplo. Recuerda algo importante, el día que te sientas inmensamente feliz hasta el punto de las lágrimas y tu alegría sea por el éxito de otra persona, es allí, donde comenzarás a desarrollar los pasos esenciales de tu liderazgo. Y entonces, estarás preparado para ser un líder empresarial.

Página 1 de 3

Creado con WordPress & Tema de Anders Norén

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies