¿Cómo ser un líder motivador?

football-1476051_1280-200x300 ¿Cómo ser un líder motivador?Cómo ser un líder motivador puede aumentar o disminuir tu influencia como líder. Esto tiene fundamento en tus niveles de conocimientos básicos de la conducta humana. Es necesario conocer los principios básicos de la conducta, puedes re-dirigirte a ver la pirámide de Maslow y la ventana de Johari.

Este es el punto clave del cual escriben o escribieron constantemente en sus libros autores como: Dale Carnegie, Napoleon Hill, John C. Maxwell, Brian Tracy, Jack Canfield, Jim Rohn, entre otros.

¿Para ti cuáles son las prioridades para motivar a los integrantes de tu equipo de trabajo?

En un análisis que puedes realizar preguntando a dueños de negocios o directivos, te dirán que: la puntualidad, logros, el salario, seguridad, condiciones laborales, la responsabilidad, relación con los compañeros, progreso o ascensos en el trabajo, políticas y administración.

Sin embargo, cuando comienzas a re-buscar y a preguntar directamente a tu equipo, te puedes encontrar con una realidad distinta.

Cómo ser un líder motivador

Por lo general, las personas que están a tu cargo, no consideran esas prioridades en su trabajo, están dentro de la retribución por hacer su trabajo, pero esas no son  parte de su satisfacción como trabajador. Es obvio, que todos reconocen que trabajan por un salario estipulado, aunque, ese no es el motivador principal de las personas que trabajan en una organización. ¿Lo sabías?

Las verdaderas prioridades que aumentarán tus niveles de influencia como líder, vienen con tus conocimientos básicos de la conducta humana.

Los factores de motivación son los siguientes:

Ego.

Estima.

Auto-realización.

Trabajo con retos.

Oportunidades con logros y crecimiento.

Reconocimiento.

Haz un análisis y evaluación para saber si las necesidades están cubiertas y sí los factores de motivación están recibiendo atención:

Logro- Reconocimiento- Trabajo en sí mismo- Responsabilidad- Avance- Crecimiento.

Dirige tus esfuerzos a mejorar los temas antes mencionados porque los mismos están implícitos en las estrategias psicológicas con gran efecto motivador.

Aún, con todos estos elementos, te invito a evitar cometer los errores que te pueden llevar a ser clasificado entre las personas que no hacen bien su trabajo de líder.

Un líder puede ser bueno o malo, depende de su contexto y otros factores. Las empresas le dan atención a los resultados y existen las personas que bloquean a los integrantes de su equipo de trabajo. Porque los perciben como una amenaza. Los equipos de trabajo pasan incluso a estar en el tercer lugar de importancia.

¿Qué hacer para cuidar a nuestro equipo de trabajo?

1.- Debes estar atento a los miembros del equipo.

2.- Preocúpate de su motivación y reconocimiento.

3.- Céntrate en las metas y la comunicación efectiva con tu equipo.

4.- Democratiza la comunicación e información.

5.- Dedica tiempo al equipo.

6.- Desarrolla estrategias para el buen reconocimiento.

Esto animará a las personas a seguir motivados en lograr los resultados. Tener sentido de pertenencia por la organización y ser 100% productivos.

Recuerda la manera más efectiva de comprender el poder de la influencia. Es recordar la veces que tú has sido tocado por la influencia de una persona o un acontecimiento. Piensa en las cosas pequeñas o las personas que influyeron en ti de una forma poderosa.

Toma en cuenta, que la vida está llena de acontecimientos poderosos que nos impresionan y nos hacen vulnerables. Y además, que ayudan a formarnos. Piensa en los maestros que influyeron en ti. O, si eres padre o madre, en la influencia que ejerces en tus hijos con solo dar el ejemplo.

Y finalmente el asunto no es solo si eres influyente o no, sino qué clase de influencia tú ejerces en tu equipo de trabajo.

10 palabras que la gente inteligente usa y 7 que jamás usarán

83197b744ce201caf09b6d0ca2ebe930 10 palabras que la gente inteligente usa y 7 que jamás usarán

Las palabras correctas pueden motivarte, inspirarte e incluso cambiar vidas.

El siguiente es un post de Courtney Seiter, una colaboradora en el contenido del Buffer, una herramienta que permite el intercambio de medios de comunicación social más inteligente y más fácil. (Tú puedes leer sus mensajes acerca de los medios de comunicación social, la productividad y la comercialización en el blog de esta red social Buffer).

Y bien, Courtney dice lo siguiente:

¿Alguna vez has estado en una reunión y has sentido la electricidad con el cambio en la habitación basado en una sola palabra?

Las palabras son increíblemente poderosas:

Aunque sea en solitario puede ganarse más, sacarte fuera, establecer sus límites y cambiar la forma en que los demás la perciben.

Con este sutil poder, está nuestro mejor interés para tratar de entender la ciencia y la psicología de las palabras.

Yo fui a la caza de algunas de las mejores palabras y frases que motivan a la gente a ser creativos, trabajar juntos y construir relaciones.

Aquí hay 10 palabras y frases que son muy motivadoras – Y luego, siete palabras que definitivamente no lo son:

1. “Sí” – mejora el rendimiento cuando se describe una hipótesis positiva.

Aquí hay una verdad universal. A nadie le gusta estar mal, sobre todo delante de otras personas.

Cuando estás frente a una gran cantidad de “No sabe”, durante una tormenta de ideas o un duro desafío, hay una palabra que puede aliviar la presión de estar equivocado y abrir una vía de pensamiento crítico: Si.

Tim David, autor de Palabras mágicas: La Ciencia y secretos detrás de siete palabras que motivan, participar e influir. Emplea esta palabra mágica en una frase muy específica, yo planeo sacar un montón:

“¿Qué le dirías si lo sabes?”

Como él mismo explica, el despliegue de la magia del “si” permite a aquellos que se están dirigiendo a pensar hipotéticamente, a dar una respuesta voluntaria quitando presión que podrían evitar.

El libro también comparte la investigación que cuando la gente describe un resultado hipotético de una manera positiva, no sólo aumenta sus expectativas de éxito, sino que mejora su rendimiento real.

El elemento hipotético es la clave, provocada por el “si”.

2. “Podría” – Esta aumenta la creatividad cuando se utiliza en lugar de “debería”.

Una forma similar a la magia sucede con la palabra “podría”, especialmente cuando es sustituida por su hermana “debería”.

He aquí un ejemplo fresco de nuestra  ciencia:

En un estudio realizado en 1987, los investigadores dieron a los participantes una variedad de objetos al azar, incluyendo una banda de goma. Se pidió a algunos de ellos pensar acerca de lo que eran los objetos, mientras que otros se les dijo que pensarán en lo que podrían ser los objetos.

A continuación, se pidió a los participantes de borrar una marca sin necesidad de utilizar una goma de borrar. Las personas que habían sido sensibilizados a pensar en “podría” eran más propensas a reconocer que una banda de goma podría ser utilizada en lugar de una goma de borrar, en comparación con aquellos que consideran lo que eran estos objetos.

A pesar de que parecen y suenan muy similares, las investigaciones muestran que “debería” tiende a reducir el campo de visión y limita las respuestas posibles, mientras que, “podría” abre tu mente a nuevas posibilidades.

En otro estudio, sobre los desafíos éticos y morales cambiantes, se encontró que:

“Cuando se enfrentan a dilemas éticos, cambiando la propia mentalidad de “¿Qué debo hacer?” a “¿Qué podía hacer?” genera una visión moral, que se define como la constatación de que los valores ostensiblemente a la competencia no son del todo incompatibles.”

Toda una nueva línea de pensamiento, lograda con sólo cambiar una pequeña palabra.

3. “Sí” – tres “pequeños” síes de ellos pueden ayudar a cerrar un trato.

Otro “palabra mágica” de Tim David: “Sí”. Es particularmente interesante, cómo un sí puede dar lugar a otro, como se describe en un estudio de ventas:

“El estudio se centró en, sí o no conseguir a alguien que dijera si durante un diálogo, lo que afectaría el resultado de esa conversación. En primer lugar, los vendedores se dedicaron a sus negocios como de costumbre. Ellos fueron capaces de cerrar el 18 por ciento de las ventas, no está mal. Sin embargo, cuando se les instruyó para obtener un mínimo de tres “síes pequeños” al principio de la conversación, de repente fueron capaces de cerrar el 32 por ciento de las ventas.”

“Los pequeños síes” pueden ser cualquier tipo de afirmación, incluso si se produce en respuesta a una pregunta como “Estás aquí por la cita de las 3 p.m., ¿verdad?”

4. “Juntos” – hace que los equipos trabajen duro y de forma más inteligente (¡hasta en un 48 por ciento!)

La palabra “juntos” es todo acerca de la vinculación, pertenencia y la interconectividad. Es algo muy poderoso para el cerebro, ya que, el sentido de pertenencia es elemental en nuestra jerarquía de las necesidades.

Así que no es demasiado sorprendente que el uso de esta palabra puede ayudar a los equipos a ser más eficientes.

Un estudio de la Universidad de Stanford, tenía a los participantes trabajando en rompecabezas difíciles cada uno por su cuenta, aunque a un solo grupo, se le dijo que estarían trabajando en su tarea “juntos” y podrían recibir un consejo de un miembro del equipo.

Los resultados para los participantes que escucharon “juntos” fueron sorprendentes. Ellos:

Trabajaron el 48 por ciento más;

Resolvieron más problemas correctamente;

Tuvieron un mejor recuerdo de lo que habían visto;

Dijeron que se sentían menos agotados y cansados ​por la tarea;

Reportó haber encontrado el puzzle más interesante.

“Juntos” es una palabra que motiva porque se siente como si fueras parte de algo más grande que uno mismo.

Palabras como “vamos” y “nosotros” también pueden ayudar a construir la conexión y sentido de unión, según Tim David.

5. “Gracias” – Esta palabra hace a las personas conocidas más propensas a buscar una relación.

La gratitud no sólo puede hacer tu vida más feliz, también podría ayudarte a avanzar en tus relaciones profesionales y de carrera.

Como muestra la siguiente investigación, agradeciéndole a un nuevo conocido por su ayuda lo haces más propenso a buscar una relación social contigo.

En un estudio de 70 estudiantes, un estudiante más joven les asesoró, sólo algunos le agradecieron por su asesoramiento.

Los que fueron agradecidos eran más propensos a proporcionar para el aprendiz sus datos de contacto cuando se les preguntó, tales como su número de teléfono o dirección de correo electrónico.

Los estudiantes que dieron agradecimientos también fueron evaluados por tener personalidades significativamente más cálidas.

“Decir gracias les proporciona una señal valiosa de que eres alguien con quien se podría formar una relación de alta calidad”, dice la psicóloga Lisa Williams de UNSW, quien condujo la investigación.

El investigador sobre la gratitud Jeffrey Froh, dice que estos son los cinco elementos claves de un sistema eficaz de agradecimiento:

Ser oportuno.

Complementar los atributos del benefactor.

Reconocer la intención del benefactor.

Reconocer los costos para el benefactor.

Articular los beneficios.

6. “Elegir a” – replantea a “tener que” y hace una gran diferencia.

Hablando de agradecimiento, Marshall Rosenberg, el padre de la comunicación no violenta, sugiere un ejercicio sencillo llamado “tiene que” cambiado a “elegir a”, que puede volver a enmarcar tu vida de una manera grande.

Paso 1. ¿Qué haces tú en tu vida que no experimentas como lúdica? Escribe una lista en una hoja de papel, apunte todas esas cosas que tú dices que tienes que hacer. Una lista de cualquier actividad que te da miedo, pero quieres hacer de todos modos, porque tú percibes que no tienes otra opción.

Paso 2. Después de completar la lista, podrás reconocerte claramente a ti mismo qué estás haciendo estas cosas porque decides hacerlo, no porque tienes que hacerlo. Inserta la palabra “Elijo …” delante de cada artículo que tú enumeraste.

Paso 3. Después de haber reconocido que tú eliges hacer una actividad en particular, estarás en contacto con la intención detrás de tu elección al completar la declaración, “Elijo … porque quiero …”

7. “Y” – la mejor manera de indicar una opinión contraria.

Liane Davey, autor de Usted Primero: inspirar a su equipo a crecer, se llevan bien, y que el dispositivo realice.Tiene algunos consejos en Havard Business Review sobre cómo hacerse oír durante una conversación difícil.

Una escogí, en particular, es cuando hay que utilizar “y”.

“Cuando tenga que estar en desacuerdo con alguien, expresas tu opinión contraria con “y”. Esto no es necesario que alguien sea malo para usted estar de acuerdo”, dice ella. Cuando estás sorprendido de escuchar algo que tu contraparte ha dicho, no intercales con un “¡Pero eso no está bien!” Sólo tienes que añadir tu perspectiva. Davey sugiere algo como esto: “¿Crees que necesitamos dejar espacio en el presupuesto para un evento para clientes y  a mí me preocupa que necesitamos ese dinero para formación de los empleados ¿Cuáles son nuestras opciones?”

Dorie Clark, autora de Reinventándose, sugiere algunas frases adicionales para asegurarse de que está siendo escuchado:

“Esto es lo que estoy pensando.”

“Mi punto de vista se basa en los siguientes supuestos…”

“Llegue a esta conclusión porque…”

“Me encantaría escuchar su reacción a lo que acabo de decir.”

“¿Ves alguna falla en mi razonamiento?”

“¿Ves la situación de manera diferente?”

8. “Porque” – hace que todo lo que pidan suene objetivo y racional.

Una de las dos palabras más importantes en los blogs es también uno de las mejores palabras para motivar a nadie: “Porque”.

La psicóloga social Ellen Langer puso a prueba el poder de esta palabra preguntando para cortar en línea en una máquina de copiar. Ella trató de preguntar de tres maneras diferentes:

“Perdone, tengo cinco páginas. ¿Puedo usar la máquina Xerox?”

“Perdone, tengo cinco páginas. ¿Puedo usar la máquina Xerox porque estoy en un apuro?”

“Perdone, tengo cinco páginas. ¿Puedo usar la máquina Xerox porque tengo que hacer algunas copias?”

De los encuestados, el 60 por ciento dejó que su corte en línea utilizando la primera petición técnica. Pero cuando se añade el “porque,” el 94 por ciento y 93 por ciento, respectivamente, dijo que estaba bien.

La lección: Cuando la gente quiere tomar medidas, siempre dan una razón.

Darlene Price, autora de ¡Bien dicho! Las presentaciones y conversaciones que dan resultados, dice, la relación causa-efecto con razonamiento y funciona porque “hace que tus afirmaciones suenen objetivas y racionales en lugar de parcial y subjetiva.”

Price ofrece una gran lista de frases de causa y efecto adicional:

En consecuencia

Como resultado

Causado por

Por consiguiente

Debido a

Por esta razón

Ya que

Por lo tanto

Así

Y Tim David de palabras mágicas va un paso más allá con lo que él llama la ABT (Advanced Because Technique):

“La idea detrás de ABT es conseguir que la persona diga lo que quiere decir” con un porque a ellos mismos. En lugar de dar a alguien mil razones para hacer algo, trata de preguntarles a ellos, “¿Por qué?” Cuando se hace esto, van a llenar en su propio ‘porque’. Ahora, son sus razones, no las tuyas.”

9. “(Su nombre)” – preferimos las cosas conectadas a nosotros mismos.

El estado de Virginia tiene 30 por ciento, más de residentes llamadas Virginia que la media, Louisiana tiene 47 por ciento más de personas con el nombre Luis, y hay un 88 por ciento más de Georgias en Georgia, lo que cabría esperar en otro lugar.

Este es el efecto Nombre-Carta, un fenómeno raro que se ha demostrado para enseñar “porque la mayoría de las personas poseen asociaciones positivas sobre sí mismos, la mayoría de la gente prefiere las cosas que están conectados a ellos mismos (por ejemplo, las letras del nombre de cada uno).”

Así, Dale Carnegie tenía razón en Cómo ganar amigos e influir sobre las personas: “Recuerde que el nombre de una persona, para esa persona, es el sonido más dulce e importante en cualquier idioma.”

De hecho, existe evidencia de que los patrones cerebrales únicos ocurren cuando escuchamos nuestros propios nombres, en comparación con escuchar los nombres de otros.

10. “Dispuesto” – puede convertir un “no” en un “sí”.

La profesora de la interacción social Elizabeth Stokoe trabaja a menudo con los servicios de mediación que ayudan a las personas a lidiar con conflictos.

El análisis de cientos de llamadas entre los mediadores y clientes potenciales, descubrió una palabra secreta que cambia la mente: “quiere”.

Ella explica en una charla TED, que muchas personas que llaman son propensos a rechazar la mediación con el argumento de que la otra parte es el “tipo de persona que no mediará”.

Pero cuando los mediadores piden a la gente si estarían “dispuestos” para mediar, incluso las personas que llaman resistentes acuerdan probar el servicio.

“Dispuesto” fue significativamente más eficaz que la otra frase “podrías estar interesado en la mediación?” – “Sí.” Y era la única palabra que logró un giro total a partir de “no”.

Mi teoría: funciona porque si la otra parte es el tipo de persona que no mediará, entonces la persona que llama debe ser el tipo de persona que lo ¡hará!

7 palabras que se deben evitar.

En la otra cara, están las palabras que podrían no parecer demasiado perjudiciales a primera vista, pero pueden hacer daño a su confianza con su equipo e incluso desmotivar a los demás.

Jason Fried nos advierte que tengan cuidado con las siguientes palabras, incluyendo:

Necesitar

Debería

No puedo

Fácil

Sólo

Solamente

Rápido

“Cuando colaboras con otros, especialmente con diseñadores y programadores, ellos son parte de una mezcla, ten cuidado con ellos,” escribe él. “Cuidado cuando les uses, tenga cuidado cuando les escuche. Ellos realmente te pueden meter en problemas.”

Autor del artículo:
Special to Inc.
Published  Abril. 05, 2016
Traducción: Laura Carvajal

El verdadero trabajo de Equipos de Alto Rendimiento

El verdadero trabajo de Equipos de Alto Rendimiento lo quise plasmar en este vídeo, lo hice cuando fui a ver esta particular competencia de canoas entre el hielo y a veces un poco de agua, que se realiza anualmente en Canadá.

El verdadero trabajo de equipos de alto rendimiento

Es una lucha muy particular, con sus creencias, fortaleza mental y capacidades. A esto le sumamos, la intensidad de los logros de objetivos, el rendimiento del equipo y su fuerza.

Todo buen equipo tiene una razón de ser.

Muchas personas conocidas me habían comentado de este particular deporte. El trabajo en equipo y las condiciones climáticas en las que debe efectuarse.

Cuando llegué allí, al puerto para verlos, realmente fue impresionante la vibra que se sentía en el lugar. No solo el público, sino también los deportistas. Inmediatamente saqué mi teléfono y sentí la necesidad grabar lo allí pasaba.

La razón principal, fue el espíritu de equipo que se respiraba en el ambiente y al ver todo lo que sucedía entre los integrantes de los equipos participantes.

La adrenalina por conseguir el objetivo. El trabajo incansable puesto por cada uno de ellos y la forma de dirección más la gestión del líder de equipo. Me llevó inmediatamente a pensar en hacer los vídeos y hablar del tema Equipos de Alto Rendimiento.

Espero que les guste…

10 Cosas para hacer cuando tu equipo no te está escuchando

2789fba4f9de4318a4fe0cbcfd39b671 10 Cosas para hacer cuando tu equipo no te está escuchando

10 Cosas para hacer cuando tu equipo no te está escuchando

Su llamada me ha tocado profundamente. Ella estaba tratando tan duro… para establecer la visión correcta, introducirse en los comportamientos importantes, la plataforma y desarrollar… pero su equipo simplemente no estaba escuchando.

Tal vez has estado allí también. Tienes visión. Es que, tú te preocupas profundamente. Tú enseñas. O, tú te repites a ti mismo. Pero nadie parece “hacer las cosas”.

Aquí hay diez preguntas que vale la pena preguntar, cuando tú golpeas la pared con tu voz, cuando tú equipo no escucha.

Toma en cuenta que esto es un adelanto de mi nuevo libro Winning Well Insights. (Puedes descargar los primeros capítulos de forma gratuita aquí).

1- ¿Podrás decirlo de diferentes maneras?

Las personas aprenden de manera diferente, algunos por ver las cosas, algunas por oír, otros a través de la práctica y así sucesivamente.

A medida que practiques la comunicación frecuente, utilizarás diferentes técnicas. Prueba nuestra estrategia de comunicación Ganar Bien 6 × 3: es repetir la información crítica al menos seis veces a través de tres o más canales.

Por ejemplo, para comunicar un nuevo procedimiento, es posible utilizar el correo electrónico, una reunión de personal y reuniones uno-a-uno para cumplir sus tres canales.

2- ¿Lo puedes decir que con mucha frecuencia?

Hemos trabajado con tantos líderes frustrados que se quejan de que su equipo es insubordinado o no responde. Cuando se les preguntó, sí, comunicaban el problema a su equipo, dicen “sí”.

Estas son algunas de las respuestas que recibimos cuando nos preguntamos, ¿Cuándo fue la última vez que se comunicó el problema?

“El año pasado.”

“En un sitio fuera de aquí el año anterior.”

“Estábamos en el pasillo hace seis meses.”

“En la reunión de personal el mes pasado”.

“En un correo electrónico.”

Si lo has comunicado algo una vez, no se ha dicho. Los gerentes que ganan, se comunican frecuentemente.

3- ¿Puedes comprobar la comprensión?

Una idea rara vez es tan clara para el oyente como lo es para el emisor. Pedir a sus oyentes repetir lo que escucharon, lo que entendieron, y que entienden las consecuencias de ello.

4- ¿Has explicado los “por qué”?

Incluso los informes militares incluyen los motivos y objetivos de las órdenes. A veces, la falta de respuesta de las personas es el resultado de no comprender las consecuencias de su acción u omisión.

5- ¿Está ordenando o invitando?

La invitación es el idioma de la colaboración. No nos referimos a la redacción literal de las palabras (aunque eso puede marcar la diferencia), tanto como la actitud detrás de ellas. La gente sabe que cuando uno se concentra en las relaciones junto a los resultados. ¿Se comunica que eres mejor que los demás y que debe servirle? O es que ¿Invitas a la gente con dignidad mutua a participar contigo?

6- ¿Sabes lo que les importa?

Todo el mundo valora algo. Sí, tus valores que promueven el conflicto con los valores de tu gente, tendrás problemas para ser escuchado.

7- ¿Tienes credibilidad?

Si tú equipo puede decir: “Tú no sabes lo que estás hablando”, y tienen evidencia para respaldar su conclusión, esperar ser ignorado. La credibilidad se construye, no se exige. Si tú no sabes lo que estás haciendo en un determinado ámbito, admítelo y busca a otras personas con la experiencia necesaria para complementar lo que sabes. Cuando tu gente no puede confiar en ti o explayarse ante ti, pero tú insistes en el cumplimiento, tendrás que pelear una batalla cuesta arriba, que no se podrá ganar en el largo plazo.

8- ¿Escuchas?

Sí no escuchas lo que la gente te dice, van a pensar, naturalmente, que no te importa, que van a perder el ánimo y van a dejar de preocuparse. Para saber si está o no está la gente dispuesta a escuchar, pregunta a pocos miembros del equipo para compartir contigo: “¿Hay algo que usted ha estado tratando de decirme que yo no he escuchado simplemente?” Cállate y escucha. Dales las gracias por compartir y responder a tiempo. Tú no tiene que estar de acuerdo, pero sí es necesario escuchar. Se necesita ambos valores internos de la confianza y la humildad para escuchar de verdad y sin defenderse a sí mismo. Cuando uno escucha fortalece la conexión con su gente y aprender qué áreas de la formación, ejecución y rendición de cuentas necesitan atención.

9- ¿Tú hablas su idioma?

¿Las palabras y conceptos que utilizamos tiene el mismo significado para tu equipo que para ti? ¿Tú compartes números, hechos, historias y demostraciones cuando son necesarios o viceversa?

10- ¿Qué es lo que realmente quieres?

Siempre que tengas problemas de gestión, lo primero que hay que examinar es tu propia motivación. ¿Estás verdaderamente centrado en los resultados y las relaciones o en motivaciones de autoprotección o motivos más bajos? Hay una gran diferencia entre querer lo mejor para el equipo y querer lo mejor para ti.

Entonces, ¿qué es lo que realmente quieres? Si la respuesta es sumisa- “Yo sé lo que es mejor y será mejor que me escuchen” -entonces no siempre vas a tener a un equipo que obtendrá resultados buenos.

Ellos actuarán por miedo cuando tengan que hacerlo y te van a ignorar cuando sientan que es seguro. Cuándo quieres más, para el equipo debes buscar tener éxito juntos, para hacer un impacto, así, estás en tú camino para ganar.

Si se sientes como si nadie te escucha, hazte las siguientes diez preguntas, sé honesto contigo mismo y toma medidas en relación a tus respuestas. Los ejecutivos ganadores y buenos maestros gustan de estos momentos desafiantes de comunicación.

¿Quieres saber más acerca de Winning Well? Puedes ver el libro y descargar los primeros capítulos de forma gratuita haciendo

Es tu turno. ¿Qué haces cuando tu equipo no está escuchando?

Autor del artículo:
KARIN HURT
Published Thursday, Mar. 07, 2016
Traducción: Laura Carvajal

Pasos para enfrentar a los conflictivos

a3ad5e00a54c4eaeab9658950ada6e86 Pasos para enfrentar a los conflictivos

Pasos para enfrentar a los conflictivos

En tu empresa encontrarás trabajadores conflictivos, te he dicho que hay que detectar dónde están. Investigar sobre el por qué hace el conflicto, qué los hace oponerse al cambio. Entre otras situaciones en las que debes posicionarte.

Haz las siguientes preguntas:

¿Por qué se está quejando?

¿Qué hay en eso negativo que lo hace seguir en esa zona?

¿Hay una técnica para hacerle cambiar?

¿En qué momento comienzan a ser difíciles ante los proyectos?

¿Ese comportamiento puede ser útil a la empresa o no?

Después de responder todas las anteriores interrogantes.

Es hora de sentarse a localizar lo necesario para ayudar a cambiar al individuo difícil. Revisa a su equipo e incluso revisate a ti mismo, es posible que también seas el factor de conflicto y allí comience lo negativo de esa persona.

Entonces, cambia tú y comienza a crear una relación diferente. Organiza una reunión con esa persona, para intentar hacer los cambios juntos y sienta apoyo hacia el cambio.

Pregunta cómo se siente ante los cambios en la empresa. Los aspectos positivos y negativos que ha observado. Dale tiempo después de hablar con esa persona y espera encontrar una resolución para el conflictivo.

Las personas necesitan ser escuchadas. Para luego tomar las riendas y ver la vida diferente dentro de los cambios que pasan en la empresa. Sin embargo, si no cambian es mejor leer el anterior artículo.

Dale espacio para absorba el mensaje y lo interiorice. Ocúpate de la gente difícil de tu equipo.

Pueden ser un factor de crecimiento para ti como líder, o sencillamente un aprendizaje de lo que no debes conservar en tu organización.