Mentes maestras

men-1979261_1280-300x200 Mentes maestras

Mentes maestras

Las mentes maestras son empresarios, dueños de negocios, financieros, emprendedores y profesionales, del ramo que sea. En el mercado del producto o servicio que hayan decidido.

Tienen algo en común, es un principio que los hace ser más influyentes en su círculo. Algo que, los coloca en una posición de privilegio, les da una alternativa antes que a otros.

Si, te estás preguntando ¿qué es?

Puedo decirte que es sencillo pero al mismo tiempo, tiene un grado de dificultad.

Todas estas personas que comienzan con una idea de negocio, de proyecto, trabajo o reingeniería en una empresa. Tienen algo en común y es, que se reúnen con personas de mente similar.

Yo no hablo de Coeficiente Intelectual, sencillamente pongo a tu disposición lo que todo buen negociador sabe:

Reunirse con personas que tienen sus mismos intereses. Aquellos que se mueven en su mismo mercado y que hacen negocios o profesión en la misma área.

Tú puedes considerarlos competencia, pero si eres mucho más hábil. Sabrás con el paso del tiempo, que rodearse de las personas con los mismos intereses que tú. Te abre las puertas a un mundo de posibilidades.

Fíjate en la gente que ha tenido éxito. Si, ves a los grandes de la tecnología, se rodean de gente que está es en ese mismo ámbito. Un panadero se reúne con la gente que hace pan.

Un constructor con los que hacen reformas, construyen edificios o carreteras. No se va a sentar en un congreso de gastroenterólogos.

¿Si ves a qué me refiero?

La gente de mente similar, tiene la tendencia a crear lo que Napoleón Hill llamaba, en su libro“Piense y hágase rico”, las mentes maestras.

Que no era más que un grupo de personas con ideas en un mismo sector. Pero que se integraban para llegar a consolidar sus opiniones en verdaderos negocios rentables y en consejos altamente recomendables. Y todo, al alcance del público que estaban buscando, sin embargo, mucha gente deja de escuchar.

Si yo hago coches ¿Con quién debo reunirme para hacer prototipos accesibles al mercado de la clase trabajadora?

¿Con Ferrari o con Mazda? Esto es sentarse a pensar, en mi mercado, en mis costos, en mi competencia, en la mejora de mi producto o servicio.

Los profesionales deben reunirse con gente que los lleve a ser mejores, nada puedes hacer si tu grupo de mentes maestras.

Se va de copas al bar más veces de las que se reúnen para discutir un proyecto. Ideas razonables para el mejoramiento de un proyecto, departamento o incluso del liderazgo en los equipos de trabajo.

Una situación que hay que dejar clara, es que no podemos permitirnos. Que nadie nos robe lo más preciado que tenemos, tanto empresarios como profesionales, nuestro tiempo, ése vale oro en cada segundo.

¿Qué debo hacer?

Si tú de verdad, no estás dispuesto a ser el mejor en lo que haces, no busques fórmulas mágicas. Si esas personas con las que te reúnes a buscar consejo no te dicen nada nuevo, parece que será fácil dejarles ir.

O no tienen nada que ver en tu campo de acción o donde piensas desarrollarte. Estás desperdiciando los minutos y horas más importantes de tu existencia.

Busca gente con mente similar a la tuya, si te gusta vender busca mentes maestras vendedoras. Si te gustan las leyes, busca mentes maestras en el área jurídica y aprende de ellos, abogados, jueces entre otros.

Haces cupcakes o te gusta la pastelería, busca mentes maestras en la repostería. Quieres construir, busca mentes maestras que construyan. Te gustan las finanzas, busca mentes maestras en el campo financiero.

Si te gusta la tecnología, busca mentes maestras que te enseñen ser el mejor en un área especifica. Te gusta cocinar, busca mentes maestras que hayan hecho sabores inigualables y aprende.

Aprende, adquiere conocimientos que te lleven a la cima del éxito y nunca pares de aprender. Las mentes similares están al alcance de tu mano, puedes encontrarlos en tu entorno.

Puedes invertir en conocer cómo han hecho otros para llegar a donde están hoy.

Créeme que leer sobre sus vidas, aprender de vídeos en internet sobre lo que otros han hecho en el área que te gusta, en audios. Invertir tu dinero en adquirir conocimientos en una charla, conferencia, seminario vale todo lo que pongas en ello.

Hazlo, ve, busca y pon en práctica lo que aprendas. Y vuelve a reunirte con personas de mente similar.

Compartir experiencias de fracasos y los más rotundos éxitos, dejarán un legado de ti al mundo.

“Sin duda, la debilidad más común de todos los seres humanos es la costumbre de abrir sus mentes a la influencia negativa de otras personas.”

Napoleón Hill