Marca personal no es igual a profesional

1a7c3378e2a0afb3ca671222ba246588 Marca personal no es igual a profesional

Marca personal no es igual a profesional

Me he encontrado con un artículo que es una joya, de esas que brillan por sí solas. Pero que solo algunos pocos saben apreciar, por la delicadeza de sus trazos firmes para presentarse ante al público. Xavi Roca Torruella, nos deja saber: Gestionar tu marca personal, NO es lo más importante.
Cuando he leído esto, sentí que no era incomprendida. Y que quizás mi percepción sobre el tema marca personal no estaba errado.
A ver, voy a esclarecer un poco lo que quiero decir.
Primero, nos hemos sentido invadidos y eso lo he hablado con otra cantidad de profesionales. Amigos y conocidos, por personas que se presentan en las redes sociales como “influencers” de marca personal.
Segundo, cuando nos implicamos en conectar o saber más del trabajo de estas personas. No encuentras nada interesante o que agregue valor a su marca. Es decir, no hay conocimientos sobre el tema que dicen tocar.
Te lo demuestran cada vez que dejan un comentario o cuando ves un TimeLine (línea del tiempo Twitter). Lleno de artículos de otros que ni siquiera tiene que ver con la presentación que hacen de sí mismos.
Tercero, este el punto más dramático. Si intentas conectar con estas personas para temas profesionales. Haces una cita vía web o personal, lo anticipas pues nosotros solemos llevar una agenda. Esta gente es tan descarada que te dicen que vayas a su agenda virtual de “XYX programa en internet” para que coloques tu cita, con el día y la hora.
Y esto a través de…
El programita te envía tres emails de aviso de esa convocatoria. Incluyendo uno el día antes y otro casi 6 horas antes del encuentro.
Yo, muy particularmente, reviso mi agenda cada domingo a final de la tarde y el lunes por la mañana. No uso ese “XYX programa en internet” para simular que tengo presencia con mi marca personal. NO.
Yo ubico mi agenda, con fecha y hora, estoy al pendiente de mis obligaciones, porque mi tiempo es importante. Pero el tiempo de mis colegas u otros profesionales para mí es incalculable su valor, por eso lo respeto hasta rayar la admiración.
Sin embargo, estos“marqueteros personales”, se dan la bomba de hacerte pasar por todo el show de su agenda virtual.
Y cuando les estás esperando en la cita, les envías mensajes para saber si ha pasado algo extraordinario. Y te contestan que están con un cliente. Luego te dicen, 45 minutos después, me conecto y hablamos.
Y finalmente, te envían un email diciendo: “Yo estaba esperando por ti, pero como no te comunicaste en toda la semana, pensé que ibas a hacer otra cosa o que algo te había pasado”.
Yo no respondo a esas estupideces. Porque yo tengo otras cosas que hacer, no pasarme la vida escribiéndole mensajes cuando su agenda virtual le avisa igual que a mí que tiene un compromiso.

Otro ejemplo para morirse

Son aquellos que te dicen que saben de un tema y cuando comienzas a hablar con ellos no saben de lo que estás hablando.
Me topé con alguien que decía conocer lo que es la gestión a través de Lean Manufacturing. Yo con todo el entusiasmo del mundo, le empecé a preguntar sobre su opinión acerca del Kaizén y cómo empresas tan grandes que lo han aplicado han comenzado a ver una mejora en su productividad. Me dijo, que no le gustaba como este científico había desmejorado a otras empresas. Yo, me quedé con cara de Póker no, lo siguiente.
Entre otras personalidades variopintas, te encuentras a los charlatanes de internet. Paso a explicarme, una personas que en todas las redes sociales te dicen que son profesionales en esto o aquello otro.  Y cuando indagas sobre su valor profesional, no tienen nada detrás de sí.
No han escrito ni un artículo interesante, pero dicen que saben de redes sociales sin tener un blog. La práctica te lleva a conocer y reconocer tu audiencia según tus conocimientos y como los compartes.  Se hacen llamar formadores de líderes y jamás han hecho un taller, un curso, una charla, una conferencia o siquiera dar clases en una universidad.
Están los que hablan y hablan, solo se afilian a ciertos organismos, partidos políticos y lo mal que algunos lo están pasando. Para lucrarse en impartir conocimientos que además no son sus vivencias en práctica sino sólo teoría o posiblemente despojadas a otros profesionales.

Marca personal no es igual a profesional

En fin, que la marca personal NO lo es todo, los conocimientos verdaderos son necesarios. Así como la escala de valores personales y profesionales que te llevan a ser un verdadero líder en tu área profesional.
A los que nos apoyamos día a día, compartimos conocimientos. Invertimos en aprender y estamos luchando por desarrollar líderes que se posicionan en nuestro entorno. Nos gusta la gente que desdobla su marca con un alto grado de profesionalidad en el constante aprender y dar sapiencias. No sólo en crear un nombre, carente de contenido.