Maldito paro

Si tuviera que contar las veces que  he escuchado aquí (España), cómo la gente se queja del desempleo o denominado paro, no podría contabilizar ni siquiera un mínimo establecido.

 Así mismo en otros países, con índices más bajos de desempleo, pero con el mismo tema: No hay trabajo.

En un estudio de las estadísticas del INE, del año 2011, mostraba que la tasa de paro o desempleo en España, llegaba a casi los 5 millones de personas.

Aunque los parados que buscaban empleo activamente sólo era un 20%, del cual un 12% eran inmigrantes. No sé, si tú sacas cuentas como yo, que veo mucho más fácil los números que muchas palabras, ¿Ves algo raro en estas cifras?

Si sólo el 20% estaba en búsqueda activa de trabajo para ese momento, ¿qué hacía el 80% restante?

 Un amigo que trabaja en hostelería me comentó para ese momento: “La gran mayoría de la gente que trabaja en oficios como estos, en el área turística, no tienen contrato, porque a los dueños de negocio no les gusta pagar mil euros, que probablemente serán 30% para Seguridad Social y 70% para el trabajador, pudiendo ofrecer ese 70% como el 100% del salario a devengar y punto.”

Esta situación es un secreto a voces, tonto el empresario que termina multado por incumplir la contratación, porque finalmente la crisis también trae corrupción.

Después de ver estos dos sistemas, los parados activos en busca de empleo y los que trabajan en situación irregular. Nos quedamos con un amplio universo de personas que se alimentan de excusas y limitaciones.

Dos ejemplos, un chico que conozco, que trabaja en una rama específica y que sólo puede hacerlo cada 8 meses, porque su empresa para por 4 meses, él y su novia que no trabaja en nada ni lo ha hecho antes ni durante la crisis y que está facultada para hacerlo.

El chico no trabaja; pero peor, cobra el paro. No hay mentalidad de ahorro ni de previsión para tiempos no tan buenos, eso sí, la compañía que contrata al chico lo hace cada año puntualmente.

Un ejemplo más, una amiga de un buen amigo, le ofrecen trabajo, le piden que se presente a la entrevista. Ella va, le explican cómo es el puesto de trabajo y en las funciones a la chica no le gusta algo que debe hacer, y es simplemente insistir con enviar algunas cartas de invitación, llamar para hacer seguimiento de clientes y viajar.

La empresa le dijo, que ellos cubrían todo, pero que era necesario poder viajar en fechas claramente establecidas y que era parte de sus actividades. La chica dijo que esto para ella era un problema si no le avisaban mínimo con un mes de anticipación, tampoco molestaría mucho a los clientes con el seguimiento porque ella no vendía, ni era vendedora y que las invitaciones se las hicieran para sólo enviarlas.

Yo, solo pregunté a mi amigo: ¿Quería ella la comida tipo papilla para no masticar?

Basta del paro, claro que sí. Aunque con gente con esta mentalidad ese paro va en aumento. Esta crisis es para demostrar quiénes son los mejores y donde están los verdaderos profesionales, emprendedores y empresarios. Tú te has preguntado alguna vez, ¿qué estás dispuesto a hacer para tener un empleo o tienes muchas exigencias para el empleador?

Todos hablan de crisis aquí y allá, pero el español promedio se gasta una media de 200 euros al mes en el bar, entre cañas y picoteo, ¿no me crees? Comienza a sacar cuentas y verás.

Es nuestro deber, hacer un rediseño integral de enfoque de profesión, porque del paro no se sale con una oferta de empleo, hoja de vida y entrevista de trabajo; ahora te exigen y tienes que dar habilidades, destrezas y conocimientos.

Eres bueno o del promedio, ¿qué soluciones aportas?

Genera cambios, busca la transformación de tu entorno o área de especialización profesional que los necesita, hay más de lo que crees para hacer pero debes ser un factor de progreso constante.

Deja de hacer lo que hace todo el mundo, pon tu nota de distinción en lo que realizas.

Ahora se busca a los profesionales que aportan a la empresas soluciones y lo demuestran.

Necesitamos personas como tú, pero con ilusión, sueños y ganas de ponerlos en marcha.

Las empresas quieren que tú demuestres cuán innovador puedes ser.

Tú ayúdate a llegar donde quieres, las redes sociales tienen muchas maneras de hacerlo.

Salir del maldito paro, también es tu decisión y se hace con el 80% de tu voluntad.

Comparte en ...facebook Maldito parogoogle Maldito parotwitter Maldito parolinkedin Maldito paropinterest Maldito paro