qtq80-k5yp8l-300x200 Líderes sin liderazgo

Líderes sin liderazgo

Los líderes sin liderazgo están en muchas organizaciones. Para ellos existen compromisos organizacionales que llevan implícitos en un ascenso o en el nuevo puesto de trabajo.

Cuando es posible para muchas personas, celebrar lo que el trabajo duro les ha llevado a lograr. Quizás el favoritismo de otros le ha dado ventaja o ir haciendo favores y convertirse en un servil mediocre para ser tomado en cuenta.

En fin, que hoy quiero tocar el tema de los líderes de empresas. Realmente no saben nada de liderazgo y que en la medida de lo posible necesitan un cambio de percepción en su vida.

Desde su cargo o su nuevo ascenso, para entender que ser director, gerente o supervisor. No es un título que dice que eres mejor que el resto del mundo.

O que te confundas pensando que tienes derecho a ser grosero, faltar el respeto a tu equipo de trabajo. Llegar tarde y hacer estupideces como el famoso “Boss” en aquella serie inglesa tan bien lograda y realizada, “The Office”. Que luego fue versionada por los estadounidenses.

Hoy quiero que mires conmigo, o mejor, que aprendamos juntos lo que es un líder sin liderazgo. Puesto que aquellos ciudadanos, que están ejerciendo como líderes.

En un puesto de trabajo donde deben dirigir a otros para lograr objetivos y meta. Que hagan crecer a la organización a la cual pertenecen, deben comprender que estarán siempre bajo aprendizaje.

Vamos a hacerlo desde la falta de liderazgo, que lo podríamos denominar, como el deterioro de un departamento a causa de un ser humano, que no tiene ni idea de dirigir equipos.

Comencemos por esta pequeña lista, si, tú estás entre los nuevos supervisores. Trata de no olvidar esto, para que no tengas que caer en la red de los que inmediatamente comienzan a ejercer su puesto. Y terminan sin entender los compromisos organizacionales que están dentro de su nuevo cargo en la empresa:

Dirección

Dirigir es el arte de llevar a cabo pequeñas hazañas y convertirlos en grandes logros, dando directrices claras, escuchando las opiniones del equipo, tomando en cuenta sus pros y contras para llegar a un acuerdo satisfactorio entre todas las partes.

No significa que ahora, como eres “jefe”, tendrás a tu disposición el tiempo. La vida privada de otros y que tengas que usar un látigo para que obedezcan tus órdenes. 

Primero que nada, debes entender, que a estas alturas, la mejor dirección tiene una base sólida en el ejemplo que das, en el respeto que das y en el trabajo que haces.

Control

Esto no significa que eres el “sabelotodo” o el “mejor lo hago yo”, se entiende, como una acción que ejerces para saber, qué se hizo, qué es importante y qué es urgente en las actividades de todo el equipo para cumplir con los objetivos y metas propuestos. Si no eres capaz de hacerlo, créeme tú y el caos, se pueden dar la mano desde ya.

Trabajo en equipo, significa que vas a escuchar, escuchar y escuchar las ideas, opiniones de TRABAJO (no chismes o cotilleos), resultados innovadores e incluso apoyar y trabajar de la mano con tu gente.

Si, esos seres humanos, que están en tu nueva oficina, que están en la mejor disposición de conocer lo que haces bien y lo que no, demuestra que eres capaz de unificar ideas, de aportar las tuyas y que estás dispuesto a escuchar para aplicar las que ellos tienen.

Respeto y empatía

El respeto, es la base más sólida de cualquier relación, incluso esa que tienes contigo mismo, aprende a respetarte y a dar respeto a los demás. Decir buenos días, abre puertas.

Saber canalizar emociones

Te ayuda a ser una persona más receptiva y con diferentes puntos de vista, que te ayudarán también a realizar nuevas estrategias de trabajo. Aprender, que a tu equipo se le celebra y se le retribuye en público cada buena acción, significa dar reconocimiento.

Comprender

¡Jamás! Se le grita, se discrepa, se humilla, doblega, sojuzga, tiraniza o reclama en público; puesto que está será la muerte más lenta que tú tendrás como líder. Podrás tener mucho cargo en la escala ejecutiva pero jamás liderazgo.

Dar el ejemplo

Es el acontecimiento y acción más importante en tu puesto de liderazgo ¿sabes por qué?

Porque, no puedes pedir que otro haga sin que tu hayas hecho primero. ¿Cómo te atreves a pedir que lleguen puntuales, cuando tú te retrasas siempre?

Sentido de correspondencia

Lo que digo lo hago. Nunca puedes hablar por hablar, porque tus acciones hablan más fuerte que tus palabras. Y debes tener mentalizado, que siempre van a recordar aquello que hiciste, no tan bueno en alguna oportunidad.

Motivación

Piensas que tienes que tener un grupo de personas aplaudiendo cada logro o una grabación que te diga cada mañana a ti y a tu equipo de trabajo que “si se puede”. No hay nada más equivocado que eso.

La motivación parte de tu responsabilidad como líder, cuando reconoces el trabajo de tu gente. Cuando les indicas todas sus buenas acciones y lo mejor que saben hacer en su faena.

Motivación es dar apoyo cuando ellos se creen perdidos, es ser el ejemplo cuando parece que todo es un caos. También, demostrar que juntos pueden lograr grandes hazañas.

Con esta pequeña lista de cosas, por supuesto, puede ser más extensa, tendrás mucho para reflexionar y tomar en cuenta en tu nuevo puesto de trabajo.

El liderazgo es mucho más allá del título escrito en la puerta, es una condición que nos hace mejores personas en las vidas de otros. Es crear armonía. Tener la capacidad de que la gente trabaje de la mano contigo y no en tu contra.

Es optimizar procesos, continuar ganando día a día objetivos y acelerar las condiciones para triunfar a final de año, por haber logrado las metas.

Te he hablado de los líderes sin liderazgo y te he dicho cómo se debe hacer para que funcione. Seguro te sentirás identificado o quizás hay personas que conoces que son así. Porque en la actualidad ejercen este tipo de cargo.

Comencemos por entender desde su punto vista. Luego pensemos en nosotros y el futuro, ¿Es posible ser un líder con liderazgo?

Yo creo que sí, pero hay que trabajarlo, no es fácil aunque no imposible.

 

“El reto del liderazgo es ser fuerte, pero no grosero; ser amable, pero no débil; ser atrevido, pero no abusador; ser considerado, pero no perezoso; ser humilde, pero no tímido; ser orgulloso, pero no soberbio; tener humor, pero sin insensatez”.

Jim Rohn

Comparte en ...facebook Líderes sin liderazgogoogle Líderes sin liderazgotwitter Líderes sin liderazgolinkedin Líderes sin liderazgopinterest Líderes sin liderazgo