Liderazgo con inteligencia emocional

idea-2009484_1280-300x206 Liderazgo con inteligencia emocional

Liderazgo con inteligencia emocional

Muchas personas me han preguntado ¿qué es inteligencia emocional? O me han pedido resuelva el acertijo en su cabeza. ¿Qué tiene que ver el liderazgo con la inteligencia emocional?

También, me han dejado claro que no entienden cómo los términos liderazgo y emoción pueden ir de la mano.

Se acostumbraron a coincidir o, a encontrar en sus vidas profesionales. Al típico “jefe” sin conocimientos de liderazgo que no entiende de inteligencia emocional o manejo de las emociones.

Y no se trata de controlar tus emociones, como típico villano de película, fingiendo una sonrisa ante una mentira, ¡no!

Definitivamente, es mucho más, pues se trata de encontrar un equilibrio entre tu nivel de liderazgo personal y el profesional.

La primera emoción que debemos reconocer como líderes de nuestra vida, es el miedo. Reconociendo que sólo es un juego de la mente. Que se encarga de inhibir nuestra conducta.

Colocando delante de nosotros fotografías del pasado para protegerse y que le servirán, para defenderse.

Ejemplos de esto:

Una mala relación laboral con un supervisor o un compañero de trabajo, una relación sentimental que terminó mal, la pérdida de un ser querido, el fracaso en un negocio, idea o concepto innovador, etc.

Debemos transformar el miedo y desplazar este de nuestras vidas. Sacar a ese enemigo común que nos hace poner limitaciones y excusas a nuestros sueños.

Pensar ¿Qué crees que está en tu mano que te ayude a conseguir tus metas?

Reflexionar sobre esa pregunta, te ayudará a encontrar los enemigos del gigante que invade tus propósitos y no te deja culminar.

Es ahora cuando debemos empezar a reconocer todos. La importancia en nuestro liderazgo personal. Ese que tienen las emociones, los sentimientos y todo aquello que conmociona nuestras vidas.

Pues hacen parte fundamental, del liderazgo profesional. Sobre todo a la hora de manejar equipos de trabajo.

El capital humano, tiene derecho a coexistir en las organizaciones con líderes. Dispuestos a ayudar de forma totalmente confidencial a sus trabajadores.

También, reconocer que en las organizaciones existen líderes sin liderazgo. Esos que necesitan urgentemente capacitación empresarial, de inteligencia emocional y liderazgo.

Para des-aprender, aprender y reforzar nuevas herramientas en el área. Aquella que les toca dirigir. Así como también para gestionar con más eficacia y eficiencia, sus equipos de trabajo.

Debemos conocer nuestras necesidades, para crear el sistema que nos permita satisfacerlas. Dentro de lo emocional, iremos comprendiendo el liderazgo.

Con inteligencia emocional eres capaz de emocionar, comprometer, crear conciencia.

Adaptar valores, impregnar sentido de pertenencia, ilusionar y despertar la creatividad en un equipo de trabajo que se pudo haber sentido perdido en algún momento.

Siempre y cuando, su líder se inicie e interés por conocer y reconocer su propia inteligencia emocional. Para trabajar en ella, desarrollarla y ponerla en práctica día a día.

Creando así el ambiente necesario para los resultados grandiosos que espera la empresa.

6 pautas para iniciar a los líderes en el descubrimiento de la inteligencia emocional:

1.- No renuncies a tu personalidad, moldea tu carácter: Inicia conscientemente cambios de perspectiva. Pues se trata de modificar las reacciones de manera inteligente. No dejar de sentirlas.

2.- Empieza queriendo: Busca tu meta personal y profesional. Luego haz una lista y de allí ubica los 3 primeros objetivos que debes cumplir. Para llegar a donde te propones.

3.- Respeta tus emociones y las de otros: Es necesario entenderte, para luego entender a otros. Por ese motivo, piensa cómo te sentirías tú antes de actuar en consecuencia sobre otro ser humano.

4.- Sé claro: Para expresar tus emociones e ideas. Siempre busca la forma de hacer llegar lo que verdaderamente sientes. Sin herir, habla claro y si puedes ofrecer una solución, mucho mejor.

5.- Dedícate a des-aprender: ¡Si! Rompe paradigmas, los mismos que te han llevado a una vida profesional y personal estática. Quizás sin mucho éxito. Entender que cada día podemos aprender algo cada persona. Es importante para mejorar en todos los aspectos.

6.- Encuentra tu clave personal para el liderazgo: Existen diferentes tipos de líderes. Pues va intrínseco a su personalidad. Sin embargo, es tu tarea buscar la mejor forma de demostrar tu inteligencia emocional cuando tienes el rol de líder.

“Los líderes no surgen de la nada. Deben ser desarrollados: educados de tal manera que adquieran las cualidades del liderazgo.”

 Warren Bennis