El compromiso de un líder

icon-1623888_1280-300x300 El compromiso de un líder

El compromiso de un líder

En la actualidad, la palabra compromiso se ha convertido en un estándar para hablar sobre un sentido figurado de la responsabilidad.

Pero dejando de lado, su significado e impacto en nuestro entorno social. Que lo ha descubierto como una manera, de decir y no hacer lo que se dice. Generalmente cubriendo ésta carencia de hecho, con una mentira vulgarmente disfrazada.

Compromiso, genera obligación en razón de la palabra dada.

El compromiso es un valor humano positivo, que nos hace referencia a una promesa. La misma que demuestra una declaración de principios subliminal. En el momento que tomamos la palabra para realizar el acto de comprometernos.

Es un acuerdo no escrito, un trato lleno de honor y de ética

Un líder que adquiere la disciplina de cumplir los compromisos que obtiene. Es una persona respetada y admirada por aquellos que hacen parte de su equipo de trabajo. De su núcleo familiar y del círculo de amistades al que pertenece.

El compromiso de un líder nace de crear y mantener una determinada conducta ante otros, al cumplir y hacer todo lo que dice. 

Es conveniente ordenar y organizar, ser ejemplo. Demostrar ser capaz y las capacidades, ser eficaz, eficiente y efectivo. Exigirse y experimentar los cambios para luego ayudar al equipo de trabajo a superarse. A cambiar, a creer, a realizar y a comprometerse.

Podemos entenderlo mejor, en palabras de Peter Drucker:

“No se trata de una personalidad magnética, eso puede ser sólo facilidad de palabra. Tampoco de hacer amigos o influir sobre las personas, eso es adulación. El liderazgo es lograr que las miradas apunten más alto, que la actuación de la gente alcance el estándar de su potencial y que la construcción de personalidades supere sus limitaciones personales”

En ese rumbo, ésta el liderazgo que demuestra compromiso. Que es perseverante ante cualquier decisión tomada, planificación y control de objetivos.

En la Gestión de Capital Humano actual, debemos centrarnos en la idoneidad de nuestros líderes empresariales. Para demostrar su aptitud hacia el compromiso.

Despertando el valor organizacional más destacado de una compañía o persona, la coherencia. Es decir, hacer lo que se dice y dar el ejemplo.

“Es necesario que haya uno o varios principios y aun, en caso de existir uno sólo, que éste sea inmóvil e inmutable.” Aristóteles.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.