project-1287781_1920

Cómo lograr tu crecimiento personal

pretty-girl-in-wildflowers-811746_1920-200x300 Cómo lograr tu crecimiento personal

Alguna vez te has preguntado, cómo lograr tu crecimiento personal. Cuando estamos buscando en nosotros lo que debemos cambiar. Uno de los temas es el crecimiento personal, pero, cómo lograrlo. ¿Qué debemos hacer?

Lo más importante es saber que, cuando tu haces cambios para mejorar tu mundo, estás en una perfecta posición para cambiar el mundo de los que te rodean.

Normalmente, encontramos fuentes de inspiración para comenzar los cambios en nuestra vida. En autores, conferencistas o personas que nos muestran a través de su experiencia personal. Los cambios trascendentales que hicieron en busca del crecimiento personal.

Cuando yo decido cambiar, lo hago por mí y por la importancia que va tener en mi vida. El famoso Zig Ziglar, hacía a las personas que iban a pedirle ayuda, 8 preguntas.

Estas 8 preguntas le darían las respuestas a estas personas, que estaban en la búsqueda del inicio de ese cambio. Y mejor aún, le daban la semilla necesaria para comenzar a sembrar el verdadero liderazgo.

Lo importante es, sentarse en medio de la calma, respirar profundo y hacer el compromiso contigo mismo de responder sinceramente.

Las 8 preguntas claves de Zig Ziglar:

El desarrollo personal es necesario para reafirmarnos a nosotros mismos. También, nos ayuda a crecer internamente y a comprender qué podemos lograr. Por esta razón a Ziglar, le gustaba hacer estas preguntas para comprobar en qué punto estaba la persona. Y descubrir, hacia donde quería y estaba a dispuesto a ir.

1 Piénsalo muy bien y con detalle ¿Actualmente eres feliz?

Es necesario trabajar y pensar en esto detenidamente. Tu vida actual te hace feliz o consideras la opción de que eres tú quien debe hacerse feliz. Aunque parezca un poco fuera de lo común, ser feliz no es el camino al éxito. No suele llegar con la persona amada o con un ascenso en tu trabajo.

La felicidad viene de ti, de lo que amas hacer y ver cada día. La felicidad viene de aquello que disfrutas mirar y admirar. Lo que sientes como positivo para ti, puede ser, disfrutar de la música, leer un buen libro, aprender una receta nueva de cocina, aprender una nueva actividad, etc.

A mí me gusta viajar, leer y hacer otras actividades que me entretienen como escribir. Puedo pasar el día escribiendo o leyendo, así me siento feliz. También la compañía de amigos y familiares que disfrutas, tener la oportunidad de volver a verles. Pero sobre todo, mirarte al espejo cada mañana y sentir la felicidad de estar vivo.

Ser feliz viene de dentro de ti, viene de estar bien contigo y tu entorno, de tu actitud mental positiva. Pero sobre todo, de la forma cómo disfrutes esos momentos positivos, solo o acompañado. Da igual cómo, lo importante es que lo sientas parte de ti, desde adentro hacia afuera. No necesitas de una persona, de una sustancia, de dinero, ni de cosas materiales para hacerte feliz. La felicidad está en tu corazón. (frase de mi niña de tres años)

2 ¿Tienes buena salud?

La vida pasa tan rápido que ni siquiera nos detenemos a ver, y a dar gracias por estar sanos. No vemos lo maravilloso de estar completos, tener un cuerpo que nos permite movernos y hacer diferentes actividades.

Pensamos en todo lo malo o lo que debemos tener para que nuestra vida sea como lo idealizamos. Y, no nos paramos a pensar en lo afortunado que somos estando en salud. Si tuviéramos la delicadeza de pensar al menos 5 minutos, en aquellos que están pasando momentos desagradables a causa de una enfermedad.

O, esas otras personas, que están rogando un milagro para que alguien a quien aman pueda recuperar su salud. Llegamos a pensar que todo es eterno y todo lo merecemos. Si tienes buena salud y tus seres queridos gozan de ella, deberías sentirte afortunado y salir hoy a celebrar la vida.

3 ¿Eres una persona razonablemente próspera?

En esta pregunta, es preciso que reflexiones sobre tu vida profesional actual. Si tienes un trabajo acorde a tu profesión y amas lo que haces, debes sentirte dichoso. Pocas personas logran trabajar en aquello que les gusta, por diferentes razones y paradigmas en sus vidas.

En cambio, si solo tienes un trabajo, y, éste te permite pagar tu necesidades y las de tu familia. Esto es un motivo de regocijo, después del quiebre económico vivido hace unos años y del cual el mundo se recupera lentamente, mucha gente ni siquiera tiene la posibilidad de trabajar.

Si además, de tener trabajo, tienes algunos ahorros, puedes permitirte unas pequeñas vacaciones con tu familia y comer diariamente. Debes pensar en valorar más esas pequeñas cosas que te permiten poder hacerlo. Eso es prosperidad y la tienes presente en tu vida.

4 ¿Tienes seguridad?

Si te sientes seguro de ti mismo y de tu forma de hablar y comportarte delante de otras personas. Esto te abrirá las puertas en tu vida profesional y personal. En algún momento, pudiste pasar por una situación difícil o diferente, y la seguridad en ti te ayudó a salir adelante.

La seguridad es empoderarte día tras día, es desarrollar la confianza en ti mismo y dar equilibrio a tu ser interior. Todo esto hace parte de tu autoestima y auto-confianza.

5 ¿Tienes amigos?

Si estás entre las personas que al menos tiene un amigo, una persona que ha estado contigo en situaciones muy difíciles, difíciles, buenas y excelentes. Considérate bendecido por el amigo que tienes a tu lado.

Has fomentado excelentes relaciones personales con tus amigos, eres una persona dichosa. Las amistades pueden enaltecerte y elevarte en los momentos no tan buenos. Contar con tus amigos es un beneficio que hace tu vida más favorecedora.

6 ¿Tienes paz mental?

Cómo lograr tu crecimiento personal con paz mental, te estarás preguntando ahora. Pero, si eres de las pocas personas que existen en el mundo, que aún pueden acostarse por la noche y dormir tanto como quieran. Debes considerarte entre las personas afortunadas.

Bien sea, por deudas, una vida diferente o llena de problemas, mucha gente no llega a tener paz mental y por tanto, no pueden lograr su desarrollo personal.

7 ¿Tienes buenas relaciones familiares?

Las relaciones familiares son parte de tu crecimiento personal, son necesarias para entender mejor quién eres. Si puedes tener buenas relaciones con tus padres o hijos, eso es muy importante para sentirte mejor, o más aliviado en un área de tu vida personal.

Dicha área, es necesaria para potenciar todo lo que quieres hacer. Cada ser humano tiene un motivo, para lograr objetivos. Y cuando eres apoyado por tu familia o por lo menos están allí para escucharte y entenderte en las situaciones complicadas. Entonces, pueden contener y dar mucho apoyo, lo cual te coloca entre las personas privilegiadas.

8 ¿Tienes esperanzas?

Al tener esperanza, tienes la oportunidad de comenzar desde cero, ahora mismo. Y eso, es lo más importante, entender que las cosas cambian, son cíclicas. Si mantienes un mínimo de esperanza, esto te mantendrá en el camino con ganas de hacer los cambios necesarios para lograr tu crecimiento personal.

Puedes comenzar desde donde estás ahora, en este momento y en el lugar en el que te encuentres fisicamente. Es una decisión tuya, pasar desde el punto A hasta el B. Dar el primer paso y mantenerte firme hasta llegar a la meta. Es tu lucha particular y el trabajo para hacerlo debe salir de ti. Por esto, es importante tener la esperanza de que las cosas pueden cambiar, tú lo puedes hacer.

life-2048978_1280-300x200 Cómo lograr tu crecimiento personal
Desarrollo personal y cómo lograr tu crecimiento personal

Al responder estas preguntas, no importa cuántas han sido negativas o positivas. Lo importante, es que puedes comenzar desde donde estás. La decisión es solo tuya y lograr tu crecimiento personal será el mejor trabajo de tu vida.

Con acción podrás obtener todo, sin ella no habrá nada, simplemente un futuro incierto. Tener buenas ideas, intenciones y ganas es necesario para iniciar un camino. Sin embargo, lo verdaderamente importante es ponerte en acción, en movimiento, para lograr lo que quieres.

A partir de ahora, debes comenzar a buscar las soluciones de tus circunstancias actuales. Tienes justo frente a ti, las herramientas necesarias, el momento que esperabas llegó y ahora solo tienes que comenzar a trabajar en ello.

Poniendo especial cuidado en nuestras relaciones personales, el liderazgo, nuestra salud, la felicidad, la paz mental, nuestra seguridad, prosperidad y por sobre todas las cosas, en mantener la esperanza. Nuestra fe suele ser un motor muy importante para el logro de nuestras metas personales y profesionales.

project-1287781_1920

No quiero trabajar

sleeping-980620_1280-300x200 No quiero trabajar

No quiero trabajar, es la frase que ves en su cara, si, en la de esa persona que te lo dirá con otras palabras. Te ha tocado trabajar con personas que te dicen lo siguiente: Esa no es una de mis funciones.

O alguien que te haya dicho: No me pagan por hacer eso. Sabías que esta es una de las excusas más populares en las empresas. Pero la perla del 99% de los casos, sólo llegan a hacer que el jefe se irrite. Sin embargo, pueden alcanzar el objetivo que sus compañeros los vean como un rebelde.

En el artículo anterior hablé del trabajador saboteador. Ahora te presento a la madre de las excusas y su amigo, el trabajador perezoso. Este personaje tiene un objetivo, y, es simplemente hacer que los demás miembros del equipo sigan en la idea de no hacer más de lo que le piden.

Trabajando en diferentes empresas me encontré con algunos de estos personajes. Lo insólito, es que en España fue donde más encontré a estos fenómenos. Gente que, faltaban pocos minutos para terminar la hora de su jornada y no atendían una llamada.

Personas a las que les pedías un tarea o función que hacer y te saltaban con sus bien aprendidas palabras: No me pagan por hacer eso. Yo quedaba paralizada ante tal descaro, aunque, no por su desparpajo, sino, por la situación que se vivía en el 2012 allí. Más de 4 millones de personas en el paro, desempleados todos en España.

Y para mi era asombroso que había personas que dijeran tan olímpicamente esas frases. Cuando todos estábamos buscándonos la vida y apechugando con lo que fuera, para seguir trabajando.

Historias de gente que no quiere trabajar

Yo conté hace mucho tiempo, la historia de una chica a la que por esa época le ofrecieron trabajo. Como asistente, y ella condicionaba con lo siguiente: No voy a estar llamando personas para vender, no voy a viajar, no voy a salir de mi provincia, empiezo a las 10 y termino a 14:00. El horario de tarde no me conviene.

Aquellas exigencias como si el trabajo de ella era leer el ADN de un delfín, o crear masa atómica, descubrir la cura para una enfermedad o que se yo. La verdad es que me sentí indignada de escucharla. Yo pensé que ella exigía mucho para lo poco que se le pedía y el sueldo que ganaría.

Así mismo, en una entrevista de trabajo, nos seleccionaron a varias mujeres y nos pusieron una prueba de un test para saber si sabíamos trabajar en equipo. Cuando terminaron de dar la explicación para todas las asistentes a este lugar. Una chica preguntó, con cara agria y desencajada: Por qué hacen esto, nos preguntan que si vamos a la luna y la empresa vende zapatos?

No quiero trabajar

Yo no sé si estás personas no logran entender que, la única forma de encontrar trabajo, no es con mala cara. No es decidiendo tú cómo se desarrollará el puesto de trabajo. No es poniendo excusas, que lo vas a encontrar o que te van a dar un ascenso.

Al contrario, debes dar lo mejor de ti, poner en tu cara una sonrisa y ser agradable. Educado, cortés y hasta diplomático. Que si eres perezoso, lo mejor que debes hacer es buscar un trabajo donde se requiere a alguien como tú. Con tus mismas aspiraciones y donde se acepten tus hermosas excusas. Y así de una vez, te quitas esa cara que dice: No quiero trabajar.

project-1287781_1920

Motivación para estudiar

student-849825_1280-300x200 Motivación para estudiar
Motivación para estudiar

Motivación para estudiar necesitamos todos. No, hoy no voy a decirte que vayas a la universidad. Hoy vengo a darte caña, de la buena. Te mereces una dosis disruptiva ¡ya!

En todas las ocasiones que he trabajado con emprendedores o profesionales, el tema del estudio los agita fuertemente y no son los más prestos a escuchar la palabra estudiar.

Pues, casi todos piensan que es una etapa superada. Pocas son las ganas de volver a las noches en vela estudiando o a los textos complicados. La más difícil se pone cuando se trata del aprendizaje para su puesto de trabajo, pues algunos se niegan a asistir a la formación que brinda la empresa.

¡No puede ser, tenemos que venir el sábado!
¡Ay, qué deprimente!
¡Vaya manera de empezar un fin de semana!
¡Me puedo perder mucha diversión!

Sí, tienes toda la razón.

Sin embargo, te invito a ver las filas de la oficina de empleo, las cifras del desempleo o incluso la desesperada búsqueda de trabajo de mucho profesionales que se negaron en su día y momento a formarse.

Todo bajo la tutela de la empresa donde un día estuvieron. Anda que no tuve yo, gente pidiéndome acelerar una formación o inconformes por quedarse dos horas más por una semana. Para completar cursos pagados por las empresas.

Y no es por nada, pero ¿no crees que necesitas una buena agitada?

Esto no es el mal de algunos. Por el contrario tiene mucho que ver con procrastinar y esa flojera inmensa que te invade cuando debes salir a hacer las cosas. Es una situación alarmante sobre todo en nuevos recursos humanos para las organizaciones.

Es una lucha voraz entre lo arcaico, lo nuevo y la innovación. No puedes quedarte atrás, sin pensar en tus posibilidades y qué puedes poner a prueba en este nuevo reto de aprender.

¿No crees que es el momento de pasar a la acción?

Es hora de mostrar al mundo tu talento, solo que no te pido que vayas a la universidad de regreso. Ahora, puedes buscar formación, conocimientos y estar enterado de todo de una manera muy fácil y eficiente.

Lo tienes todo al alcance de tus manos. Puedes aprender desde donde quieras. solo que hay un problema y es tu decisión, determinación y disciplina.

Piensas que ha llegado tu momento, el que esperabas. Si ese, ¿De comerse el mundo ya?
Piensa en todo lo que te has perdido por no haberlo hecho, pero piénsalo rápido que luego entramos en área las lamentaciones.

Ahora piensa en todo lo que te vas a perder si no pones en marcha esa re-invención, estudiar.

Qué vas a obtener, te dejó una lista de preguntas responde según tu caso particular:

¿Libertad?
¿Independencia financiera?
¿Más tiempo para ti?
¿Más tiempo con los tuyos?
¿La satisfacción ilimitada de hacer lo que te gusta cada día?
¿Y de ser reconocido en tu sector por tu buen trabajo?
¿La oportunidad de crear tus propios sueños y no los de otros?
¿La posibilidad de trabajar desde dónde, cómo y cuándo quieras?
¿Relaciones profesionales y humanas muy enriquecedoras con las personas que tú escojas?

¿Te imaginas una vida así?

En Potencia líderes queremos que sueñes, pero que te prepares para cumplir tus metas. Debes motivarte desde el inicio a vivir tu propia experiencia de vida, en lo personal y en lo profesional.

Para ello, deberás prevenir, organizar y disponer tu tiempo, que será lo más valioso con lo que vas a contar a partir del momento que te decidas.

Inicia por tener buenos hábitos que te lleven a progresar en la vida, eso es parte de tu disciplina, de un horario, de caminar una paso pequeño cada día. Piensa en ello y planifica cómo estudiar. Reinicia tu motivación cada mañana.

¡Deja de soñar despierta y trabaja para lograr el objetivo!

project-1287781_1920

Recargar tu motivación

life-2048978_1280-300x200 Recargar tu motivación

Recargar tu motivación

Recargar tu motivación es necesario, tenemos que hacerlo diariamente, nada de dejarlo para dentro de 6 meses o el próximo año. Estoes como bañarse todos los días, bien lo decía Dale Carnegie.

El liderazgo y la motivación son factores claves para un emprendedor. Emprender es una carrera de fondo. De eso no hay duda.

En el duro camino del emprendedor, te vas a encontrar con situaciones que posiblemente te harán perder la fe.

Querrás abandonar tu proyecto y no volver  desde lo abandonaste. Seguro, la presión de la situación en muchos casos no ver los resultados inmediatos, pueden hacerte tambalea. Sin embargo, aunque las cosas no vayan tan bien como esperabas, debes seguir motivado y encendiendo incluso, tu propia llama.

Si ya has dado el paso, sabrás que hay días de  días. Momentos en los que dudas de todo, otros en los que te quieres derrochar lo que no tienes, seguidos de enfados, decepciones, desencantos y esa voz interior que va dándote lecciones que no quieres.

Lo bueno de todo esto es que hay gente capacitada, que aprendió a colaborar y compartir para crear proyectos o hacerlos realidad. Esto significa que, están dispuestos a darte una mano y mostrarte el camino, al mejor estilo de un mentor.

Cuando emprendes, lo haces por razones que son muy importantes para ti, entre ellas, que viste una necesidad en el mercado o, que, tú quieres crear una.

Lo importante es mantenerse motivado para seguir adelante y con un excelente liderazgo reforzado con conocimientos. No solo del área de tu proyecto sino también de la gestión del talento humano y relaciones personales.

Conozco un conferencista que ha comenzado a liderar una campaña llamada: Made México Chingón again.

Afortunadamente,  con un mensaje positivo, auténtico y efectivo para emprendedores por una razón poderosa, superar una creencia negativa y sacar adelante a su hermoso país, México.

Todo esto a través de  mostrar a todos aquellos que regresen a su país y que están en él, que pueden caerse y te levantarse.

Y triunfar cuando perseveras

Hoy quiero compartir este proyecto que será de mucha relevancia para los mexicanos emprendedores.

Y, para todos aquellos que quieran participar y dar su apoyo.

Iniciativas como estas hacen a los líderes transformadores lo que son y muestran el camino a las nuevas generaciones, con base en la recarga de la motivación necesaria para salir adelante. Y así mostrar su garra de campeones.

Yo espero de todo corazón, este proyecto tenga el éxito que merece.

Y pueda ser replicado en otros países de la hermosa América Latina.

project-1287781_1920

El tiempo vuela

El tiempo vuela y no se detiene, ni para ti, ni para mí. Llegó el mes de febrero. Este año comenzó a ser muy movido.

Sólo quiero decirte que a partir de hoy comienzan los mejores 10 años de tu vida. ¡Este es el momento! ¿De qué?

De iniciar lo que prometiste.

¿En qué parte de tu liderazgo personal estás?

Tiempo bendito. El que me aceleras. Ése que vuela. Te encuentras sumergido en reuniones, informes, comidas, cenas y mil compromisos.

O, en sofá echado mirando la tele, jugando en la videoconsola. Mirando tu móvil hasta que te salga joroba o muriéndote del asco con tus amigos.

Yo creo, que no te has dado cuenta que la vida se está moviendo.

Si quieres empezar por el lanzamiento de tu negocio o proyecto. ¿Qué estás esperando? ¿Estás a mitad de camino?

Me puedes decir o responderte a ti mismo ¿Qué estás haciendo?

Sabías que no estás a salvo, hacer un MBA, no quiere decir que vas a tener trabajo seguro.

Estamos en el punto máximo de la economía disruptiva y tú tienes que saberlo.

Hacer un MBA era de inicios del 2000 y hoy, estamos en el 2017. ¿Entiendes que esos viejos paradigmas no se usan ahora?

Internet pide que cambies lo que haces, es ahora o nunca. Los cambios vienen mínimo una vez al mes.

No estamos acostumbrados a esto porque nos enseñaron que era cada medio año.

Estamos en una etapa de la historia donde no existe un trabajo para toda la vida. Esa promesa está muerta y enterrada.

El liderazgo necesita que compartas las alternativas y te muevas al ritmo de internet.

Un líder necesita que su equipo de trabajo vaya al compás de la tecnología y la actualidad empresarial.

A esto súmale que se busca innovar, renovar y mantenerse en el mercado. El liderazgo necesita que tú te arrepientas de haber perdido la oportunidad de acceder a toda la información que necesitas. Para sentar las bases de tu cambio, revolución  y desarrollo profesional.

Cuando te arrepientas, debes, comienza a trabajar en ello.

Emprende un canal de comunicación personal con tu equipo, tu empresa y tu gente.

¡Vamos es tu momento!

Tú historia es de superación. Ha sido intercalada entre cómo desarrollar tu negocio  a cómo ser un buen profesional. Desplazaste tu proyecto por mucho tiempo. Hoy, es el momento para iniciar. ¡Hazlo!