Liderazgo en manos feminazis

 men-1979261_1280-300x200 Liderazgo en manos feminazisLiderazgo en manos feminazis, la actual tendencia al hablar de liderazgo en femenino. Es comenzar por criticar a las mujeres que han hecho una lucha decidida por sus derechos.

No importa el ámbito en el cual te encuentres. Puedes estar en una empresa, en una charla informal con mujeres y hombres, en la escuela o la universidad.

La verdad es el tratamiento del tema, pues este pasa a ser un contenido de derechos iguales a situaciones donde las mismas mujeres son machistas y odian a quienes quieren sus retribuciones en conformidad.

En todo caso, yo hablo de la igualdad de género en las empresas, los salarios, el tratamiento de las mujeres en los mismos cargos que puede tener un hombre.

En países como los EEUU, Canadá, España, Francia o Japón, vemos desigualdad absoluta en los cargos de responsabilidad y confianza empresariales. Es mínima la cantidad de mujeres en altos cargos, mientras que vemos una mayoría de hombres.

En esto incluyo el respeto por hacer las mismas tareas. Las mujeres pasan de ser un ente en la empresa, mientras que los hombres se llevan el respeto de sus compañeros.

En muchas ocasiones las mujeres deben recurrir  a ser más frías, duras, calculadoras e insensibles a los ojos de su personal a cargo. Para que no sean tomadas como personas a las cuales se puede pasar por alto su liderazgo o autoridad del puesto.

La lucha por los derechos de la mujer ha encontrado fervientes obstáculos dentro de la misma comunidad femenina. Tanto así, que, se han dividido a las mujeres en su lucha por la igualdad de género, en feministas y feminazis.

Según los criterios de algunas personas, las feminazis son mujeres que odian a los hombres heterosexuales. Las feministas son mujeres que quieren derechos.

Esta confrontación de caracteres y odio hacia la mujer, lo podemos encontrar latente en internet. Hombres, sobre todo muy jóvenes alentando al odio, repudio y maltrato de las mujeres que luchan por sus derechos. No importando si son de una categoría o de la otra, para ellos cualquier mujer que reclame sus derechos es considerada una feminazi.

Pero no solo los jóvenes, podemos encontrar gran cantidad de hombres, vulnerando con expresiones terribles el simple hecho de ver que una mujer intenta reivindicar lo que a ella le corresponde.

En cuanto a las mujeres, vemos un ejemplo clarísimo en los puestos de poder, como una mujer puede destruir a otra sin importarle nada, las consecuencias, los estragos y el hecho de compartir género.

En los puestos de liderazgo hay un peligro latente entre el público femenino. No tardarán las envidias e intenciones malsanas en aparecer.

¿Por qué las mujeres buscan destruir el liderazgo más que los hombres?

Entendemos y partimos de la base, que las mujeres y los hombres no son iguales. Ni física, ni biológicamente. Debemos mantener claros esa idea.

La verdadera lucha del liderazgo femenino, se plantea en los derechos sociales y sobre todo del trabajo. También en las responsabilidades del hogar y la crianza de los hijos.

La única forma de entender lo que sucede entre las mujeres y el fomentar constantemente el odio entre ellas, es simple. Las mujeres vivieron y viven oprimidas, según su cultura, país y religión.

Tres factores que las lleva a ingerir diariamente sus propias dosis de machismo. Elemento del cual hacen gala durante toda su vida o al menos, hasta que reciban educación sobre este tema y decidan cambiar.

En los países de América latina y en España, es común ver mujeres que dicen luchar por sus derechos, pero que en su casa fomentan el machismo, con acciones cotidianas que pasan de:

Servir el plato más lleno de comida al hombre de la casa y a sus hijos raciones mínimas, aunque los chicos sean adolescentes. Servir en la esa al hombre primero y después a las mujeres.

Evitar que los hijos varones laven sus propios platos o hagan el esfuerzo en los hogares más pudientes de meterlo en el lavavajillas. Lavarle la ropa. O, “deje que su hermana le lava”.

En la empresa, si hay una mujer que tiene posibilidades de ascenso, es casi seguro, que otra le saboteará el trabajo. Ni hablar de la forma de hablar las unas contra las otras.

En los puestos de liderazgo es necesario que más mujeres puedan llegar a ellos. Sin embargo, es necesario que haya un fuerte compromiso de cambio. Las mujeres debemos comenzar por respetar los derechos por los cuales han luchado tantas otras.

Para iniciar un proceso de cambio y progreso en nuestras vidas.

El liderazgo es una decisión personal

Es querer cambiar desde adentro para que una nueva persona salga a brillar y dar lo mejor de sí. Se logra en base a la transformación del individuo.

El desarrollo personal, crecimiento de la confianza en sí mismo y su autoestima.

La valoración del propio ser y el amor

Esos son los requisitos principales de un líder.

Y luego, vendrá la verdadera transformación al liderazgo. Debe ser crear nuevas formas de comunicarse, de trabajar en equipo, planificarse, cumplir tareas y objetivos.

Exponer metas e ideas, así mismo, aceptar las de otros y llevarlas a su consecución de ser necesario. Desarrollar líderes de su cargo y su liderazgo, tomando en cuenta todos los ámbitos de la vida de esa persona.

El liderazgo femenino debe estar lleno de gracia, comprensión y entendimiento de una mujer. Su fortaleza y su decisión a tocar a otros, para cambiar sus vidas a mejor.

Esa manera de pasar de un extremo a otro, lo negativo a positivo; debería ser usada para llevar a otros a lograr grandes cosas.

Pero sobre todo, a ser firmes en cuanto a respetar lo que somos, mujeres. Esas mismas que tenemos la capacidad de dar vida.

Olvidemos de una vez, todo el odio, trabajando desde el amor al prójimo.

El respeto a los demás y en base a crear un liderazgo en femenino. Dejemos de ver y creer en divisiones insensatas, ni feminazis, ni feministas, todas somos mujeres.

Queremos igualdad en los derechos, el mismo salario y la protección que reciben los hombres. Al poner el liderazgo en manos femeninas podremos probar que somos capaces de dar igual o mejores resultados.

Descubriendo al líder

Descubriendo al líder, cada día complementando tareas diarias para mejorar, en lo personal y profesional.

Después de un parón, de un año, verdaderamente incómodo.

Decidí seguir adelante con mis proyectos profesionales en este 2016, a pesar de las circunstancias, de la mala energía, maldad y el odio de terceros. Lástima por ellos que pierden su tiempo, dedicando esto a mí.

De cualquier forma, yo saldré fortalecida y con un aprendizaje sobre las relaciones humanas, que normalmente son excelentes hasta que encuentras en tu vida gente descaradamente enferma y tóxica.

Descubriendo al líder

Lo duro es aprender, que estas personas no son así ellos solos, sino que traen un conjunto de ejemplares que los acompañan para hacer de las suyas. A mí, me parece que mientras más daño quiere hacer a los demás, ellos más se hunden en sus propias miserias.

Se regodean como puercos en su propio excremento y pretenden ponerlo en tu zapato, para que al hacer tu camino, vayas dejando la estela de un olor desagradable, propio de lo nauseabundo de sus acciones desalmadas. Interesante entender que allí siguen, buscando culpables, cuando ellos día a día cavan su propio pozo de mentiras, manipulación y cobardía. Que le vaya bien, para que a mí me vaya mejor, le digo.

Desde el año 2013, me encuentro batallando con un personaje malo, muy malo. El 2014, fue tratando de hacerme añicos y en el 2015 se ensañó. Por eso hablo de personas tóxicas, no es igual hablar de emociones, críticas, choques entre colegas, roces familiares, malos entendidos con amigos, situaciones con la pareja, los hijos, etc.

Que hablar de personas envenenadas en cuerpo y alma. Eso es diferente. Podemos descubrir nuestras fortalezas y añadir nuestros valores positivos. Sin embargo, hay gente que ni lo uno ni lo otro, de ellos hay que huir, correr sin parar y no mirar atrás.

Descubrir cómo mejorar tu liderazgo personal

En el tema de hoy, tocaré las personas que están a nuestro alrededor, que son mentalmente sanas y de las cuales hay cosas que no nos gustan, como también tienen aquellos elementos que admiramos, pero estas personas no son tóxicas, eso es importante tenerlo en cuenta para realizar la actividad.

Entre las tareas diarias (sigo, para no perderme del tema), que estoy realizando, tengo un programa que estoy estudiando e implementando por mí misma.

Yo quiero probar su eficacia, para mejorarlo e incorporar algunas acciones a mi programa de liderazgo, que estoy realizando para todos ustedes.

c6f5ea79378512d1fded46f6a618178e Descubriendo al líder

Entre estas tareas encontré cuatro y son las siguientes:

Buscar un lugar tranquilo, relajado y tener tiempo para hacerlo. Tener a la mano lápiz y papel para empezar a dar respuesta a las siguientes preguntas;

¿Qué cinco frases o cosas positivas dicen las personas de ti?

¿Qué cinco frases o cosas positivas dices tú de las personas a quienes tienes confianza?

¿Cuáles son las cinco cosas que más te molestan de otros?

¿Cuáles son las cinco cosas que a otras personas les molesta de ti?

Este es un ejercicio para sincerarte contigo mismo, por eso necesitas tiempo y espacio para ti. Contestar estas cuatro preguntas hará una diferencia a partir del momento que lo hagas.

Luego de contestarlas, viene una segunda ronda de preguntas, que te llevarán a descubrir tu liderazgo personal aún más.

Debes tomar tu tiempo y espacio, si puedes hacerlo solo, mucho mejor. Tú podrás dar rienda suelta a tus emociones y a lo que sientas en ese momento.

Responde las siguientes:

– Basándote en las respuestas de la pregunta sobre los otros y tú. Usa cuatro de las cinco cosas para contestar ¿Qué prefieres que los otros digan de ti?

– Tomando en cuenta lo que respondiste a la pregunta de las cosas que te molestan de otros. Usa cuatro de las cinco ¿Qué es lo que más te molesta de los demás?

– Y por último, esta pregunta es una clave fundamental para el desarrollo y mejor rendimiento de tu liderazgo, tu autoconfianza y autoestima.

Según lo que has contestado de frases o cosas positivas que dices de los demás.

Toma cuatro de tus argumentos anteriores

Responde lo siguiente ¿Cuál es el mejor cumplido que puedes decir a las personas que tienes confianza?

Puedes observar que este ejercicio, te llevará a un profundo descubrimiento de ti mismo.

Acéptalo y trabaja en mejorar, corregir e incluir estrategias positivas para sobrellevar tu hallazgo.

Recuerda, que eres tú el dueño absoluto y total de lo que piensas, eres y crees. Por tanto, eres el principal responsable de incrementar tu liderazgo o descubrir el líder que está dentro de ti.

La energía del liderazgo

03ec43c35d8b4b968f18e28373fa2a7f La energía del liderazgo

La energía del liderazgo

La energía del liderazgo ha estado presente en todas las conferencias que he visto y he estado como público. He tenido la oportunidad de sentir como emanan una energía vibrante los conferencistas.

Recuerdo, dos días de conferencias, sin parar más de diez mil personas en un mismo lugar. Y una mañana, justo a las once, todo el mundo de pie y bailando.

Sin necesidad de estimulantes, ni alcohol, ni ninguna otra cosa. Solo nosotros, disfrutando de todo lo que estuvimos viviendo y aprendiendo.

La energía del liderazgo cuando se esparce, revitaliza, contagia y libera las mejores emociones. Y lo más importante hace que las personas demuestran una actitud positiva increíble.

¿De dónde logran sacar los conferencistas esta energía?

Todo se basa en la autoconfianza y la autoestima de esa persona, del poder de transmitir su actitud mental positiva a los otros que lo escuchan y le ven. Eso, conectado a una historia que sea real y que toque el corazón de los asistentes, podrá llevarte a superar miedos, límites y romper con creencias arraigadas en nuestra mente.

Las mismas creencias que nos paralizan, que nos llenan de miedo y nos hacen cerrar toda oportunidad de cambio en nuestras vidas. Por eso, la energía del liderazgo es tan importante para los equipos de trabajo.

Es bien sabido que empleados de empresas, mejoran sus resultados y rendimiento como equipo, cuando la empresa inicia un plan de incentivos, reconocimientos y afirmaciones basados en el buen trabajo de los miembros.

El reconocimiento del líder

El reconocimiento lleva a las personas a mejorar de forma inmediata, a buscar resultados para lograr que vean lo bueno que él o ella es capaz de hacer.

Sólo se consigue a través de un líder capacitado para canalizar la energía del liderazgo de tal manera, que los empleados se sientan emocionados cada vez que ese líder está con ellos.

Lo que a su vez, les lleva a trabajar con más actitud y energía positiva, buscando resultados increíbles. Parece sacado de fábula, como los gestos, las palabras y la energía de una persona, pueden sacar lo mejor de otras.

Hace muchos años, yo trabajé en una compañía donde el encargado nacional era mi jefe. Este señor no tenía una actitud positiva, al contrario, era fatalista y un negado de esos, de primeros puestos, aquel de: yo llevo la bandera.

Su jefe, el vicepresidente internacional de la empresa, era un líder nato.

La gente de ventas se movilizaba a vender como nunca, cuando sabían que ese señor llegaría al país donde estábamos nosotros.

Por cosas del destino, la oficina principal de la empresa estaba en otro país y este líder vivía allá. Así pues, cuando se anunciaba que este señor venía, las ventas se disparaban y todo el mundo comenzaba a vender como si no hubiera mañana.

Y sabes qué, no era por miedo o por ganar más dinero que la gente de ventas lo hacía.

Había algo detrás, mucho más impresionante.

Un día, hablando con algunos compañeros, ellos me dijeron, “tú la última vez que el señor “X” vino, no lo viste porque estuvimos con él en formación.  Ya verás cuando lo conozcas, te va impactar, él es de los mejores.”

Yo revisé todos los resultados de ventas, en los meses de visita de este señor y yo pregunté si había incentivos cuando él venía. Y generalmente no los había, sólo en contadas ocasiones y ciertos concursos nacionales que se hacían. Pero, nada más.

El día que lo vi, el señor “X” venía con mi jefe. Y me preguntó, al mismo tiempo que extendía su mano: ¿Usted es Laura? Yo contesté sí y le di la mano. Inmediatamente me dijo: “Gracias Laura usted es una campeona. Gracias por ayudarnos a resolver los inconvenientes antes de mi llegada. Quiero decirle que su trabajo con los reportes de ventas es magnífico, usted tiene la garra y la fortaleza de una campeona.”

Yo me quedé, con la mirada perdida en su cara, porque además, todo esto me lo dijo mirándome a los ojos y  con una sonrisa tan amplia, al mismo tiempo que sincera.

Y yo pensando: “me llamo campeona, a mí, que no me dan ni las gracias.”

Él entró y todos los vendedores fueron pasando uno por uno a la oficina. Y esto no era porque él tenía una reunión con cada uno, no.

Sencillamente, la gente se apostó en una fila, a esperar que él les diera permiso para pasar. Y esa fila era solo para saludarlo.

Él los saludaba a todos y cada uno. Se levantaba a recibirlos en la puerta y los llevaba a su escritorio, al terminar les acompañaba para despedirse y les abría la puerta.

El vicepresidente internacional. ¡¡AHHH!! Pues sí, ése era el líder.

El equipo de ventas se volvía loco, cuando este señor anunciaba su llegada y créeme, las ventas incrementaron.

El aprecio sincero que mostraba

La forma de saludar cada mañana a todos, su sonrisa, energía y sobre todo el respeto hacia los otros.

Todo ese conjunto, hacia la energía de su liderazgo y lo transmitía a todo el mundo.

Cuando yo dejé de trabajar con esta empresa. Al único que extrañaba de allí y al que sigo admirando hoy en día, es al señor “X”. En la actualidad es el presidente de la empresa. Un hombre al que admiré y admiro.

La energía de su liderazgo

Su liderazgo es absolutamente cautivador y su energía altamente contagiosa. La energía del liderazgo es necesaria y debe ser sobre todo auténtica.

La energía positiva, la actitud y el reconocimiento pueden lograr movilizar a las personas, mucho más que el dinero. No lo olvides.

Visualizar tu liderazgo

e7667ba987a6421b8cc94f41f1a7e6d0 Visualizar tu liderazgo

Visualizar tu liderazgo

Visualizar tu liderazgo viene incluido en el tema de crear tu vida profesional, sin olvidar la vida personal. Improvisar no ayuda, por tanto debes comenzar a prever y planificar.

El 97% de la gente no planifica y no entienden que es necesario anticipar para ser previsivo. Planificar requiere de una preparación mucho más grande de lo que crees.

Esto no tiene nada que ver con el libro“El secreto”, tiene que ver con ser mejor persona, profesional y ser humano.

[ctt template=”7″ link=”h18Ns” via=”yes” ][/ctt]Eliges el camino que tú siempre has soñado.

Y te debe llevar a lograr una serie de resoluciones, que tienen que convertirse en tareas para ser realizadas y así completar objetivos que te lleven a lograr tu meta.

Para planificar tienes que elegir.

¿Qué eliges aquello que es fácil o eliges trabajar por lo que quieres?

¿Qué aspiras y qué esperas de la vida?

¿Conoces tus valores y principios? ¿Conoces cómo puedes ser el mejor administrador de tu vida?

El liderazgo personal es necesario para crecer en todos los ámbitos de tu vida.

Comienza a trabajar en tus pequeñas acciones, que puedan dar valor a tus objetivos y meta final. Si tú haces pequeñas acciones indefinidamente, tendrás un cúmulo numeroso de movimientos que te llevarán tarde o temprano a destacar y te llevarán al éxito.

Recuerda que tener éxito, no es tener suerte. Mucha gente al ver a otros que tiene éxito en sus empresas, trabajo, familia, pareja.

Piensan que tienen suerte. Pero no se paran a mirar, que esos que tuvieron éxito, lo hicieron ellos día tras día, en cada elección que hicieron, en cada decisión que tomaron.

Cuando eligieron ser mejores, luchar contra los malos hábitos y hacer de su vida, un camino extraordinario en busca del éxito.

No te responsabilices por las personas que no quieren cambiar, simplemente, cambia tú. Si tú tienes la opción de cambiar ¿Por qué no?

Lo único que te puedo decir, es que eres tú quien tiene la elección de tomar una opción. Puedes tomar las riendas de tu vida, de planificar tu futuro y trabajar para que esa planificación sea una realidad.

Tu progreso, viene directamente conectado a tu capacidad de querer vivir plenamente. Trabajar duro por lo que quieres, de identificar las debilidades para hacerlas fortalezas.

Enriquecer tu vida con lo que conoces de ti mismo. Tu futuro eres tú, trabajando hoy por el estilo de vida que quieres.

Comienza a planificar hoy

¿Qué es aquello que está en tu foco? ¿Qué es lo que quieres lograr? ¿Estás haciendo pequeños esfuerzos hoy para llegar donde quieres mañana?

Eres del 3% de personas que ama la vida y la vive.

Eres de aquellos que hacen de su liderazgo un estilo de vivir, tu mejor valor es la familia, amar profundamente a los tuyos, tener éxito. El que sea que tu consideres como éxito, ése es tuyo.

La visualización es un ejercicio diario, el liderazgo también. Algo así como cepillar tus dientes, es un hábito.

Y, sabes, ¿quiénes serán los primeros en celebrarlo contigo? Exacto. La familia. Anticípate a vivir la vida que quieres. Contribuye a tener el mejor liderazgo para ti y para los tuyos. Y por sobre todas las cosas, cree fuertemente en ti. Confía en lo que eres capaz de hacer.

El poder de tu liderazgo

37451bb1e118495b84bf7d08f77fc64f El poder de tu liderazgo

El poder de tu liderazgo

El poder de tu liderazgo y la seguridad de nuestro ser, viene dada por nosotros mismos. Nadie del exterior podrá darte lo que necesitas, si, no puedes reconocer que tienes todo el poder de sanarte a través de tu liderazgo.

Esta semana me invitaron a participar en un estilo de vida, que se llama: vive al 110%.

Un seminario y conferencia, que te dan las herramientas precisas para elegir tu vida en total libertad. Se habló de empresas, emprendedores, empresarios, negocios, networking, estilo de vida, finanzas y trabajo en equipo.

El tema más importante fue el liderazgo. La autoestima del líder y su autoconfianza.

La limpieza que debe hacer en su mente cada día y los hábitos positivos que debe adquirir para siempre.

La vida tiene la autoridad de cambio que tú quieras. No le pertenece al exterior, sin duda está dentro de cada uno de nosotros.

En este lugar estuvimos cerca de quinientas personas. Deseando obtener lo que allí fuimos a encontrar. Solo que, había algunas personas que no estaban dispuestas a cambiar.

Las tres primeras cosas que nos pidieron y las llamaron “las reglas del juego”:

Toma notas

Olvida tus creencias

Participa al 110%

Cada una de las dinámicas propuestas, fueron muy divertidas, energizantes, impresionantes y lúdicas. ¡Qué energía! ¡Qué pasión!

Sin embargo, a mi lado, había una pareja que había llegado con caras muy serias. En una actividad específica, nos pidieron hacer un acercamiento con energía y muy vital.

Nos pidieron hacerlo de manera sincera, sin esperar nada a cambio pero dando cada uno lo mejor de sí.

La señora de esta pareja que comentó, lo hizo conmigo con ganas, yo diría, a medias. Su acompañante, lo primero que hizo fue cruzar los brazos y mirar con cara muy seria (vamos, como si había desayunado limón).

Yo le miré a los ojos y me esquivó la mirada. Tomé la decisión de anteponer mi liderazgo ante su defensa absurda, que realmente invitaba al negativismo puro y simple.

Le dije a este señor: Nadie puede decirnos qué hacer, tampoco cómo hacerlo. Yo solo quería conocer al caballero que tiene a su lado a tan hermosa mujer y que me ha dado la oportunidad de comprender que es una persona muy valiosa. Muchas gracias por venir y estar aquí el día de hoy.

Este hombre me vio con cara de sorpresa. Nunca pensó que mi reacción sería esa. Le sonreí y me fui a seguir buscando personas para realizar la actividad.

En otra actividad, comenzamos a trabajar las fortalezas del ser humano, luego pasamos a encontrar la mejor manera de trabajar con nuestras emociones menos favorecedoras.

Tenían que tocarnos la fibra del liderazgo personal, el niño interior.

Sí, ése niño que juega, se emociona, vibra, ríe con muchas ganas, emana alegría y sabe divertirse. Empezamos a encontrar los métodos de los líderes y el coaching.

Iniciamos un camino hacia nuestra propia niñez, nos divertimos muchísimo. Y de manera inesperada se hizo el silencio en la sala, nos dejaron a la expectativa.

El orador salió a sentarse frente a un niño para darle los consejos que siempre quisimos escuchar y las palabras hermosas que quizás nunca nos dijeron. “¿Sabías que eres la persona más importante de mi vida?

Hoy vine a hablar contigo, para decirte que debes aprender a conocerte, a reírte y a disfrutar de cada momento…”

Esta actividad duró unos 5 minutos, al cabo de los cuales, muchos de los allí presentes lloramos. Porque eran los consejos y las palabras adecuadas.

Cada quien en su propio contexto y realidad actual

La pareja a mi lado se abrazaban y lloraban.

Al terminar la experiencia, este señor con cara de pocos amigos, el mismo que cruzó sus brazos y no quiso hablar ni conmigo ni con nadie. Vino a hablarme mientras recogía mis cosas.

“Yo vengo a pedirle disculpa por ser grosero y tan malhumorado. Muchas gracias por ser gentil con nosotros. ¿Le gustaría tomar un café con nosotros?”

Y yo dije:¡¡Sí!!

Nos sentamos unos 40 minutos, en un café de un lugar bonito que ellos escogieron. Y me hablaron de su experiencia, de por qué vinieron a vivir la experiencia de este evento.

Lo que habían escuchado sobre el liderazgo personal, las herramientas de autoconfianza, las empresas y los equipos de trabajo en las empresas.

Ellos buscaban cómo recuperar su negocio y se fueron con una experiencia diferente, que les hizo cambiar por dentro para estar mejor por fuera.

Hasta hoy, estoy tan feliz de haberles conocido. Escuchar como lo disfrutaron a pesar de las barreras autoimpuestas.

No hay nada como un conferencista y una conferencia bien trabajada para lograr los cambios necesarios en la personas.

Para mostrarnos que el poder lo tenemos nosotros, tenemos derecho al éxito, la felicidad y por sobre todo a descubrir nuestro liderazgo personal.