Qué es el trabajo en equipo

Slider1 Qué es el trabajo en equipo

Qué es el trabajo en equipo

Cuando encontramos el concepto de trabajo en equipo, notamos que se hace hincapié a separarlo de la palabra grupo. Existe una diferencia entre grupo y equipo de trabajo. Individuos trabajando y trabajo en equipo.

En el primero podemos constatar que el grupo de trabajo es un conjunto de personas, que están en un ambiente común, ejerciendo una labor juntas. Sin embargo, no comparten responsabilidades, ni metas, ni objetivos comunes de corto, mediano o largo plazo.

Hablar de trabajo en equipo, nos lleva a visualizar a los profesionales en lo siguiente:

Un conjunto de personas, por lo general pocas, que usan sus habilidades y experiencias.

Se comprometen con una meta y objetivos comunes y se responsabilizan por ello. Usan sus conocimientos individuales para lograr resultados en corto, mediano y largo plazo.

Es importante destacar, que un conjunto de personas que trabajen juntos, no necesariamente son un equipo de trabajo.

Puedo incluir aquí, los siguientes ejemplos: comités, consejos, jurados y grupos de trabajo. En estos casos las personas trabajan en grupos, con intereses particulares, son responsables única y exclusivamente por su propio trabajo y no le importa el resultado de los otros participantes.

Cuando tú estás trabajando en tu propia empresa o en un proyecto, necesitas del compromiso, responsabilidad y habilidades de un equipo de trabajo. Sí, para ayudarte a lograr cosas interesantes, resultados impactantes y lo que te propongas, deberás rodearte de los mejores.

Lo primero que debes hacer es verificar que tienen todos, la misma necesidad por el objetivo en común. Si no es así, crearla y fomentarla para aunar los esfuerzos individuales de cada miembro.

Tú debes encargarte al inicio de tu proyecto o empresa, de explicar cuál es el trabajo que el equipo debe realizar, muéstrale a todos hacia donde van. La meta es importante que sea conocida por todos y eso afianzará el trabajo en equipo.

Hazles saber la razón de la importancia de su trabajo para conseguir los objetivos. Clic para tuitear

Y sobre todo que ellos sepan lo valioso que es su esfuerzo individual. Es importante reconocer lo que hace cada uno de ellos.

El poder del reconocimiento es herramienta clave para el líder, no lo olvides.

Tienes que crear sinergia entre ellos, si, los miembros de tu equipo. ¿Qué es sinergia?  Pues lo que mejor sabemos hacer en esta página POTENCIAR.

Es esa sensación o sentido de fuerza colectiva, que produce confianza en las capacidades del equipo.

Eso de juntos lo podemos todo y más.

Así, logran sentir que juntos pueden hacer frente a los obstáculos, situaciones imprevistas, vicisitudes del camino y realizar la visión que crearon. Si algo tienen los equipos es un sentimiento de respeto mutuo.

Logran así, compartir responsabilidades y tomar iniciativas con las que afrontar retos. Se fomentan oportunidades de desarrollo entre los participantes e impulsan el aprendizaje de nuevas habilidades.

Un equipo de trabajo necesita una relación de comunicación abierta. A eso, se le denomina la democratización de la información. Este es el medio básico para que un equipo funcione.

Cuando existe el ambiente de comunicación y el sentido de pertenencia, se hace presente la relación.

Las relaciones generan compromisos, hace que los miembros de equipo se sientan con la libertad de expresar ideas, opiniones y sentimientos de manera abierta.

La capacidad de escuchar del líder y la de todos los participantes del equipo es la clave fundamental para generar una excelente comunicación.

Cuando somos parte de un equipo de trabajo debemos ser flexibles, pues llegará un punto donde debamos realizar funciones y tareas diferentes. Todas ellas según las necesidades del momento y del proyecto.

La adaptabilidad es necesaria para cubrir otros aspectos referentes al trabajo y a las relaciones que creamos con personas con las cuales pasamos 40 horas a la semana.

El líder será el responsable de fomentar el mantenimiento de la motivación, el liderazgo y el sentido de pertenencia.

Y entre los aspectos importantes, entra, el desarrollo y educación de su equipo de trabajo. Dar conocimientos y obtenerlos debe ser su premisa.

Un líder necesita un equipo preparado para todas las circunstancias posibles, esto nos puede asegurar:

Óptimo rendimiento

Reconocimiento

Motivación

Un equipo de trabajo eficaz lo demuestra con resultados altamente significativos.

En estos casos, el equipo desarrolla métodos eficaces para la toma de decisiones y la resolución de conflictos.

Se dedican todos los miembros a alcanzar los objetivos y resultados esperados.

El reconocimiento eleva al equipo y lo hace ser parte del todo. Reconocer su trabajo y esfuerzo es necesario para crear compromiso. Se debe reconocer que todos los objetivos alcanzados son parte de todos a nivel colectivo.

Trabajo en equipo crea cohesión.

También debe reconocerse el trabajo individual.

Esto genera una sensación de satisfacción y sentimiento de seguridad entre los participantes. Les anima a seguir con sus aportes y a mejorar día a día su relación con el trabajo que se realiza.

Sentirse orgulloso de pertenecer al equipo de trabajo y mantener la ilusión por las tareas realizadas. Es un trabajo continúo del líder para con los integrantes del equipo.

La motivación desarrolla el espíritu de equipo y eleva sus estándares de excelencia.

Si quieres aprender más sobre equipos de trabajo de alto rendimiento, te invito :

Suscríbete y obtén acceso inmediato al contenido exclusivo ¿Quieres vivir el máximo de tus resultados y tus sueños?

Cómo hacer un buen equipo

Los equipos de trabajo necesitan estar coordinados por un líder que reconozca las cualidades de cada persona

¿A qué si?  Pues si, yo quiero un líder que entienda las cualidades de cada uno en el equipo de trabajo.

¿Por qué? Porque cuando encontramos a ese guía original, que nos reconoce. Sabrá exactamente en dónde encajamos, cómo va a delegar tareas y qué rumbo tomaremos para ir todos juntos hacia un mismo lugar.

Ya tenemos bastante de gente que está en una dirección equivocada y que nos hace perder hasta los reflejos

Hay de todo, claro que tomaremos en cuenta quién va a estar a cargo de esos equipos y cómo unificarlos. Cómo enfocar sus perspectivas hacia la meta que necesitamos lograr.

e174ae308a24416bba6f022fbe949851 Cómo hacer un buen equipo

Cómo hacer un buen equipo

Busca las referencias de tu equipo, en qué trabajaron la última vez que tuvieron éxito.

Investiga quién es el factor de resistencia al cambio.

Saca provecho de sus habilidades y cualidades.Dale libertad de creación, de opiniones y escucharlas sinceramente. Puedes sacar muchas buenas ideas para el proyecto y así llevarlo a un mejor logro de los objetivos.

 Compromete al equipo al logro.
Motivación diaria será la clave del éxito.
Reconoce quién puede trabajar bajo presión y quién no.
Cada miembro tendrá un lugar y posición estratégica en este proyecto.
Hazlo de su conocimiento y luego que ya lo tengas definido, reunelos y da las indicaciones de la manera más positiva posible. Destacando las potencialidades por la cual trabajarán esa área.
Recuerda, un buen líder mejora las condiciones de su equipo, por eso logra hacer el mejor.
Si logras crear un equipo de alto rendimiento en tu empresa. No te arrepentirás, pues los resultados llegan a ser extraordinarios y de gran valía para todos. Sin embargo, debes tomar en cuenta que el buen equipo siempre dependerá de un guía y esa es la responsabilidad del líder. Desde el inicio de la planificación estratégica hasta llegar a cumplir la meta planteada.

Pasos para enfrentar a los conflictivos

a3ad5e00a54c4eaeab9658950ada6e86 Pasos para enfrentar a los conflictivos

Pasos para enfrentar a los conflictivos

En tu empresa encontrarás trabajadores conflictivos, te he dicho que hay que detectar dónde están. Investigar sobre el por qué hace el conflicto, qué los hace oponerse al cambio. Entre otras situaciones en las que debes posicionarte.

Haz las siguientes preguntas:

¿Por qué se está quejando?

¿Qué hay en eso negativo que lo hace seguir en esa zona?

¿Hay una técnica para hacerle cambiar?

¿En qué momento comienzan a ser difíciles ante los proyectos?

¿Ese comportamiento puede ser útil a la empresa o no?

Después de responder todas las anteriores interrogantes.

Es hora de sentarse a localizar lo necesario para ayudar a cambiar al individuo difícil. Revisa a su equipo e incluso revisate a ti mismo, es posible que también seas el factor de conflicto y allí comience lo negativo de esa persona.

Entonces, cambia tú y comienza a crear una relación diferente. Organiza una reunión con esa persona, para intentar hacer los cambios juntos y sienta apoyo hacia el cambio.

Pregunta cómo se siente ante los cambios en la empresa. Los aspectos positivos y negativos que ha observado. Dale tiempo después de hablar con esa persona y espera encontrar una resolución para el conflictivo.

Las personas necesitan ser escuchadas. Para luego tomar las riendas y ver la vida diferente dentro de los cambios que pasan en la empresa. Sin embargo, si no cambian es mejor leer el anterior artículo.

Dale espacio para absorba el mensaje y lo interiorice. Ocúpate de la gente difícil de tu equipo.

Pueden ser un factor de crecimiento para ti como líder, o sencillamente un aprendizaje de lo que no debes conservar en tu organización.

Elimina trabajadores conflictivos

c66d8b4e4f744c2bfada914083e0e4fe Elimina trabajadores conflictivos

Elimina trabajadores conflictivos

Elimina trabajadores conflictivos: Son una plaga, ¡elimínalos!

Si, elimina trabajadores conflictivos, pues no traen nada bueno a las empresas, ni convergen con la cultura organizacional. Eso, te lo firmo.

¡Doy fe!

Eso me respondió mi profesor de Relaciones Industriales en la universidad, cuando le pregunté sobre este tema.

Me lo dijo riendo, luego frunció el ceño y me repitió la misma frase. Con cara de pocos amigos; para terminar diciéndome su teoría sobre el malestar que provoca en los equipos de trabajo, un empleado conflictivo.

Me habló de los gravísimos problemas que afronta una organización con alguien así.

Pero no sólo hablamos del área administrativa, también me recordó lo difícil y traicionero de encontrarse ante aquella multitud influenciada por una sola alma que vive, come y se acrecienta en el conflicto.

Sobre todo, cuando hablamos de la mano de obra de una empresa.

Lo más duro es enfrentarse a trabajadores unidos en una misma causa, que han sido manipulados por alguien que solo busca perjudicarles, obteniendo un beneficio para sí.

Sentarse frente al sindicato de obreros, o ante un grupo de ellos sin sindicar, eso es una tarea titánica que requiere del apoyo de al menos uno de ellos, que tenga influencia positiva.

¿Por qué no aguantarlos?

Los trabajadores conflictivos dañan las relaciones de la empresa con sus clientes, a los clientes con el servicio o producto y por ende los resultados de la compañía a final del ejercicio fiscal.

Y eso, créanme que duele, porque pega duro en el bolsillo o en la cuenta bancaria.

La personalidad de los trabajadores conflictivos es digna de admirar, si se dedicaran al teatro.

Pues tienen muy bien estudiado su papel y lo que pueden lograr dependiendo de la escena y la situación del momento.

Que un Oscar, un Goya o un Emmy, se les queda corto como premio ¡eh!

La tarea de todo buen líder es encontrar a esa plaga, distinguirla entre su gente y ubicarla en ese plano geográfico empresarial.

Si trabaja en contabilidad, ya sabemos que lo tenemos allí y debemos entender su capacidad de movimiento e influencia sobre los otros.

Calma y tranquilidad

Mantén la calma, ya lo ubicaste, recuerda que lo tienes en la mira. Busca los antecedentes de conflicto de este espécimen, las razones y lo qué pasó en casos anteriores.

Créeme, allí vas a encontrar información interesante para solventar lo que sucede actualmente.

Habla con su equipo, pregunta con cautela. Ve por la información complementaria que te darán tus clientes sobre el servicio que han recibido. Toma las medidas necesarias, si la gestión continua en una línea difícil y conflictiva, es hora de pedirle que se baje del carro.

No puedes esperar cambios por una eternidad y mientras hacer daño al negocio. Si las personas quieren cambiar lo harán y lo demostrarán.

Tú como líder, debes buscar el factor de conflicto, trabajar en resolver el conflicto.

Ubicar las soluciones, gestionar y controlar la solución, pero si continúa, toca hacer como decía aquel profesor: ¡elimínelos!

Ya vendrán otros más positivos y con ganas de aportar lo mejor que tienen a la empresa.

“Somos criaturas tan tornadizas que acabamos por experimentar los sentimientos que fingimos.”
Benjamin Constant de Rebecque

Fuerza de trabajo productiva

building-1080592_1280-300x199 Fuerza de trabajo productiva

Fuerza de trabajo productiva

Incrementar la fuerza de trabajo productiva requiere gestionar cuidadosamente cada activo de la organización.

Suena complicado ¿a qué sí?

Muchas compañías se desarrollan en sus operaciones y activos de capital  desde la marca hasta el punto de inicio. Crecen tomando previsiones anuales, que se van corrigiendo en medidas de tiempo muy específicas.

La fuerza productiva también puede variar de un país a otro, tenemos que contar con factores como la inmigración y la economía global. Tenemos herramientas de productividad que nos facilitan la vida actualmente. Aunque debemos tomar en cuenta, todos los escenarios posibles para prevenir incidentes.

Fuerza de trabajo productiva

En un artículo anterior,  Gestión del tiempo Hablé de tu tiempo como directivo. Ahora te digo ¿qué pasa con esos lapsos que se esperan sean aprovechados por ti al máximo? Las empresas no quieren invertir tiempo adicional de la organización en reuniones improductivas.

Por tal razón esperan, simplemente, que tú como ejecutivo trabajes con una agenda marcada. Es importante saber, que el tiempo de las compañías se mide en dinero, por tanto no quieren perderlo.

Así que es hora de saber, que tienes que estar bajo las siguientes condiciones:

  • Usa tu agenda.

  • Revisa tu planificación de negocios mensual.

  • Reduce el tiempo de tus presentaciones.

  • Realiza vídeo conferencias con clientes o con tu equipo de trabajo.

  • Corrige sobre la marcha, no dejes pasar los detalles, a largo plazo generan costos elevados.

  • Cuida los detalles con una revisión de costos directos e indirectos de tu equipo de trabajo.

  • Enfócate en una reunión de revisión de estrategias y de rendimiento, una vez a la semana.

  • Selecciona a las personas de tu equipo, de los cuales quieres recibir reportes específicos, deja que el resto siga trabajando.

  • Recuerda que estás acelerando la calidad de tu tiempo, el de tu equipo de trabajo y el de la empresa.