La responsabilidad es un valor humano positivo que no tiene cuestionamientos, sino que viene implícito en el comportamiento de cada uno y bajo la directriz de lo que dicta la conciencia del individuo.

Los líderes poseen valores tan poderosos como éste y al hacer el uso del mismo que corresponde, ante cada uno de sus actos, éste logrará superar pruebas, afianzarse entre sus seguidores y marcar huellas indelebles en el tiempo, que la historia agradecerá.

Cada persona es responsable de sus actos, su acciones están condicionadas a su premisa moral y bajo el estricto escrutinio de su conciencia; dependen de su grado de responsabilidad sus logros, sus alcances y toda prueba que deba tomar en el camino de su vida profesional o personal. Una vez dijo Sir Winston Churchill:

"Valor es lo que se necesita para levantarse y hablar; pero también es lo que se requiere para sentarse y escuchar."

Muchos líderes políticos en la actualidad no han logrado entender, que ellos tienen una responsabilidad que adquirieron en el momento de ser elegidos por el pueblo para ser sus representantes ante el mundo. Hablo de la importancia de comprender que la Soberanía, es del pueblo, radica en él y sólo otro, podrá ejercerla en nombre del mismo que le dió la potestad de hacerlo. Esto significa que el verdadero poder está en esos miles de hombres y mujeres, que están bajo el imperio del Estado que conforman, que fueron responsables de elegir a ese mandatario y que éste a su vez, está subordinado a ellos.

De la misma manera puedo referirme entonces a los líderes empresariales, usted está en un cargo de supervisión, donde va a trabajar en equipo, será responsabe del mismo, será la clave para que pueda funcionar como un TODO eficiente de habilidades, destrezas, conocimientos y ser entes altamente potenciales para la organización.

Dirigir, significa ser responsable de sus actuaciones, ser conscientes de cada uno de los pasos necesarios para cambiar hacia lo necesario, estar dispuestos a ser mejor cada día y mejorar el entorno de otros a través de su desarrollo optimista y valiente. Dirigir es igual a responsabilidad ímplicita, significa dar el ejemplo en todo momento, esa es la realidad de un verdadero líder con valores humanos positivos.

"El precio de la grandeza es la responsabilidad"

Sir Winston Churchill 

Escribir un comentario

Su correo no será publicado


Código de seguridad
Refescar

Boletín de Noticias

Suscríbete y recibe en tu e-mail las actualizaciones de mi blog.

Laura Carvajal

Laura Carvajal
Motivational Speaker

Desarrollo personal y educación organizacional.

Motivación.

Liderazgo transformacional.

Inspirando el emprendimiento profesional.

 

 

Leer más