10 formas de vivir con éxito

10-formas-de-vivir-con-éxito 10 formas de vivir con éxito

10 formas de vivir con éxito

1.- Identifica los factores que te generan bienestar en tu vida profesional y luego en la personal

En estos dos diferentes niveles de tu vida, debes empezar por salir de la aburrida rutina, buscar qué te hace ser más motivado, estar más inspirado y creativo. Necesitas hacer cambios para que todo lo que te propongas en tu meta personal o profesional llegue inmediatamente al ponerte manos a la obra. Una de las cosas más importantes del éxito, es disfrutar del camino que recorras para lograrlo. Tiene que gustarte lo que haces, debes sentirte increíblemente bien haciendo tu trabajo o las actividades diversas de tu entorno personal. Eso será lo satisfactorio, lo agradable, lo que te impulse a seguir día a día.

2.- Toma tiempo para analizar tus motivaciones reales para alcanzar el éxito

¿Cuál es el motivo principal por el que quieres alcanzar el éxito? Esta pregunta necesita de tu particular respuesta, es tuya y de nadie más. La respuesta será la gasolina de tu motor de acción.

3.- Busca satisfacciones en todas las áreas de tu vida

El éxito no es llevar un traje de negocios, un maletín y correr de un lado al otro, se trata de mucho más que eso, pues no está en lo material, está en lo espiritual, en las emociones, en aquello que te genera satisfacción. ¿Qué es lo que te satisface? Una buena charla con tus clientes, escuchar las historias de tus proveedores, ayudar a crecer a tu equipo de trabajo, entrenar a tu personal, etc. Y en tu vida personal ¿Qué te enriquece? La risa de tus hijos, la cara de felicidad de tu pareja, aprender en charlas y conferencias, un buen libro, disfrutar un buen vino o una comida, divertirte con tus amigos, practicar tu deporte favorito. Hay elementos en nuestra vida personal, que son el empuje de la meta deseada.

4.- Lucha en batallas importantes, deja las insignificantes fuera de foco

No te preocupes por lo que no podrás resolver, hacer o iniciar, poco  a poco podrás ir resolviendo cada aspecto de lo que te has propuesto. Pero toma nota de lo que es importante realmente, para resolver de inmediato y luego podrás concentrarte en lo demás.

5.- Toma las riendas de tus problemas

No dejes que otros los resuelvan, ocúpate tú de buscar la solución y aprende con cada etapa. Asume tu responsabilidad y busca soluciones sin agobiarte, al contrario, desarrolla tu creatividad para lograrlo.

6.- Manifiesta tus emociones

Reconoce que eres feliz, que estás alegre, o quizás puedes estar triste, desanimado, entonces podrás tomar las acciones necesarias para disfrutar o remediar lo que vives. Somos seres humanos y nuestras emociones son importantes.

7.- Debes terminar lo que empiezas

No dejes tus proyectos por la mitad, termínalos a pesar de todo y de todos.

8.- Revisa todos los aspectos positivos y negativos de la meta que te propones

Es importante que los tengas en cuenta, para saber cómo trabajar con ellos, mejorarlos, afianzarlos, cultivarlos o contrarrestarlos. Disfruta de conocerlos y también de buscar ayuda de gente con éxito, que han recorrido un camino parecido al tuyo.

9.- Analiza tu estilo de vida y de trabajo

Busca en cada uno de ellos, qué debes mejorar o cambiar, es importante para ti, que encuentres lo que hace más positivo el alcance de la meta que te propones.

10.- Elige tu nivel de acción

Sí, tú puedes elegirlo. El nivel de acción, es simplemente cuánto estás dispuesto a hacer diariamente, semanal o mensualmente para lograr tu meta. Lo harás de forma rápida, moderada o lenta. Es tu decisión, te pertenece y sólo tú le moverás o le dejarás en la inacción.

Tienes un decálogo para iniciar, ahora queda bajo tu plena responsabilidad continuar o no, el camino al éxito.